Sobre AM
Entretenimiento

11 de junio de 2021

Una mujer rica humilla a una peluquera frente a su hijo pequeño | Historia del día

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

La empleada tuvo que llevar a su hijo de cuatro años al trabajo. Todo iba bien hasta que una malvada mujer entró en la tienda y la humilló.

Sofía es peluquera en un prestigioso salón de belleza. Es famosa por hacer cortes de cabello creativos y modernos. Muchas personas acuden a ella para que les hagan cambios de look y actualicen su estilismo.

Pero más allá de su habilidad con la tijera, Sofía es madre soltera. Por eso, el día que la guardería no trabajó, tuvo que llevar a su hijo a su trabajo. Todo ocurrió de forma inesperada y no tuvo más remedio que tener a Raúl a su lado.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

CON SU COSTOSO ABRIGO

Mientras la peluquera hacía su trabajo, Raúl jugaba con los peines en un sofá dentro del salón de belleza. De pronto entró una mujer bien vestida y colgó en el perchero un costo abrigo de piel.

Luego se sentó en el sillón para que Sofía la atendiera y se dirigió a ella de manera despectiva, haciendo referencia a su hijo de cuatro años.

"Asegúrate de que tu pequeño no arruine mi abrigo. De lo contrario, tendrás que trabajar aquí gratis", dijo la dama quien resultó ser hermana del dueño del establecimiento.

La madre soltera se quedó callada mientras atendía a la mujer que le había pedido cortar sus puntas y retocar las raíces de su cabello. Tenía una fiesta en la noche.

Cargando...

Publicidad

UN POCO MÁS

Al parecer, la peluquera cortó un poco más de lo que la rica mujer deseaba. Fue entonces cuando comenzó a gritar y armar una escena en el lugar. Frente a todos los presentes insultó a Sofía, quien por temor a perder su trabajo no le quiso responder.

En medio del alboroto, Raúl vio cómo estaban tratando a su mamá y no le gustó. Mientras tanto, la madre dijo que haría lo que la adinerada dama quisiera hasta que se calmara. ¡Descubre el final de esta historia!

Cargando...

Publicidad

MINUTOS DESPUÉS

Mientras Sofía arreglaba a la hermana del dueño del salón de belleza, la grosera mujer se quedó dormida. Sus ronquidos comenzaron a escucharse en todo el lugar.

Estaba con la boca abierta, por lo que la peluquera trabajaba en silencio para no despertarla. Pero mientras fue a buscar un tinte para el cabello, Raúl decidió darle una lección.

Se acercó hasta la mujer y tomó las tijeras. Comenzó a cortarle el cabello y un minuto más tarde, Sofía vio lo que su hijo había hecho y dejó caer el tinte de sus manos.

De inmediato la grosera mujer se despertó y vio que su cabeza parecía un nido. Una vez más le gritó a Sofía y tomó su abrigo y salió llorando del lugar.

Cargando...

Publicidad

Raúl no recibió un regaño de su madre, por el contrario, le dijo que él era su verdadero defensor. Que se había convertido en su héroe.

Cargando...

Publicidad

Al día siguiente, Sofía llamó a su jefe para presentar su renuncia, sabiendo que sería despedida de todos modos por lo que había sucedido. En respuesta, su jefe dijo que no la dejaría ir tan fácilmente.

Era su mejor peluquera. El hombre le pidió que ignorara a su hermana, quien se merecía lo ocurrido por su comportamiento. La popular trabajadora se emocionó y continúo trabajando en el prestigioso salón de belleza ubicado en Nueva York.

¿Qué podemos aprender de esta historia? Nunca menosprecies a otras personas; trata a todos con amabilidad y respeto y no subestimes a los niños.

Comparte este artículo con tus amigos. Podría inspirar a las personas a contar sus propias experiencias y ayudar a terceros.

Para otra lectura interesante con AmoMama entra aquí y conoce lo que está joven millonaria le hizo a las consultoras de un salón nupcial.

Cualquier parecido en esta historia con eventos, lugares o personas reales, vivas o muertas, es pura coincidencia.

Cargando...
Cargando...

Publicidad