NoticiasPersonas

17 de mayo de 2021

Abortó a su bebé por enfermedad, pero el niño nació respirando y tuvo que verlo morir por 10 horas

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Los padres tomaron la difícil decisión de interrumpir la gestación debido al diagnóstico que recibió su bebé. Pero ellos no esperaban el sufrimiento adicional.

Loran Denison, de 27 años, es madre de tres niños y estaba esperando a su cuarto bebé cuando recibió una noticia devastadora.

A las 15 semanas de embarazo, los médicos le informaron sobre el síndrome que afectaba a su hijo desde el vientre. Esta condición le daba un pronóstico de vida muy corto.

Publicidad

De acuerdo con los doctores, el pequeño sufría del síndrome de Edwards. Esta condición se da por el aporte de un cromosoma adicional y los niños que la padecen mueren antes o poco después del parto.

Además, solo 13 de cada 100 niños con la enfermedad logran pasar del primer año de vida. Ante este panorama, Loran y su esposo Scott Watson, de 35 años, tomaron una difícil decisión.

La pareja decidió interrumpir el embarazo a las 18 semanas. El 6 de abril, la madre tomó las pastillas para abortar en su casa.

Después, regresó al hospital para inducir el parto. El 9 de abril nació el bebé, pero el dolor que experimentaron después fue adicional e inesperado.

Publicidad

El niño respiraba y tenía signos vitales. Estuvo vivo durante 10 horas antes de que finalmente falleciera. Esta experiencia fue traumática para los padres.

Pies de un recién nacido en una cuna. | Foto: Pixabay

Publicidad

"Me alegro de haber tenido ese poco de tiempo con él, pero también hizo que la situación fuera mucho más difícil", dijo Loran.

Ella dijo que no tiene palabras para describir lo duro que fue presenciar la muerte de su pequeño porque una madre solo quiere mantener a sus hijos con vida.

Al parecer, los médicos no esperaban que el bebé naciera vivo. De hecho, cuando el padre del niño dijo que su corazón latía, ellos no se mostraron convencidos.

Durante el tiempo que el bebé estuvo con Loran y Scott aprovecharon para bautizarlo. Su nombre fue Kiyo Bleu Watson.

En una nota relacionada, te contamos la historia de Rosie Higs. Ella es madre de un bebé que nació sin piernas y con un brazo y dice que no abortar fue "la mejor decisión de su vida". Mira aquí los detalles.

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.