Sobre AM
NoticiasPersonas

26 de julio de 2021

Su hormigueo en el tobillo resultó ser cáncer, pero para ella el diagnóstico fue un alivio

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Gaynor Farrington, quien trabajaba en un hogar de ancianos, empezó a sentir una molestia en su tobillo en 2019. 

El 12 de abril de ese año, la dama se encontraba con un residente del hogar, cuando de pronto, su salud desmejoró. 

Farrington admitió que había estado experimentando calambres en su cuerpo antes de recibir el devastador diagnóstico.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La mujer de 58 años dijo: "Todo llegó a un punto crítico el 12 de abril de 2019. Estaba arrodillada para atender a uno de los ancianos residentes, cuando mi tobillo izquierdo comenzó a sentir un hormigueo y finalmente se adormeció".

La sensación de hormigueo se extendió por el lado izquierdo de su cuerpo, llegando hasta la cabeza. Uno de los cuidadores llamó a una ambulancia y la llevaron al Royal Liverpool Hospital para que la examinaran.

Al llegar al centro de salud, se sometió a una tomografía computarizada que reveló que tenía un tumor cerebral situado encima de su ojo derecho.

Cargando...

Publicidad

“Puede parecer extraño, pero me sentí bastante aliviada. El primer pensamiento que tuve fue: 'menos mal que soy yo y no alguien muy querido, como mi hijo Christopher o mi pareja, Robin'”, confesó la madre.

El 14 de mayo de 2019, Gaynor fue ingresada en el hospital neurológico especializado 'The Walton Centre', donde se sometió a una cirugía mayor para extirpar el tumor. El procedimiento duró alrededor de cuatro horas y Farrington tuvo una excelente atención médica.

Cargando...

Publicidad

"Al descubrir que tenía un tumor cerebral, mi visión de la vida cambió casi de la noche a la mañana", admitió Gaynor.

La dama recibió el alta a los tres días y se recuperó bien de la operación, pero aún no estaba fuera de peligro. Tres semanas más tarde, sufrió un grave ataque mientras estaba sola en casa.

Estando en el jardín, Farrington volvió a tener esa extraña sensación en su tobillo izquierdo. Rápidamente entró a la casa y se desplomó en el salón. Tenía el brazo izquierdo muy torcido y temblaba sin control.

Tras haber esperado durante una hora a la ambulancia, los paramédicos llegaron y Gaynor fue trasladada al Royal Liverpool Hospital. Los doctores le dijeron que tenía un tumor pequeño.

Cargando...

Publicidad

La mujer de 58 años tuvo que someterse a una nueva operación para extirpar la parte de su cráneo que se había infectado.

Afortunadamente, Gaynor se ha ido recuperando de la enfermedad y ahora se encuentra retomando sus actividades diarias.

¿Qué te pareció esta historia? Deja tu opinión en la sección de comentarios y no te pierdas toda la información que AmoMama trae para ti.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.