NoticiasNoticias mundiales

03 de mayo de 2021

Conoce a Rory John, el hijo de Bill Gates al que no dejaron tener un celular hasta los 14 años

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

El único varón del empresario informático estadounidense ya es un hombre independiente. Pero hace algunos años estaba bajo las restricciones de sus padres.

Rory John es el hijo de Bill Gates y no se le permitió tener un teléfono celular hasta que cumplió 14 años de edad. En el presente, el joven tiene 21 años y vive en una mansión propiedad de sus padres, ubicada en Seattle.

A pesar de ser el descendiente de uno de los hombres más ricos del mundo, prefiere mantenerse con bajo perfil. No le gusta aparecer en público ni llamar la atención de los medios.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

EL DEL MEDIO

El segundo hijo del magnate de Microsoft no presume su fortuna ni tampoco se vale de la fama de su progenitor para alcanzar sus metas.

Él es un hombre tímido del que poco se sabe, pues hasta sus redes sociales las tiene privadas. Estudió en una de las más elitistas instituciones educativas, la Lakeside School, y durante su infancia viajó mucho por el mundo.

Acompañado de sus padres y hermanas conoció decenas de países y ha disfrutado de las maravillas que el planeta Tierra ofrece en su inmensa geografía.  

Cuando pasaban largo tiempo fuera de casa, Bill se convertía en el profesor particular de matemáticas y ciencias de Rory. La intención del millonario era evitar que su hijo se atrasara en sus estudios.

Cargando...

Publicidad

EL COMPAÑERO DE SU MADRE

Desde pequeño, Rory prefería leer y disfrutar de su familia en vez de pasar el día sumergido en videojuegos o navegando en Internet. Se convirtió en el compañero de su mamá siendo un niño.

Cargando...

Publicidad

A pesar de ser el único varón en la casa de los Gates, él y Melinda han estado muy unidos. Creció sin saber que su papá tenía una gran fortuna que lo posicionaba en los primeros lugares de los más adinerados del planeta.

Rory y sus hermanas Jennifer y Phoebe no crecieron atados al mundo tecnológico, aunque su padre posee una de las compañías más importantes en dicha área.

Sus padres prefirieron estimular su intelecto con la lectura y los valores familiares pasando tiempo juntos. En el hogar de los Gates los niños no contaban con las nuevas tecnologías, a diferencia de muchos de sus amigos, que sí tuvieron teléfonos móviles y consolas de juego desde chicos.

Cargando...

Publicidad

Cuando Rory por fin pudo tener un celular sus padres administraban su uso manejando las claves del aparato. Ellos controlaban todo lo que veía, incluso en su computadora.

Los hijos de Bill Gates no obtenían todo lo que querían fácilmente. Para poder gozar de muchas cosas debían hacer tareas en casa, limpiar y ordenar sus habitaciones.

El millonario y su esposa promovían el valor del esfuerzo en sus retoños para que crecieran teniendo ambiciones y supieran que en la vida las cosas se ganan con dedicación.

De hecho, la herencia del millonario no irá destinada por completo a sus hijos. Cada uno de sus vástagos heredará unos 10 millones de dólares. El resto de la fortuna del empresario irá a causas benéficas y estudios que promuevan los avances de la ciencia.

Cargando...

Publicidad

MÁS DATOS DE RORY

Estudió Informática y Economía en la Duke University, misma institución a la que han acudido muchos ganadores del Nobel y algunos presidentes de los Estados Unidos. Incluso, Melinda Gates se formó profesionalmente allí.

Cargando...

Publicidad

Hasta la fecha no se sabe a qué se dedicará el joven, quien sacó una especialización en negocios después de salir de la universidad.

Algunos comentan que trabajará con su padre, pero otros dicen que quizá estará a cargo de la fundación Bill y Melinda Gates, creada en el 2000.

Como siempre le ha gustado ayudar a los necesitados, es probable que se enfoque en administrar la institución benéfica y aportar todo lo que pueda desde allí.

Rory es un hombre muy sensible y tiene talento poético. Escribió su primer poema a los 11 años y ha continuado plasmando letras que revelan su lado cariñoso, amable y compasivo. Además, le gusta el béisbol, hacer rompecabezas y apoya causas feministas desde que era un niño.

Cargando...
Cargando...

Publicidad