logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer visita a su hijo por primera vez en 12 años y lo encuentra en silla de ruedas - Historia del día

Georgimar Coronil
28 oct 2021
19:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Camila dejó a su hijo de un año con su esposo en Estados Unidos y debió permanecer en México por muchos años. Volvió 12 años después y lo halló en silla de ruedas, pero nadie le había dicho nada al respecto.

Publicidad

Camila conoció a su marido, Daniel, mientras recorría Guadalajara (México) como mochilero. Era la última etapa de su viaje por Latinoamérica, pero él y Camila se enamoraron rápidamente. Viajaron a la ciudad natal de él en Estados Unidos y se casaron allí.

Ella quedó embarazada rápidamente y tuvieron a su hijo Juan. Camila tuvo que regresar a México por unos asuntos familiares. Debía quedarse allí un mes, pero no se dio cuenta de que su visado estaba a punto de expirar.

Mujer sentada en la cama. | Foto: Pexels

Mujer sentada en la cama. | Foto: Pexels

Publicidad

Algunas de las normas del visado de turista cambiaron en su momento, así que el proceso fue largo. Daniel hizo todo lo posible para atender el hogar de la mejor manera. Mientras Camila estaba fuera, la madre de Daniel y uno de sus primos se ocuparon de Juan.

Finalmente, parecía que todo estaba listo para que su esposa regresara a Estados Unidos, pero a la madre de Camila le diagnosticaron cáncer, lo que la llevó a posponer su viaje.

Camila tuvo que organizarlo todo porque su padre y sus hermanos estaban demasiado angustiados. Ella siempre había sido la más estable emocionalmente en la familia.

Poco después, la situación de su familia empeoró. Su padre, Carlos, se deprimió y empezó a beber. Mientras que sus hermanos se peleaban por la herencia, y parecía que el "corto viaje" de Camila a México no iba a terminar nunca.

Publicidad

Lee también: Niño pasa la noche en un ático frío jugando al escondite con su padrastro - Historia del día

Daniel tuvo paciencia, se esforzó por mantener bien a su hijo. Por suerte, Juan pronto tuvo la edad adecuada para usar la computadora y la llamaba todos los días.

"¡Estoy deseando verte, mamá! Nos vamos a divertir mucho cuando llegues", le dijo el niño. Camila tenía ganas de llorar. Se había perdido muchas etapas de la vida de su hijo, y sus problemas en México seguían acumulándose.

"¡Yo también te extraño, cariño! Estoy emocionada por verte. Escucha, ¿puedes llamas a tu padre? Necesito hablar con él", le pidió Camila a su hijo. Juan salió corriendo y Daniel apareció en la pantalla unos minutos después.

Publicidad

"Hola, cariño. Dijiste que vendrías a finales de mes. ¿Necesitas dinero para el boleto de avión? ¿Te lo compro?", preguntó Daniel.

Hombre viendo una laptop. | Foto: Pexels

Hombre viendo una laptop. | Foto: Pexels

Publicidad

"Oh... hmmm... Daniel, lo siento mucho. Necesito quedarme un poco más. Por eso quería llamarte", comenzó Camila, disculpándose.

"Camila", suspiró Daniel y se frotó la frente. "Han pasado ocho años. Te has perdido todo en la vida de Juan. Yo... tal vez, deberíamos mudarnos allá contigo".

"¡No! Quiero que mi hijo crezca en Estados Unidos y tenga todas las oportunidades que yo nunca tuve. Si viene aquí, solo se verá envuelto en este lío. Pero no puedo dejar a mi padre solo. Mi hermana y mi hermano se han convertido en una pesadilla desde que murió mamá", le explicó Camila.

"Tus hermanos son adultos. No veo cómo eso es tu problema", espetó Daniel, tratando de mantener la calma.

Publicidad

"No puedo dejar a mi padre aquí con ellos. Venderán su casa y lo echarán a la calle. Es... no puedo ni explicar el monstruo en el que se han convertido. Quiero llevar a papá para allá, pero él no quiere salir de México", continuó Camila.

Discutieron durante un tiempo sobre la situación, pero no había solución a la vista. Camila tenía que quedarse en su país, y era mejor para ellos quedarse en Estados Unidos.

"¡Volveré pronto a casa, Juanito! Te lo prometo!", le dijo Camila a Juan cuando volvió a aparecer en la pantalla. El niño sonrió y se despidió de su madre.

Camila se quedó en México otros cuatro años hasta que su padre murió. Se le rompió el corazón al ver que a sus hermanos no les importaba y empezó a hacer los preparativos para vender la casa de su infancia.

Publicidad

I

Mujer cocinando. | Foto: Pexels

Mujer cocinando. | Foto: Pexels

Ella deseaba regresar con su familia. Así que, emocionada, hizo las maletas y viajó a casa después de 12 años. Se moría de ganas de sorprenderlos.

Publicidad

"¡Hola! ¿Hay alguien en casa?", gritó Camila cuando entró al hogar.

"¡Oye! ¿Cómo puedes entrar aquí... espera, Camila? ¡OH, DIOS MÍO!", dijo conmocionada la prima de Daniel, Amanda, que corrió a abrazar a Camila.

"Hola, Amanda. Ha pasado tanto tiempo. ¿Estás cuidando a Juan?", preguntó.

Lee también: Una mujer deja a su esposo sin motivo, pero después de un tiempo él recibe una carta de ella - Historia de suscriptores

"Sí, solo estoy preparando unos sándwiches. Pero, oh dios mío, ¡estás aquí! ¡Daniel no me lo ha dicho! Vamos a la cocina!", expresó Amanda. "¡JUAN! ¡Ven aquí!"

Publicidad

Amanda la llevó a la cocina, y charlaron hasta que Camila escuchó una voz. "¿Mamá?", dijo Juan desde la puerta de la cocina. Ella se dio la vuelta y se sorprendió.

"¡Juanito! ¡Mi amor! ¿Qué haces en una silla de ruedas?", preguntó después de correr a abrazarlo.

"Llevo años en silla de ruedas, mamá. Pensé que papá te lo había dicho. No pasa nada. Está muy bien!", respondió Juan, devolviéndole el abrazo a su madre. "¡Pero si estás aquí! ¡Te he echado tanto de menos! ¡No me lo puedo creer! ¡Papá no me ha dicho que ibas a venir!".

Joven en silla de ruedas. | Foto: Shutterstock

Joven en silla de ruedas. | Foto: Shutterstock

Publicidad

"Fue una sorpresa. No se lo dije a nadie. Pero ahora estoy aquí!", respondió Camila sonriendo a su hijo. Pero también le dirigió a Amanda una extraña mirada interrogativa.

"¡Comamos primero!", comentó Amanda. Después de comer, Juan tenía que terminar unos deberes y se fue a su habitación.

"¿Qué pasa? ¿Cuánto tiempo lleva en una silla de ruedas? ¿Por qué no me lo habías dicho tú o Daniel? Hace años que hablamos por Skype", manifestó Camila.

"Lo siento, Camila. Pero Daniel dijo que era mejor no decir nada al principio. Luego todos nos acostumbramos. Juan se adaptó tan rápido que era como si no tuviera ninguna discapacidad. No me correspondía decírselo", aclaró Amanda. "Pero tienes que preguntárselo a tu marido".

Publicidad

Daniel llegó a casa esa noche y sonrió al ver a Camila. A lo largo de los años, su familia le había animado a divorciarse de Camila y a buscar otra mujer. Pero ella era el amor de su vida y la esperaría para siempre.

Se sintió un poco confundido cuando ella no corrió inmediatamente a sus brazos. "Tenemos que hablar", exigió ella. Fueron a su oficina y cerraron la puerta para que Juan no pudiera oírlos.

"Camila, ¿por qué no me dijiste que venías? Te hubiera recogido en el aeropuerto", comentó Daniel y sonrió.

"Oh, no lo sé. ¿Por qué no me dijiste que Juan está en una silla de ruedas? ¡ESO ES ALGO QUE ME HAS ESTADO OCULTANDO! ¿QUÉ PASÓ?", gritó Camila.

Publicidad
Niños jugando fútbol. | Foto: Pexels

Niños jugando fútbol. | Foto: Pexels

"¡Cállate! Por favor, cálmate o Juan te va a escuchar. Te lo explicaré todo", suplicó Daniel y se acercó a Camila, tratando de consolarla. Ella se resistió al principio, pero finalmente consiguió que la escuchara.

Publicidad

"Juan tuvo un accidente en la escuela durante su práctica de fútbol. Se cayó por las escaleras de la grada. Los médicos dijeron que tenía posibilidades de recuperarse, así que quise esperar para contártelo. Pero es un proceso lento. No está totalmente incapacitado. Puede moverse un poco", reveló Daniel.

"¿Pero por qué no me lo dijiste?", preguntó Camila.

"¿Cómo iba a decírtelo? Se suponía que debía mantener a nuestro hijo a salvo, y tú estabas lidiando con una pesadilla en casa: tu padre y su alcoholismo, además de tus hermanos. No quería preocuparte más de lo que ya estabas", continuó Daniel.

Lee también: Mi padre puso en marcha un plan sucio mientras mi mamá estaba en el hospital - Historia del día

Publicidad

"Tenía derecho a saberlo. Me he perdido mucho de su vida, y es mi culpa. Papá murió, por cierto. Por eso finalmente empaqué todo y me fui. No puedo creer que haya renunciado a ver crecer a mi hijo solo por intentar ayudar", se lamentó Camila.

Daniel continuó abrazándola y se disculpó por no mantenerla al tanto. No hablaron durante unos minutos, luego él preguntó. "¿Esta vez te quedas de verdad?".

"Sí. No me vuelvo a ir por ningún motivo. Tengo que compensar a Juan... y a ti también si quieres seguir siendo mi esposo", prometió Camila.

Daniel sonrió y la besó. "Por supuesto que sí. También he tratado de mantener a Juan interesado en su origen mexicano, y lo inscribí en clases de español. Pero necesita que le enseñes todo lo que yo no puedo", añadió.

Publicidad

"¡Le enseñaré!", prometió ella y no volvió a salir de Estados Unidos.

Pareja abrazándose. | Foto: Pexels

Pareja abrazándose. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad

Darle prioridad a tu familia: Camila se perdió muchos momentos especiales junto a Juan, por haber ayudado a su familia extensa. Una vez que te casas y tienes a tus hijos, ellos tienen que ser lo primero.

Sé sincero con tu familia: Daniel debería haberle contado a Camila sobre la lesión de Juan, tan pronto como ocurrió. Pero mintió por la preocupación de su mujer y, por suerte, lo solucionaron.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

15 años después de su divorcio, hombre ve a su exsuegra hurgando en la basura - Historia del día

04 de abril de 2022

Niño huérfano halla mochila malograda en casa abandonada y se entera de que es de su madre desaparecida - Historia del día

04 de mayo de 2022

Mamá le pide a pareja de ancianos que cuide a su hijo en el parque y desaparece sin dejar rastro - Historia del día

29 de abril de 2022

Mujer adopta a niña pobre cuya madre murió al dar a luz y nota que es idéntica a ella - Historia del día

30 de marzo de 2022