Sobre AM
NoticiasPersonas

16 de julio de 2021

Llevaba años buscando quedar embarazada, fue al hospital por “apendicitis” y estaba de parto

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Como si fuera un verdadero milagro, esta mujer pasó de estar a punto de ser intervenida por una apendicitis a tener a su esperado hijo en sus brazos. No podría estar más feliz y agradecida.

Desde finales del 2020, Janice Kerwick, de 43 años, estuvo sufriendo de fuertes malestares estomacales. Fue vista por varios médicos, sin que ninguno le diera la ayuda que necesitaba.

Finalmente, el pasado 22 de junio el dolor se hizo insoportable y fue ingresada para una apendicectomía de emergencia. Pronto descubrió que su tan anhelado sueño se había hecho realidad.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

SUEÑO FRUSTRADO

Durante una década, Janice y Daniel soñaron con tener un hijo en común. Él tiene dos hijos de una relación anterior, pero para ella era muy frustrante no lograr embarazarse.

A lo largo de los años, la pareja intentó todo lo que le indicaron, pero Janice sufría del síndrome de ovario poliquístico. Inclusive llegaron a considerar la adopción. El año pasado tomaron la decisión de dejar de intentarlo. 

“Habíamos dejado de pensar que alguna vez sería posible, especialmente después de que la FIV no funcionó”, dijo Kerwick, según recoge Noticias Caracol. Adoptaron un perrito y Janice decidió sentirse feliz con ser la madrastra de los hijos de su esposo.

Cargando...

Publicidad

ARABELLA

A finales de 2020, la salud de Janice empezó a deteriorarse. Había estado sometida a una dieta y estaba perdiendo peso, pero los dolores abdominales la atormentaban.

Debió acudir al hospital varias veces durante este año, y recibió un rosario de diagnósticos que iban desde gastritis hasta neumonía, pasando por problemas en su vejiga. Pero el dolor que comenzó a sentir el 22 de junio era desconocido.

Llamó al servicio de emergencias y el personal que la atendió pensó que tenía una apendicitis aguda. Fue llevada de emergencia al Hospital Queen Elizabeth, en Greenwich, Londres, para la cirugía. 

Cargando...

Publicidad

Sin embargo, como parte de la batería de exámenes prequirúrgicos, le hicieron un test de embarazo. Para sorpresa de todos, Janice estaba embarazada de 8 meses y en ese momento estaba en pleno proceso de dilatación. 

“Pasé de creer que era infértil y que tenía apendicitis, a que me dijeran que faltaban dos horas para tener un bebé”, comentó.

La pequeña Arabella nació ese día, faltando cinco minutos para las 10 de la noche, con un peso de 2,2 kilos.  Solo hasta que tuvo a su bebé en los brazos, Janice fue consciente del milagro que había vivido. 

Ahora, en la tranquilidad de su hogar, esta orgullosa madre no deja de agradecer este regalo de la vida. “¡Estamos muy agradecidos por nuestro milagro y valió la pena todos los años de espera!”, dijo.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.