Sobre AM
NoticiasNoticias mundiales

15 de agosto de 2021

Pareja construye esta hermosa casa con contenedores para finalmente vivir sin deudas

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

En los Estados Unidos, una pareja halló la forma de superar problemas de salud y reducir sus cargas financieras construyendo su propio hogar de ensueño con contenedores.

Jaimie y Dave Hinckle son una pareja estadounidense. Tras años de matrimonio, y hartos de vivir plagados de deudas, la pareja tomó una decisión radical: vender su hogar para pagar a sus acreedores.

Por supuesto, tendrían que vivir en algún lugar. Y optaron por comprar un pequeño terreno de dos hectáreas y construir el hogar de sus sueños con sus propias manos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Su hermoso hogar es el fruto de su propio trabajo y esfuerzo, e incluso fue diseñado por ellos mismos. Tiene todas las comodidades que necesitan, y una distribución fabulosa.

Pero para los Hinckle, lo más importante fue poder vivir libres de deudas. Su previo hogar estaba sujeto a una hipoteca, y previamente habían vivido alquilados. Querían poder olvidarse de pagos mensuales.

Luego de cinco años de duro trabajo manual, David y Jaimie han logrado llenar cada rincón de su hogar de color, belleza y amor. Ambos sienten una increíble satisfacción al ver el resultado.

Cargando...

Publicidad

A principios de 2010, la pareja comenzó a pensar en su futuro. Tenían una casa grande, pero muy poco tiempo libre y nada de capacidad de ahorro. Gastaban una pequeña fortuna en hipotecas.

Su hogar hoy en día tiene un espacio útil de unos 37 metros cuadrados. Para muchos podría sonar como un espacio ajustado, pero la pareja afirma que los ha ayudado a valorar las cosas que realmente importan en la vida.

Cargando...

Publicidad

En 2014, vendieron su hogar en Vancouver y usaron parte del dinero para pagar la hipoteca. Tomaron el resto del dinero y compraron un pequeño terreno de unas dos hectáreas en Katama, Washington.

Así comenzó su aventura. Negociaron con el ayuntamiento para conectar su propiedad a la red eléctrica y de aguas, y obtuvieron un permiso de ocupación. En junio de 2015, comenzaron la construcción.

Sabían que sería un proceso difícil, pero no se imaginaban lo que pasaría a continuación. Pero al poco tiempo, Dave atravesó una difícil experiencia.

Cargando...

Publicidad

Estando en su propiedad, colapsó súbitamente. Fue llevado de urgencia al hospital por vía aérea, y estuvo ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos por cinco días.

Había sufrido una fuerte hemorragia cerebral debido a un accidente cerebrovascular. En el hospital, apenas podía hablar, pero no dejaba de pensar en la casa que debía construir con su mujer.

Supo que debía recuperarse para cumplir su sueño. Incluso consiguió a un terapeuta que diseñó sus rutinas de terapia basadas en el entorno de la construcción de su vivienda.

Cargando...

Publicidad

Tras la apoplejía, Dave no podía mover el lado derecho de su cuerpo. El proceso de construcción de la terraza del piso de arriba fue integrado a su rehabilitación, y sirvió para mantenerlo motivado.

Sus sesiones cotidianas lo llevaron de no poder sujetar un martillo a haber recuperado más del 85% de la funcionalidad en el lado derecho de su cuerpo. Poco a poco, su destreza y sensibilidad fueron retornando.

Para abril de 2016, la pareja había finalizado la construcción de su hogar. Está conformado por dos contenedores de carga apilados. En la primera planta tiene cocina, sala de estar, baño y un espacio de almacenamiento.

Cargando...

Publicidad

Cargando...

Publicidad

Una escalera de caracol provee acceso al segundo piso, donde está su dormitorio y un amplio balcón. En total, gastaron unos 70.000 dólares en la construcción de su casa, además de unos 65.000 dólares en el terreno.

Gastaron más de lo previsto, pues se enfrentaron a gastos adicionales de impermeabilización y aislamiento térmico, entre otros gastos varios. Sin embargo, finalmente están libres de deudas, y son dueños de su propio hogar.

Cargando...

Publicidad

Más recientemente, el hombre creó un puente colgante para acceder a un balcón privado sobre el valle que habitan. Jamie sospecha que la recuperación de Dave está directamente vinculada a su trabajo construyendo su hogar de ensueño.

"Sé que proviene del hecho de que siempre está trabajando en algo emocionante, siempre tiene algo que esperar", dijo la esposa.

La historia de esta pareja es un recordatorio perfecto de que la felicidad no se trata de las cosas que poseemos, sino de la libertad de pasar tiempo con nuestros seres queridos.

Cargando...
Cargando...

Publicidad