Madre recibe llamada de su primer amor tras 28 años y sus sentimientos se reavivan - Historia del día

Vanessa Guzmán
19 oct 2021
05:20
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Dos ciudades, dos orígenes diferentes, algunos corazones rotos y casi 28 años es lo que le tomó a Julia reconectarse con su primer amor, William. Pero, ¿qué les depararía el futuro ahora que sus vidas habían cambiado drásticamente en tantos años?

Publicidad

Julia conoció a William durante sus vacaciones de verano en la casa de su abuela en Santa Fe. El padre de William tenía una pequeña granja y el niño solía ayudarlo durante su descanso escolar.

La vida de Julia contrastaba mucho con la de William. Ella nació y se crio en Nueva York. Sus padres eran personas de negocio. Pero eso no impidió que sintieran una gran atracción el uno por el otro. Rápidamente se enamoraron.

Pareja descansando junto al mar. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Cuando William creció, se mudó a la ciudad de su amada y comenzó sus estudios superiores. Él y Julia se encontraron en la universidad. Durante todo el tiempo que estuvieron separados se mantuvieron en contacto a través de cartas, llamadas y mensajes telefónicos.

Un día, William llamó a Julia para invitarla a cenar y proponerle matrimonio, pero lo que se suponía que era una conversación romántica se convirtió en una disputa que acabaría con sus posibilidades de estar juntos alguna vez.

"¿Hablas en serio, William?", Julia estaba furiosa con la llamada. "¿De verdad crees que José y yo estamos juntos?", dijo la mujer.

Publicidad

"Entonces, ¿qué está haciendo en tu habitación, Julia?", William se enfureció. "¿Con frecuencia llevas hombres a casa o tenías la intención de dejarme de una manera tan repugnante?".

"Estás cruzando la línea Will", dijo Julia. "Hablemos más tarde. Incluso si te lo explico ahora mismo, no lo entenderás porque estás enojado.

"Tienes razón, Julia", asintió William. "Nada tendrá sentido para mí. De hecho, no estoy interesado en averiguarlo. De ahora en adelante, no nos llamemos. ¡Sigamos por caminos separados!

Julia estaba furiosa y le gritó. Luego las lágrimas rodaban por sus mejillas. "¿Cómo puedes hacer esto? José es solo un amigo. Escuchaste su voz de fondo porque habíamos ido de compras juntos. Él solo me estaba ayudando. Hola… ¿Will? ¿Estás ahí?", William ya había desconectado la llamada.

Publicidad

Julia rompió a llorar. Ella no lo estaba engañando; de hecho, como William, ella estaba esperando el final del año universitario para proponerle matrimonio, pero sus celos arruinaron las cosas hasta el punto en que dejaron de hablar.

Pareja usando dispositivos electrónicos. | Foto: Pexels

Publicidad

Con el paso del tiempo, William se graduó, se casó y se estableció en una importante ciudad con su familia.

Había conocido a su esposa Clara durante una conferencia de trabajo, y después de salir en algunas citas, la pareja decidió casarse. También fueron bendecidos con una hermosa hija un año después y la llamaron Olivia.

Sin embargo, cuando Olivia cumplió 15 años, la vida puso a prueba a William cuando a Clara le diagnosticaron cáncer. Lamentablemente, estaba en las etapas terminales y la mujer no pudo sobrevivir durante más de unos meses. Él quedó devastado después de la pérdida y no volvió a casarse.

Julia, por otro lado, tenía una vida que no era mejor que la de William. Ella nunca pudo olvidarlo, incluso salió con varios hombres, pero ninguno la hizo feliz.

Publicidad

Unos años más tarde, se casó con un hombre llamado Eduardo y tuvieron un hijo juntos, pero el matrimonio no duró mucho. Después de divorciarse, se casó con otro hombre llamado Kevin y tuvo otro hijo con él, pero también se divorció dos años después.

Después de dos matrimonios fallidos y varios intentos de encontrar otro hombre, Julia vivía sola con sus hijos Aarón y Samuel.

Una noche, Julia se sentó a navegar por Facebook y averiguar más sobre su primer amor, William, tal como lo había hecho durante casi 28 años desde su última llamada telefónica.

Gracias a las redes sociales, ella sabía todo sobre su feliz vida matrimonial y su adorable hija. Julia, por supuesto, había estado celosa, considerando sus matrimonios desastrosos. Pero no quería poner en peligro la relación de William y Clara, por lo que nunca se atrevió a enviarle un mensaje.

Publicidad

Madre con sus bebés. | Foto: Unsplash

William no había estado muy activo en Facebook desde que Clara falleció, pero por los comentarios sobre las últimas fotos de él y de Clara, Julia se enteró de que la mujer había fallecido.

Publicidad

Sin embargo, William aún no había cambiado su estado a soltero, lo que significaba que no estaba listo para conocer a nadie.

“¿Debería enviarle un mensaje y preguntarle si le gustaría reunirse conmigo?”, se preguntó Julia. Pero, “¿Y si cree que estoy usando la muerte de su esposa como excusa? O espera, ¿y si me odia tanto como hace 28 años?”. No podía decidirse.

Entonces, al final, le envió un mensaje a William a través de un amigo en común y le dio su número de teléfono, con la esperanza de que él al menos respondiera con un mensaje de texto. Pero eso no sucedió.

Ella revisó su cuenta de Facebook todos los días, pero William no le envió un mensaje; de hecho, la última vez que se conectó fue solo unas horas antes de que ella revisara su cuenta, pero no había ningún escrito.

Publicidad

Sin embargo, un día, mientras estaba ocupada en Facebook, su teléfono vibró. Ella respondió a la llamada y casi se desmaya. "Hola, Julia", dijo el hombre al otro lado de la línea. "Es William. Espero que me recuerdes".

“Oh Dios, ¿es realmente William? Dios mío, Julia, se puso en contacto contigo. ¡Sí, Dios mío! ¿Qué tengo que hacer? ¿Qué debería decir?”, se decía a sí misma la mujer que estaba entrando en pánico por la emoción.

“Está bien, cálmate, Julia”, se aseguró a sí misma. “¡Tienes que responder!”.

Hombre hablando por teléfono. | Foto: Unsplash

Publicidad

Afortunadamente, después de lo que parecieron cinco minutos de saltar de emoción, Julia finalmente le preguntó a William si le gustaría reunirse con ella en un restaurante. William estuvo de acuerdo, y la noche siguiente, los dos ex-tortolitos se reunieron.

El corazón de Julia volvió a acelerarse como cuando se conocieron, tal como lo había hecho cuando lo vio por primera vez hace décadas. Su sonrisa y estatura alta reavivaron sus sentimientos por él.

"No puedo creer que nos encontremos después de tantos años", admitió tímidamente, con el corazón acelerado al verlo.

Pero antes de que William pensara en una respuesta, él también estaba dominado por las emociones. “Todavía se ve hermosa”, pensó. Él respondió con una sonrisa y le ofreció un asiento.

Publicidad

A medida que avanzaba la noche, se encontraron perdidos en profundas conversaciones sobre sus vidas y todo lo que había sucedido en el pasado.

William finalmente se disculpó con Julia por malinterpretarla y admitió que se sintió solo después de la muerte de Clara. "Para ser honesto, fue entonces cuando decidí que necesitaba verte. No podía creerlo cuando me contactaste después de todos estos años".

Y luego puso su mano sobre la de ella y le preguntó solemnemente: "Entonces, ¿me perdonarías y me darías otra oportunidad?"

Publicidad

Los ojos de Julia se llenaron de lágrimas. "Bueno, siempre quise tener una familia contigo. No creo que quiera perderte de nuevo".

Los enamorados intercambiaron besos apasionados y se abrazaron, y se volvieron a emparejar de nuevo.

Pareja en cena romántica. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Piense dos veces antes de actuar: Si William no hubiera dudado de Julia y la hubiera dejado, no habrían estado separados durante 28 años.

El destino está escrito: Las relaciones anteriores de Julia y Williams no funcionaron porque ellos estaban predestinados a terminar juntos.

Si te gustó esta historia, compártela con tus amigos e invítalos a suscribirse a AmoMama para que disfruten de mucha más información.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad