NoticiasNoticias mundiales

21 de junio de 2021

"Adiós familia": el último mensaje de una mamá y sus hijos que murieron al estrellarse un avión

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Una madre compartió una foto junto a sus dos hijos desde el avión que se estrellaría poco después, cuando regresaban de vacaciones.

Rathi Windania y sus pequeños volvían a casa en Pontianak, en la isla de Kalimantan Occidental, tras pasar tres semanas junto a su familia.

El pasado mes de enero, la tragedia toco la puerta de los indonesios, cuando un Boeing 737 con 62 pasajeros, se estrelló en el mar. La tragedia ocurrió pocos minutos después del despegue.

Publicidad

Una de las víctimas del desastre fue Rathi, quien abordó la aeronave en compañía de sus hijos. Desde el interior del avión compartió una instantánea en la que se le puede ver sonriendo con los chicos.

La foto estuvo acompañada del que sería su último mensaje: "Adiós familia. Por ahora volvemos a casa", escribió la madre de dos, según The Sun.

Poco después del despegue de la capital indonesia, el vuelo perdió contacto con tierra. Se supo que cayó unos 20 mil metros en menos de 60 segundos. Testigos reportaron haber escuchado dos explosiones antes de hallar los restos en el mar.

Publicidad

Los buzos recuperaron una gran cantidad de trozos de fuselaje, así como partes de cuerpos humanos, en la zona donde cayó el avión.

Publicidad

La operación de búsqueda incluyó a unos 2.500 rescatistas y militares. Gracias a su gran esfuerzo, lograron localizar las dos cajas negras de la aeronave que servirían para determinar las causas del siniestro.

Tras conocer la noticia, Irfansyah Riyanto, hermano de Rathi Windania, explicó que la mujer había planeado tomar un vuelo anterior. El mismo sería operado por NAM Air de Sriwijaya, pero finalmente cambió de opinión. Algunos medios reportan que la mujer se encontraba embarazada.

Asimismo, Irfansyah expresó su sentir por lo ocurrido: "Fui yo quien los llevó al aeropuerto, les ayudé con la facturación y el equipaje. Siento que todavía no puedo creerlo y que ha sucedido demasiado rápido".

Publicidad