Sobre AM
NoticiasPersonas

20 de agosto de 2021

Apoyan a una madre obligada a irse de una tienda porque su bebé no paraba de llorar

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una madre inglesa causó debate en redes sociales luego de verse obligada a salirse de una tienda cuando su bebé comenzó a llorar.

Se trata de Jasmin Suggit, mamá de dos niños de 2 años y 1 mes de edad. La mujer se encontraba realizando algunas compras en Matalan, una tienda minorista con varios establecimientos en Gran Bretaña, cuando ocurrió lo impensable. Entérate de los detalles, a continuación.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Luego del incidente, Suggit acudió a sus redes sociales para relatar la lamentable experiencia y reprochar la “patética” respuesta que recibió de la empresa cuando presentó una queja.

La madre contó que mientras hacía algunas compras en Matalan, su bebé de cinco semanas de vida comenzó a llorar por hambre. Naturalmente, Jasmin se dispuso a amamantarlo.

Consiente de que sacarse el pecho y dar de comer a su hijo podía resultar incómodo tanto para ella como para otros clientes, se dirigió a los probadores. No obstante, estaban cerrados.

Cargando...

Publicidad

Entonces, creyendo que la silenciosa área de zapatos sería perfecta para amamantar a su bebé en llanto, se dirigió hacia allá y le preguntó a una empleada si habría problema si se sentara ahí para hacerlo. La respuesta del personal la impactó.

“No, no aquí. Y el baño también está cerrado. Deberá hacerlo en Asda (otro establecimiento del lugar)”, habría sido la respuesta de la trabajadora.

Suggit relató haber sentido indignación no solo por haber sido discriminada (prohibir amamantar en tiendas se considera discriminación y es ilegal en Gran Bretaña). Que esta empleada sugiriera darle de comer a su hijo en un lugar tan antihigiénico también resultó perturbador para la clienta.

Cargando...

Publicidad

"Esta es mi primera experiencia negativa amamantando en estos dos años desde que soy madre", escribió Jasmin antes de referirse a la Ley de Igualdad de 2010, que defiende a las madres lactantes de Gran Bretaña.

De acuerdo a Suggit, esta ley asegura que "un establecimiento abierto al público no puede pedirle a una madre lactante que abandone el lugar si las razones tienen que ver con amamantar".

Cabe destacar que a Jasmin no le quedó más remedio que salir de Matalan e irse a otro lado donde sí pudiera satisfacer la necesidad básica de su hijo.

Cargando...

Publicidad

Luego de defenderse en su publicación, Jasmin pidió a la empresa que educara a sus empleados respecto a esta ley y los derechos de las madres lactantes. Sin embargo, también criticó la respuesta “patética” que recibió cuando les mandó un correo con su respectiva queja.

Matalan respondió con un “disculpe el inconveniente”, añadiendo que pasarían la queja al departamento correspondiente. Para Suggit, la respuesta careció de empatía y sentido.

“Su respuesta genérica fue claramente un copiado y pegado, y no me asegura que las demás madres no recibirán el mismo trato. Deben tener una conversación en todas las tiendas de que un bebé puede ser alimentado en CUALQUIER LUGAR donde la mamá esté legalmente permitida”, indicó.

Cargando...

Publicidad

Con su queja, Suggit espera que otras madres se enteren de cuáles son sus derechos y no se dejen perjudicar si atraviesan situaciones similares.

Su publicación ha recopilado más de 100 comentarios de madres que, como ella, entienden que un bebé debe recibir comida cuando sea necesario. Todos la defendieron y le desearon que se recuperara de tan traumático evento.

¿Has vivido algo así? ¿Cómo lo manejaste? ¡Cuéntanos en los comentarios!

Cargando...
Cargando...

Publicidad