NoticiasNoticias España

03 de junio de 2021

La madre de los niños de Godella: "Pensé que los había matado la secta, pero ahora creo fue él"

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

María, madre de los niños asesinados en Godella (Valencia) en 2019, negó haber matado a los niños. Apunta contra su expareja.

Cuando ocurrieron los terribles sucesos, Gabriel y María vivían en una casa que ocupaban ilegalmente con sus dos hijos: Amiel tenía tres años y medio y su hermanito Ixchel, 6 meses.

Publicidad

La historia de esta familia es la de un descenso a la locura y el horror. Para cuando sus allegados notaron el peligro y lo denunciaron, ya era demasiado tarde: cuando la policía llegó, los niños ya estaban muertos.

Habían sido asesinados durante la noche, en lo que aparenta ser una especie de ritual. La madre, María, deliraba, escondida en un bidón. Llegó a afirmar que los perseguía una secta.

El padre, Gabriel, niega todo desde entonces, y culpa a María de lo ocurrido. En sus declaraciones en el marco del juicio, afirmó que ella había confesado el crimen.

Ahora le ha tocado el turno de declarar a María. Para ella, todo ha sido culpa de Gabriel, quien premeditadamente la habría destruido psicológicamente y habría matado a sus niños. 

Publicidad

"Ese hombre me volvió loca", aseguró. Y apuntó: "me hizo creer que tenía el demonio dentro".

También niega rotundamente haber hecho daño a sus pequeños. Refiere que al despertar, vio los cuerpos de sus hijitos y pensó que había sido la secta la que los había matado. Pero pensar las cosas con lucidez la ha hecho llegar a otra conclusión.

Publicidad

"Ahora creo que fue él porque estuvo despierto toda la noche, lo tenía todo planeado", afirmó. "Si nos mataba a los tres, nadie se enteraría porque al día siguiente nos íbamos de viaje".

El padre de los niños se marchó voluntariamente para no escuchar su testimonio. Cuando había sido el turno de él para hablar, María había hecho lo mismo.

Mientras los testimonios y las defensas de Gabriel y María se cruzan en las acusaciones, el fiscal responsabiliza a ambos. Para la madre, de quien se comprobó que sufre de esquizofrenia paranoide y no estaba en sus cabales al momento de los sucesos, pide reclusión en una institución psiquiátrica.

Para el padre de los niños de Godella, en cambio, pide una pena mucho más dura, de 50 años de prisión. Ambas defensas, en cambio, solicitan la absolución para sus defendidos.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.