PopularRealeza

19 de abril de 2021

People: La princesa Margaret renunció al amor por Deber, mientras que Harry antepuso su deseo

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Tanto la princesa Margaret como el príncipe Harry tuvieron dificultades a la hora de elegir pareja. Sin embargo, sus decisiones fueron muy diferentes: mientras Margaret privilegió el deber, Harry siguió su corazón.

El casamiento de la princesa Margaret con Peter Townsend solo hubiera podido ser válido con aprobación del Parlamento. Cuando ya era claro que no contaría con ese apoyo, ella decidió cancelar el compromiso.

La Reina y la princesa Margaret, circa 1973. | Foto: Getty Images

Publicidad

Por su parte, Harry contrajo nupcias con Meghan Markle en 2018. Frente a las dificultades, dos años más tarde los duques de Sussex se retiraron de sus labores como miembros de la familia real y se instalaron en California, en busca de una vida más corriente.

Andrew Morton, especialista en la realeza, conversó con People al respecto. Señaló que, ante la disyuntiva entre el amor y las obligaciones, Margaret antepuso el deber a su propio deseo. Y que siete décadas más tarde, otra pareja tendría que afrontar el mismo dilema.

"Pusieron sus ambiciones y deseos primero. Ese es el cambio que hemos observado durante el mandato de la Reina", dijo el autor de 'Elizabeth & Margaret: the Intimate World of the Windsor Sisters'.

Publicidad

Morton también se refirió a las semejanzas entre la relación entre Harry y su hermano mayor, el príncipe William, en contraste con la relación entre la reina Elizabeth y su hermana menor.

Morton explicó que, en ambos casos, uno de los hermanos intentó correr los límites, mientras el otro trató de mantener la cautela y la seriedad. El peso de la jerarquía, afirmó, resulta evidente en la comparación.

Publicidad

Morton explicó que tanto William como Harry fueron vistos como parte de la rama principal de la monarquía, hasta que el primogénito se casó y asumió oficialmente su rol de heredero. Harry, como Margaret, pasó a un papel ancilar.

Harry y Meghan Markle contrajeron matrimonio el 19 de mayo de 2018, en la capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor. La unión contó con el consentimiento de la Reina.

Como explicó Morton recientemente a Vanity Fair, la Reina siempre quiso proteger a Harry. Según el biógrafo, haber visto la caída de Margaret como víctima del sistema puede haber tenido que ver en este apoyo.

Según Morton, la Reina aprendió una gran lección tras lo acontecido con Margaret. Añadió que ella no querría que la historia se repitiera.

Harry y Margaret pueden haber sido difíciles de entender, pero Elizabeth II empatiza con su nieto tanto como con su hermana. Su Majestad, para Morton, siempre apoyó a su nieto Harry.

Publicidad