Hombre vio que a mujer sin hogar le negaron un vaso de agua en McDonald's y la invitó a su casa en 2016

Vanessa Guzmán
06 oct 2021
08:50
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

El acto de bondad de un hombre trajo una sonrisa al rostro de una mujer sin hogar, cambiando su vida para siempre. Su historia ha inspirado a que muchos apoyen a los menos privilegiados.

Publicidad

En una fatídica mañana de un domingo en el invierno de 2016, el residente de Cardiff, Jonathan Pengelly, estaba haciendo la fila para comprar en McDonald's. Mientras esperaba su turno fue testigo de la escena más espantosa.

Justo en frente de él, una mujer sin hogar, que había estado en la fila por un buen tiempo, pidió un vaso de agua. Para su horror, el personal que la atendió rechazó sin rodeos la solicitud, dejándola desconsolada.

Collage de la fachada de un McDonald's y el residente de Cardiff, Jonathan Pengelly, con la mujer sin hogar | Foto: Twitter/Independent - Unsplash/visualbywahyu

Publicidad

LE NEGARON UN DERECHO BÁSICO

La mujer sin hogar, llamada Polly, no fue la única que terminó con el corazón roto. Pengelly recordó que su corazón se rompió al ver que a la mujer se le negaba un derecho humano básico.

Al relatar el incidente en una publicación de Facebook que posteriormente fue eliminada, el hombre admitió que no tenía idea de lo que pasó por la mente de los trabajadores del restaurante.

No obstante, encontró el comportamiento repugnante, especialmente viniendo de una empresa de miles de millones como McDonald's.

Publicidad

Conmovido por su situación, Pengelly no tuvo más remedio que acudir al rescate de la mujer sin hogar. Le dijo que pidiera lo que quisiera, pero para su sorpresa, ella solo pidió una hamburguesa con queso.

PARA QUE NO TUVIERA HAMBRE

El hombre de Cardiff terminó comprando tantos alimentos como pudo para que ella no tuviera que pasar hambre nuevamente.

Después de que salieron del restaurante, el ciudadano que había quedado cautivado por la encantadora mujer, se sentó con ella en el suelo.

Publicidad

Algunos transeúntes se rieron de la mujer cuando pasaban. Finalmente, invitó a Polly y su pareja a su casa para darse una ducha, arreglarse y cocinar.

Después de cocinar, empacaron toda la comida, que fue suficiente para alimentarlos a ellos y a sus amigos durante días. También les ofreció mantas, almohadas y una mochila. Gracias a su generosidad pudieron saciar su hambre.

La mujer reveló que nunca se había sentido tan apreciada en su vida. Al concluir su publicación, Pengelly señaló que ser amable no cuesta nada.

Publicidad

Yendo más allá, instó a todos a compartir su historia y crear conciencia sobre la falta de vivienda en todo el Reino Unido. También animó a la gente a desistir de mirar con desprecio a los que están en las calles y ponese un poco en su lugar.

Publicidad

Al hacerlo, no solo cambió su perspectiva de la vida para siempre, sino que también ganó una nueva amiga, Polly, con quien se ha mantenido en contacto desde entonces.

La publicación de Pengelly se volvió viral en poco tiempo. Si bien muchos elogiaron su acto de bondad, otros repudiaron al gigante de la comida rápida por rechazar a una persona necesitada.

Sin embargo, McDonald's ha negado desde entonces las acusaciones de que le negaron el agua a una mujer sin hogar.

Un portavoz aclaró que la compañía no tenía una política que prohibiera a las personas sin hogar ingresar a sus tiendas. También señalaron que sus empleados tenían el mandato de atender las solicitudes de los menos privilegiados.

Solo rechazan tales solicitudes cuando provienen de personas a las que se le ha prohibido el acceso al restaurante por comportamiento ilegal o antisocial. Casualmente, Polly supuestamente resultó ser uno de ellos, de ahí el trato que recibió.

Publicidad