MediosTV

07 de octubre de 2021

Meghan Markle enfureció a su exmarido Trevor Engelson con su acción después del divorcio

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Meghan Markle se ganó muchos corazones tras convertirse en duquesa de Sussex. Pero su llegada a la familia real se dio tras un largo camino, que incluyó un divorcio.

Meghan Markle puede traer a la memoria de muchos una figura real que llegó a la escena pública hace algunas décadas y cuya vida se rodeó de controversias: la princesa Diana.

Meghan Markle y Trevor Engelson en un evento en octubre de 2011. | Foto: Getty Images

Publicidad

Markle se habría de convertir en la esposa del hijo de Diana de Gales, el príncipe Harry. Hoy es madre de dos hijos suyos, y ha acaparado los focos mucho más que en sus tiempos en el mundo del espectáculo.

El casamiento de Meghan y Harry ha recibido tanto críticas positivas como negativas. La actriz de 40 años y su esposo se han visto en el ojo de muchas tormentas y controversias desde que tomaron la decisión de abandonar su labor en la familia real.

Este año, la rivalidad en la casa real británica escaló después de que Harry y Meghan dieron una entrevista explosiva a Oprah Wifrey. En ella, sacaron los trapitos sucios de la realeza al sol como nunca antes.

Publicidad

Las declaraciones hechas durante esa entrevista dañaron más la reputación de la monarquía británica que ninguna otra cosa durante las últimas dos décadas. Y Meghan fue señalada por ello.

Mucho antes de que se desarrollaran estos dramas y de convertirse en duquesa y en madre, Meghan era apenas una actriz joven que buscaba sus sueños junto a un novio que la apoyaba.

Su casamiento con el príncipe Harry puede haberla hecho una figura muy conocida, mucho más de lo que le deparó su modesta fama previa como actriz. Pero él no fue su primer amor, y de hecho no fue su primer marido.

Meghan Markle y Trevor Engelson en agosto de 2006. | Foto: Getty Images

Publicidad

EL PRIMER MATRIMONIO

En 2004, Markle seguía buscando un rol que la catapultara al estrellato. En ese momento de su vida conoció a Trevor Engelson, un productor de cine, en un bar de Hollywood.

Se dice que Engelson fue quien le consiguió un rol de reparto en la película 'Remember me', protagonizada por Robert Pattinson. Empezaron a salir, y tras seis años, en 2010, él le propuso matrimonio.

Pese al largo noviazgo, el matrimonio duró muy poco. Meghan viajó a Toronto para filmar su serie 'Suits', pero Engelson se quedó en Los Ángeles. Pasaban poco tiempo juntos.

Publicidad

La pasión se apagó, y Meghan tomó una decisión que enfureció a Engelson: cuando su carrera empezaba a despegar, Markle inició los trámites de divorcio en 2013, aduciendo diferencias irreconciliables.

El autor Andrew Morton ha acusado a Meghan y ha afirmado que era todo parte de un plan suyo. Según se reportó, en vez de volver a Los Ángeles a dar un cierre amigable a la relación, ella escogió terminar la relación por vía legal.

Le envió al productor por correo su anillo de compromiso y el de bodas. Engelson seguía tratando de procesar su pedido de divorcio cuando llegaron ambos anillos.

Publicidad

Trevor Engelson en 2018. | Foto: Getty Images

Su malestar con la situación se vio agravado por la sospecha de haber sido usado como plataforma para la carrera de su ahora exesposa. Sin embargo, no era la primera vez que Meghan había tomado actitudes duras.

Publicidad

Poco antes de mudarse a Canadá, hubo un incidente en el que ella se llevó una batidora muy cara que poseían, lo que muchos tomaron como una declaración de independencia. Se dijo que ella trataba de comprobar que con su propio trabajo ya no necesitaba las conexiones ni el dinero de Engelson.

Llevarse su electrodoméstico favorito de su casa de Los Ángeles fue la forma de Meghan de hacer ver que la casa que compartía con Engelson ya no era su hogar. Ahora era una mujer independiente que podía mantenerse.

Engelson afirmó que todo esto le resultó enojoso, y que se sintió pisoteado por ella. Morton aseveró estar convencido de que Meghan Markle es una persona calculadora, muy distinta de la imagen pública que brinda.

Publicidad

Este autor también dijo de Meghan que siempre había querido ser una princesa como Diana, desde pequeña. Y que esperaba que su fortuna la llevaría allí. Afirma que por esto, con su ascenso social dejó de llevarse con quienes la conocieron de antes, incluyendo familiares.

LA GRIETA

Antes de su casamiento en 2013, la actriz y Engelson habían discutido muchas veces porque él no le conseguía papeles bien pagos, sino roles menores que podían desmerecerla.

Tras su rol en 'Suits', Markle se tenía que mudar a Canadá por nueve meses. Tratando de mantener la proximidad, Engelson mudó su oficina a Nueva York, a una hora de vuelo. Pero ya para entonces la relación se había enfriado.

Publicidad

Publicidad

Markle, perfeccionista, se había cansado de la vida desordenada de su marido. Le molestaba que él llegara tarde y desaliñado a los compromisos, y con la estadía canadiense se habituó a la vida independiente.

LO QUE VINO DESPUÉS

Cinco años después del divorcio, Engelson seguía dolido. Ella había escalado mucho social y profesionalmente, hasta convertirse en una celebridad, una posición mucho mejor que la que había disfrutado cuando era su esposa.

Según Morton, y contrariamente a la opinión de muchos, Diana hubiera adorado a su nuera, de haber vivido. La princesa falleció a los 36, la edad que tenía Markle cuando se unió a la familia real.

Publicidad

Morton cree que Diana hubiera visto la mano del destino en su llegada. Por su parte, Meghan ha seguido en los pasos de Diana en lo que respecta a la acción humanitaria, que le valió el amor de mucha gente y el mote de Princesa del Pueblo a la difunta madre de Harry.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias y mantenerte al tanto de las noticias más relevantes de la actualidad.

Publicidad