twitter.com/annaispascual   instagram.com/bringbackhomeannaandolivia
Fuente: twitter.com/annaispascual instagram.com/bringbackhomeannaandolivia

El drama de Joaquín Amills, vocero de la madre de Anna y Olivia Gimeno

Mayra Pérez
25 may 2021
15:40
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

La fuerza del fundador de SOS Desaparecidos está en su propio dolor y su comprensión total del drama que se experimenta al no saber de un ser querido. Él lo vive a diario.

Publicidad

Desde el pasado 27 de abril, el nombre de Joaquín Amills ha estado resonando en los medios de comunicación. Ese día Tomás Gimeno no llevó a sus hijas a casa de su madre. 

Amills se ha convertido en el vocero y mayor apoyo de Beatriz Zimmermann, madre de Anna y Olivia Gimeno, quienes tienen casi un mes desaparecidas. Él entiende su sufrimiento, porque lo ha vivido.

Joaquín Amills. | Foto: Captura de Youtube/Asociación sosdesaparecidos

Publicidad

DESAPARECIDO EN ALTAMAR

Hasta el 11 de septiembre de 2008, la vida de Joaquín Amills fluía en forma rutinaria. Estaba felizmente casado y era el padre de Joaquín, de 23 años. Ese día, Junior, como le dice su padre cariñosamente, desapareció en el mar de Carboneras, en España.

“Nadie está preparado para que desaparezca sin más un ser querido”, dice Joaquín, según recoge Informativos Telecinco

A partir de ese momento comenzó para toda la familia una horrible pesadilla: la necesidad de buscar a ese ser amado, de estar en todos lados, la angustia al ver el tiempo pasar.

Publicidad

Surgen sentimientos muy fuertes, como la rabia, la ira y también la culpa por aquello que supuestamente pudiste hacer y no hiciste. Joaquín también luchaba contra la sensación de que las autoridades no estaban haciendo todo lo posible por su hijo.

Al final la agonía diaria desgasta a las personas y sus relaciones con su entorno. En el caso de Joaquín, su matrimonio llegó a su fin. Esta realidad es muy común entre los padres de desaparecidos. 

A casi 13 años de ese día, aún no se sabe nada de Junior. “Envidiamos la muerte, porque significa poner punto final, dar respuesta a las preguntas”, comentó Amills años atrás, según recoge 20 Minutos. Y es que la peor pesadilla es la incertidumbre constante.

Publicidad

Junior, el hijo de Joaquín Amills. | Foto: Captura de Youtube/asociaciónsosdesaparecidos

SOS DESAPARECIDOS

Hundido en el dolor y el odio, Joaquín encontró el camino para seguir viviendo y ayudar a otros que estuvieran pasando por su misma situación. Así surgió la organización SOS Desaparecidos.

El objetivo de esta organización es ser un apoyo incondicional a los que tienen un desaparecido, orientarlos, darles esperanza o un hombro para llorar. El equipo lo integran profesionales capacitados en diversas áreas y muchos voluntarios. “SOS Desaparecidos mantiene viva la memoria de mi hijo”, expresa Amills.

Publicidad