Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

27 de junio de 2021

Fue "el bebé más prematuro del mundo", tenía 0% de posibilidades de sobrevivir y cumplió un año

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

En Estados Unidos, una familia recibió a un bebito que nació más de cuatro meses antes de tiempo. Ahora, el pequeño cumplió su primer año de vida en excelente salud.

En AmoMama, te hemos contado conmovedoras historias sobre bebés prematuros. En enero, te contamos la historia del bebé que venció al COVID-19 y la sepsis con semanas de edad.

Pero el día de hoy te traemos una historia que batió récords, literalmente. Se trata del pequeño Richard Hutchinson, que vino al mundo 131 días antes de tiempo.

Richard Hutchinson nació el 5 de junio de 2020 en plena pandemia y más de cuatro meses antes de su fecha de parto. Pesaba apenas 337 gramos, menos que una lata de sopa de tomate.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Su minúsculo tamaño lo obligó a pasar sus primeros siete meses de vida en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales del hospital infantil de Minneapolis. Era tan prematuro que los doctores le daban 0% de probabilidad de sobrevivir.

A pesar de las dificultades, la familia de Richard decidió seguir adelante y hacer todo lo posible por la salud de su hijo. Y luego de mucho sufrimiento, el chiquillo fue dado de alta en diciembre de 2020.

Ahora, a principios de junio, Richard cumplió su primer año de vida, toda una proeza para un bebé con 0% de probabilidades de vivir. Y por si esto fuera poco, su caso ha sido verificado como un récord Guinness.

Cargando...

Publicidad

El nacimiento prematuro de Richard complicó mucho su salud. Pero no fue el único factor. La pandemia de coronavirus estaba en pleno apogeo cuando nació, y sus padres tuvieron que seguir restricciones sanitarias.

Eso significa que por meses, Rick y Beth, los padres de Richard, no pudieron pasar la noche con su hijo en el hospital. Fueron tiempos muy difíciles para la familia, pero lograron conservar la esperanza.

La pareja debía conducir una hora de ida y una hora de venida para visitar a su hijo en el hospital. Pero ver al pequeño Richard cobrar fuerzas y lucir más saludable cada día valía la pena.

Los doctores de Richard atribuyen su milagrosa recuperación a la fe de sus padres, que nunca dejaron de estar ahí para él. El pequeño aún necesita recibir oxígeno a diario, pero se espera que se recupere del todo eventualmente.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.