Sobre AM
Noticias

02 de agosto de 2021

Abuela generosa dona parte de su hígado para salvar a su nieto con rara condición genética

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una bondadosa mujer se sometió a una cirugía para donar parte de su hígado a su nieto que padecía de una extraña enfermedad.

Sengar Haydon, de 55 años, puso en riesgo su vida para salvarle la vida a su nieto, Hudson Penning. El pequeño tenía 13 meses cuando le diagnosticaron el síndrome de Alagille en julio de 2020.

Los médicos del King's College Hospital de Londres les dijeron a sus padres que esta rara condición genética estaba deteriorando su función hepática. Conoce más detalles de su historia abajo.

SU HÍGADO ESTABA DETERIORÁNDOSE

Cargando...
Cargando...

Publicidad

A Chelsea y a su esposo Tom, les notificaron que podían pasar muchos meses para que apareciera un donante vivo. También les dijeron que el hígado de su pequeño continuaría deteriorándose.

Fue entonces cuando la abuela decidió que ella sería la donante. Los cirujanos tuvieron que llevar a cabo una extenuante cirugía de tres horas para extraer un trozo de su hígado.

Los padres del niño pensaron que su abuela sería la mejor opción porque ambos tendrían la libertad de cuidar de Hudson. El abuelo del pequeño cuidaría a Sengar durante su recuperación

Cargando...

Publicidad

Chelsea contó que le insistió varias veces a su madre que no tenía que donar. Incluso le dijo que estaba bien si decidía al último minuto no someterse a la cirugía.

“Mi mamá es la persona más asombrosa. Quería hacer esto por nosotros y no se iba a desanimar”, agregó.

NO DUDÓ EN AYUDAR A SU NIETO

Por su parte, Sengar aseguró que no dudó en donar una parte de su hígado, pues eso iba a ayudar a alguien de la familia.

“Hudson se ve muy bien en comparación a cómo estaba antes de la cirugía. Tengo una sensación cálida cuando lo veo sabiendo que mi hígado le salvó la vida”, dijo la abuela del pequeño.

Cargando...

Publicidad

Hudson Penning tenía solo 17 meses cuando le realizaron la cirugía para el trasplante. Esta se llevó a cabo en noviembre de 2020. Sengar le donó el 15% de su hígado. La operación del pequeño duró siete horas.

La madre de Hudson explicó que ser donante vivo de hígado no es poca cosa, aunque se considera una cirugía de bajo riesgo.

“Mamá ingresó al hospital sin necesitar una operación. Pasó por una cirugía mayor y dolor e incomodidad para salvar a nuestro hijo. Se recuperó bien y pudo irse a casa tras seis días. Pero no creo que nadie deba subestimar lo que ha hecho”, finalizó Chelsea.

Sin duda, un generoso acto de amor. ¿No crees? Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para conocer más noticias de tu interés.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.