Sobre AM
MediosHistorias virales

09 de septiembre de 2021

Condenan a una mujer que dejó morir a su perro tras encerrarlo sin comida durante 34 días

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

A esta mujer se le prohibió tener animales por el resto de su existencia, después de que encontraron a su perro sin vida junto a una lata vacía de alimento.

Katie Louise Oldridge fue condenada por dejar morir de hambre a Frank. La ciudadana del Reino Unido tuvo encerrado al can sin comida por 34 días.

La dama había abandonado a su mascota. Cuando fue hallado el cuerpo, sus huesos eran completamente visibles sobre su piel.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

ESTABA EN LA COCINA

Más de un mes pasó Frank confinado en la cocina de la casa de Oldridge. Jilly Dickinson, inspectora de la Sociedad para la Prevención de la Crueldad contra los Animales estuvo en lugar. 

Detalló que al encontrar al perro supo que había muerto de hambre. El cadáver fue metido en una bolsa para realizarle pruebas forenses.

Dickinson habló sobre el horrible ambiente en el que Frank vivió sus últimos días y precisó: "Encontré una lata de comida para perros en la encimera de la cocina, que contenía restos mohosos de comida en el fondo y una caja vacía de golosinas para perros que al parecer tenía excremento".

Cargando...

Publicidad

El caso de Frank fue uno de los peores casos de abandono que salió a la luz después de que su cuerpo fuera encontrado el año pasado en 2020.

El animal fue dejado con un solo cuenco de agua. Estuvo solo y encerrado del 10 de abril al 14 de mayo del año pasado. No tenía como arreglárselas.

Cargando...

Publicidad

TODO LO QUE PUDO

Después de que inspeccionaron su cuerpo, los veterinarios concluyeron que Frank habría muerto de hambre. El infortunado can comió e ingirió todo lo que pudo encontrar para calmar su apetito.

Los expertos encontraron materiales extraños dentro de su cuerpo. Concluyeron que sufrió mucho antes de que su vida terminara.

El 25 de agosto de 2021, Oldridge tenía dos delitos de bienestar animal a su nombre y fue sentenciada en el Tribunal de Magistrados de Hull.

Cuando la corte escuchó su versión de la historia, conocieron que en aquel momento ella había comenzado a abusar del alcohol debido a problemas personales.

Cargando...

Publicidad

"Consideramos que esto es un acto deliberado de negligencia, uno de los peores, si no el peor, que hemos tenido la desgracia de escuchar como un tribunal de magistrados", dijeron los jueces antes de sentenciar a la dueña del pobre perro.

Además de prohibirle tener animales por 10 años, la justicia británica incluyó en la sentencia 18 semanas de prisión para Katie.

Cargando...
Cargando...

Publicidad