MediosMúsica

08 de abril de 2021

Robbie Williams y el lado más oscuro de la fama: adicciones, excesos y depresión severa

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

En la década de los 90 y primeros años del siglo XXI, hablar de Robbie Williams era pasar horas conectando conversaciones sobre drogas, alcohol y excesos, que artistas de su talla solían protagonizar.

Y es que este cantante británico vivió experiencias que lo llevaron al borde, para más tarde regresar con toda la fuerza que su talento podría darle. Hoy en día, el intérprete, compositor y actor tiene 47 años de edad y mucho éxito que disfrutar.

Sin embargo, su pasado sigue estando muy presente en su mente. Aunque lleva al menos 14 años sobrio, el tema de las drogas sigue siendo recurrente en sus pensamientos.

Publicidad

Como su biógrafo no oficial, Paul Scott, llegó a decir en 2004, Rob “no es ningún santo y no se esconde al respecto". Incluso, el cantante y padre de cuatro llegó a definirse a sí mismo como alguien que se inclina a sabotearlo todo.

Así, posiblemente, lo describía la mayoría de sus seguidores, ante quienes se mostraba como alguien totalmente despreocupado y dispuesto a pasar por encima del sistema.

De la descripción que hizo Scott han pasado al menos seis años, pero poco ha cambiado el cantante de pop rock, ‎britpop‎ y ‎soft rock, que sigue enloqueciendo a sus fanáticas con su salvaje forma de ser.

El intérprete de éxitos como "Angels", "Rock DJ" y "Feel" se ha animado a hablar de su tumultuosa historia con sustancias ilegales y alcohol, que empezaron cuando pertenecía a la boyband Take That, en los 90.

Publicidad

Durante su estadía en la banda musical, William representaba al "gracioso" del grupo. Sin embargo, fue el primero que decidió dejarla, en 1995, después de comenzar a socializar con los hermanos Gallagher a raíz de un festival de Glastonbury.

Este show de música fue una experiencia reveladora para el cantante. En este festival se dio cuenta de que las personas no lo tomaban en serio como artista por pertenecer a la banda, y "la gente me miraba como si tuviera un grano en la punta de la nariz por ser miembro de Take That", expresó Williams, según Uppers.

Publicidad

Su despegue en solitario llega con "Angels", de la mano de Guy Chumbers, coproductor y coautor de la mayoría de sus éxitos. Y su título de estrella del pop británico se consagra en 2013, cuando consiguió su undécimo número uno en las listas de su país, batiendo el récord ostentado hasta ese momento por Elvis Presley.

Sin embargo, para llegar a este punto, Robbie primero pasó por estragos en su vida producto de la depresión que experimentó durante años, y que aún se manifiesta en su vida actual que comparte con su esposa, la modelo Ayda Field, de 40 años, y sus cuatro hijos.

El ganador de dos premios Grammy incluso llegó a hablar de suicidio en 2019, cuando en una entrevista para el podcast Alien Nation explicó que en él existió una “energía oscura” antes de su ingreso a rehabilitación en 2007, de la mano de Elton John.

Publicidad

"Me montaba en el coche y lo que quiera que fuera que sentía se sentaba en el asiento de atrás. Dos meses después, no podía lidiar más con eso. Pensé que si esto se quedaba conmigo me iba a suicidar", contó Robbie.

Afortunadamente, Elton estuvo a su lado para obligarlo a rehabilitarse, pero en conversaciones recientes, el artista confesó que ha llegado a pensar en drogas como el éxtasis.

En los últimos años, Rob se ha ayudado en sus conciertos con un apuntador de palabras para asegurarse de no olvidar las letras de sus canciones. Esto es consecuencia de sus excesos con sustancias ilegales.

Asimismo, asegura que cuando sus hijos crezcan, él compartirá con ellos todas sus experiencias de abuso durante su juventud, con el objetivo de “aterrorizar” a los chicos para que no cometan sus mismos errores.

Publicidad

Publicidad

Robbie Williams es uno de los hombres más deseados por las fanáticas. Por lo visto, una de ellas ha tenido mucha suerte, pues asegura haberlo besado en los labios, como también al mismísimo Ricky Martin.

Se trata de la modelo Celia Lora, hija de Álex Lora, quien contó su maravillosa experiencia en una entrevista con Yordy Rosado. Asimismo, aclaró con mucho criterio cuál de los dos besa mejor.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org.

Publicidad