Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

08 de marzo de 2021

Mujer obtiene un segundo trabajo limpiando en el asilo para poder ver más a su papá

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Lisa estaba preocupada de que su padre se quedara solo en una residencia de ancianos durante el tiempo de confinamiento por la pandemia, así que encontró una solución.

Para los abuelos puede ser muy difícil estar mucho tiempo alejados de su familia, por eso, cuando se empezaron a limitar las visitas a las casas de reposo por el riesgo de coronavirus, Lisa Racine se preocupó.

La mujer no podía evitar pensar que dejar a Harold, su padre, en el ancianato sin tener acceso podría significar que fuese la última vez que lo viera. Sin embargo, Lisa consiguió una increíble solución que le traería doble beneficio.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Aparentemente en la residencia de ancianos estaban buscando personal para que se uniera a su equipo de trabajo y Lisa decidió ocupar el cargo.

Cargando...

Publicidad

La mujer ya tenía un trabajo a tiempo completo como gestora de proyectos en una empresa de impresión. Pero ahora también trabaja por las noches y durante los fines de semana en la residencia de su padre.

Lisa ahora se encarga de la limpieza del lugar, fregando platos y limpiando sueños para así poder seguir compartiendo con Harold.

Cargando...

Publicidad

“Mi padre me dijo muchas veces a lo largo de mi vida: 'A veces tienes que coger el toro por los cuernos, Lisa.' Y eso es lo que decidí hacer”, expresó.

Según contó la mujer, cuando su padre vio lo que había hecho por él se quedó sumamente sorprendido y se contentó tanto que hasta cambió de actitud.

Cargando...

Publicidad

Gracias a eso Lisa pudo recibir la vacuna contra el virus pandémico antes que muchas otras personas, ya que, por trabajar en el centro tuvo prioridad.

De acuerdo a la administradora de la residencia, la madre de Harold ha sido tan eficiente con su trabajo que incluso la consideran “un auténtico regalo del cielo”, especialmente porque aparentemente cubrir los puestos de trabajo del lugar se ha complicado debido a la pandemia.

Así como Lisa tuvo esta iniciativa, hace poco se dio a conocer la historia de unos universitarios que quisieron enviar cartas a residencias de ancianos para ayudar a aliviar su soledad. Para leer más al respecto, ingrese aquí.

Cargando...
Cargando...

Publicidad