MediosMúsica

04 de abril de 2021

Christina Aguilera: los altibajos de la leyenda del pop de los años 2000

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

El mundo del espectáculo la conoce como “la voz de la generación”. Es una increíble cantante, compositora, actriz y productora. Ha extendido su popularidad por todo el mundo, pero es tan humana como cualquiera.

Su nombre completo es Christina María Aguilera. Incursionó desde muy niña en el mundo artístico y se convirtió en una leyenda del pop a principios del siglo.

Pero ha pasado por muchos altibajos tanto en su vida personal como en lo profesional. Contrario a lo que el mundo pudiese creer cuando aparece perfectamente vestida y empoderada en una alfombra roja, su historia oculta algunos pasajes oscuros.

Publicidad

LA VIDA ANTES DE LA FAMA

Christina María Aguilera nació en Staten Island. Su madre es una mujer irlandesa-estadounidense y su padre un ecuatoriano exsargento del Ejército de Estados Unidos.

Su infancia no fue de color rosa ni la más feliz de la historia. Las cosas fueron muy duras en casa. La leyenda del pop creció en un ambiente tenso. Su madre solía adoptar el papel de sumisa frente a la comunicación agresiva de su padre.

"Desafortunadamente, puedes estar tan dañado que empeorarás, o puedes sentirte empoderado y tomar decisiones para no seguir nunca ese camino", contó la leyenda del pop, según reseñó el portal web Nicki Swift.

Publicidad

Mientras sus padres estaban juntos, les tocó mudarse en varias oportunidades. La familia vivió en Nueva Jersey, Texas y también en Japón. Hasta que la conducta agresiva del padre terminó fracturando la relación.

Sus progenitores se separaron cuando Aguilera tenía solo 6 años de edad. Desde niña siempre se sintió en una jaula. Ni siquiera podía escuchar lo que le gustaba. Las canciones de Madonna no eran una posibilidad para ella.

Pese a todo la reprimida que se sentía, la pequeña Christina encontró en la música una vía de escape. Una forma de dejarse ser, de soñar y de sentirse libre aunque solo estuviese en su habitación. Más adelante, su abuela le permitió entrar en contacto con el mundo que ella ansiaba.

Publicidad

Publicidad

LO QUE NADIE VE

Pese a todas las dificultades de su niñez, lo cierto es que desde muy pequeña sintió el arte corriendo por sus venas. Comenzó a actuar cuando tenía solo 2 años, y a los 6 ya cantaba en su vecindario.

Sus vecinos la conocían como “la niña con la voz grande”. La música siempre fue lo suyo, pero a los 8 años también le tocó enfrentar un gran reto al presentarse en el programa de talentos de televisión 'Star Search'.

"Tenía ocho años y canté 'Greatest Love of All' de Whitney Houston", dijo Aguilera a Rolling Stone mientras recordaba lo difícil que fue quedar en segundo lugar.

Publicidad

Después de ese episodio, comenzó a recibir muchos comentarios negativos de parte de sus propios compañeros. La presión psicológica fue tanta que la artista tuvo que cambiar de colegio con solo 10 años, y pasarse a una escuela pública lejos de la agresión.

"Definitivamente he experimentado formas de intimidación, y por eso es tan importante para mí también escribir canciones como 'Beautiful' y canciones como 'Fighter'", le dijo a Dateline, según Nicki Swift.

Publicidad

REFUGIARSE EN EL ARTE

La leyenda del pop siguió haciendo lo que le gustaba. Aunque la criticaran. Se refugió en el sonido de la música, en el canto y comenzó a cantar el himno nacional en los estadios.

Después de aquella decepción en el programa de talentos, le siguió una más con Disney. La artista quiso estar en 'The All New Mickey Mouse Club', pero no la llamaron. La espera se prolongó.

Hasta que a los 12 años la contactaron. El resto es historia. La cantante estuvo en el programa con otras estrellas en ciernes como Britney Spears y Justin Timberlake, quienes también se iniciaban en el mundo del espectáculo.

Publicidad

La rivalidad con la princesa del pop también es otra historia en la lista de altibajos que ha tenido la cantante. Aunque esta quedó eclipsada cuando se regó que Christina había golpeado a la cantante Pink.

En 2010 también fue bastante criticada por “intentar copiar a Lady Gaga”. Pese a todas las dificultades que ha vivido, Aguilera siempre ha encontrado la forma de salir adelante y no piensa dejar de intentarlo.

Mientras tanto, otra gran artista que sigue dando de qué hablar es la gran Dolly Parton. La cantante estadounidense llegó hace poco a sus 75 años de edad.

La celebridad inició su carrera hace más de medio siglo y no tiene pensado entregar el micrófono ni desaparecer de los escenarios.

Publicidad