Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

02 de mayo de 2021

Encuentran un bebé abandonado en el metro de Nueva York y lo crían: conoce su peculiar historia

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Kevin hoy tiene 20 años de edad, es un estudiante universitario y el orgullo de sus padres adoptivos.

Danny Stewart tenía 34 años de edad cuando iba apresurado a una cita con su novio usando el metro de Nueva York. Lo que no sabía que su vida cambiaría por completo esa noche, al encontrarse a un bebé abandonado en el piso de la estación de la calle 14 de Chelsea, en Manhattan.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

EL BEBÉ DEL SUBTERRÁNEO

“Escaneé, miré, pero no vi a nadie. Había un bebé en el suelo y no había nadie alrededor. ¿Cómo podía ser? No tenía ropa, solo estaba envuelto en un jersey. Su cordón umbilical todavía estaba parcialmente intacto", dijo Danny según reprodujo BBC.

El trabajador social corrió hacia una caseta telefónica y llamó al 911 e informó la presencia del bebé que parecía tener uno o dos días de nacido. En medio de la euforia, también llamó a su novio, Pete Mercurio, de 32 años, quien al enterarse se apresuró al lugar para ver la surreal escena.

PARECÍA UNA FANTASÍA

Cargando...

Publicidad

Aquella mañana de agosto del año 2000 el mundo cambió para la pareja que ya tenía tres años de romance. Aunque las autoridades se encargaron del niño, Pete y Danny sabían que se había creado un vínculo inquebrantable con aquel bebé.

Al poco tiempo, Stewart fue contactado por la Administración de Servicios para Niños para servir de testigo sobre el hallazgo del pequeño. Para su sorpresa, la jueza a cargo del caso preguntó si le gustaría adoptar al recién nacido. Nervioso, respondió "Sí".

Cargando...

Publicidad

NO FUE SENCILLO

La precipitada decisión de Danny generó tensiones en la pareja, pues Pete no se sentía preparado para ser padre. Sin embargo, luego de varias conversaciones llenas de tensión y de una conmovedora audiencia en la que el bebé lo miró fijamente, quedó convencido de que era lo correcto.

"El bebé me apretó el dedo con su mano con mucha fuerza. (...) Me miraba y yo lo miraba a él, y fue casi como si encontrara un punto de presión en mi dedo que abrió mi corazón a mi cabeza y me mostró en ese momento que yo podía ser su papá", confesó Pete.

TODO PASÓ MUY RÁPIDO

Cargando...

Publicidad

Desde ese momento, Pete y Danny emprendieron la aventura de ser padres adoptivos. Con la ayuda de la jueza, el proceso que normalmente tarda meses en completarse, en su caso tomó tan solo un par de días.

Con el trámite listo, la pareja nombró al niño Kevin en honor al hermano fallecido de Pete. Hoy, casi 21 años más tarde, Kevin es un hombre respetuoso, estudia Matemáticas en la universidad y es el orgullo de sus padres.

Cargando...
Cargando...

Publicidad