Sobre AM
Noticias

05 de marzo de 2021

Tren de alta velocidad en Gran Bretaña detiene su servicio porque había un gato en el techo

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La línea de trenes tiene retrasos ocasionales por otras causas, pero esta es la primera vez que ocurre una circunstancia de este tipo.

El martes 2 de marzo por la noche, los operadores del tren en la estación de London Euston tuvieron que detener el viaje que se dirigía hacia Manchester, justo antes de partir.

El retraso se ocasionó debido a la presencia de un travieso gatito que fue avistado en la parte superior de un vagón media hora antes de la salida del tren.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

El felino no solo se negó a moverse, sino que permaneció en su lugar por al menos dos horas y media. Por fortuna, la rápida reacción del personal a cargo del tren Avanti consiguió que los pasajeros pudieran continuar su viaje con un ligero retraso.

Los viajeros fueron trasladados a otra nave de reemplazo. El tren donde se encontraba el gato fue puesto fuera de servicio.

El personal encargado de la estación, después de reubicar a los pasajeros, se quedó intentando convencer al felino de que bajara del techo, pues estaba cerca de las líneas de 25.000 voltios.

Cargando...

Publicidad

Tras dos horas y media de lucha de poder entre el felino y los empleados, el animal se dispuso a bajarse usando una plataforma que se estacionó al lado del vagón.

El gato no parecía exaltado cuando bajó del tren. De hecho, se notaba tranquilo y como si tuviera otros lugares donde estar.

Aún no se sabe cómo llegó hasta ese lugar, pues no es algo que suceda habitualmente. De hecho, el personal acostumbra lidiar con pájaros, pero nunca con gatos.

Cargando...

Publicidad

"Afortunadamente, la curiosidad no mató a este gato y nos alegra que haya evitado gastar una de sus nueve vidas", dijo Joe Hendry, gerente de la estación de Euston. 

Los gatos suelen ser escurridizos y es posible que el felino en el techo del tren se haya extraviado de su casa, como le sucedió a un felino que estuvo vagando por las calles durante siete años antes de volver a reunirse con su familia. 

Sus dueños no dejaron de buscarlo nunca. Eventualmente, un hombre lo encontró y lo llevó a My Family Vets en Thurston Vets. Ellos se encargaron de revisar su microchip y contactar con su familia. Mira aquí más detalles. 

Cargando...
Cargando...

Publicidad