Viral

09 de noviembre de 2021

Padres se vieron obligados a dejar en el orfanato a la bebé que acababan de adoptar

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail
Cargando...

Publicidad

Una madre y un padre se enfrentaron a obstáculos agotadores al pasar por el proceso de adopción. No sabían si podrían llevar a su bebé a su hogar y tenerla entre sus brazos para siempre.

Después de decir sus votos en 1994, Michele y Dave Hengen estaban más que listos para tener hijos. Desafortunadamente, después de la emoción de haber quedado embarazada, ella tuvo un aborto involuntario.

Sin embargo, la pareja no permitiría que eso cambiara sus sueños y decidieron adoptar. Ninguno imaginaba lo que tendrían que pasar para convertirse en los padres amorosos de Katja.

Cargando...
Cargando...

Publicidad

Cuando la pareja conoció a la niña, ella había estado viviendo en un orfanato llamado la Casa de los Bebés, ubicada en Cherkasy, Ucrania, durante unos cuatro años. Ellos por su parte residían en Montreal, Canadá, en la provincia de Quebec.

DESAFIANDO OBSTÁCULOS

Tras enamorarse de la niña, descubrieron que el proceso de adopción internacional era un desafío; Quebec había cerrado sus fronteras a Ucrania. Esto obligó a la pareja a regresar a casa, dejando a su niña sola en el orfanato a mitad del mundo. 

“Durante nuestra primera visita, ella se abrió a nosotros como una flor en primavera. Después de cuatro años de nunca tratar de hablar, me llamó ‘Mamá’”, recordó Michele, según recoge Love what Matters.

Cargando...

Publicidad

En ese momento les informaron que la niña tendría que permanecer en el orfanato durante al menos medio año más, antes de que se la pudieran llevar a su hogar oficialmente. 

Los padres estaban aterrorizados ante la imagen de su pequeña permaneciendo en la institución por otros 6 meses. Pero no dejaron que eso los detuviera; se aseguraron de que la trasladaran a orillas canadienses en solo un mes. 

“Fue la adopción de Katja la que realmente nos obligó a aprovechar nuestra visión de lo que queríamos para seguir poniendo un pie delante del otro”, expresó la amorosa madre, al hablar de su experiencia.

Cargando...

Publicidad

UNA GRAN FAMILIA

Tras esta experiencia, Michele y Dave se animaron a adoptar a los gemelos recién nacidos, Matt y Nick. Esta adopción también tuvo sus dificultades. 

Sin embargo, en este punto, debido a su experiencia con la adopción de Katja, la pareja era más que impermeable a las dificultades, y con voluntad, decisión y algunos ángeles en su camino lograron su objetivo.

Cargando...

Publicidad

UN VIAJE INSPIRADOR

Los tres niños son adultos ahora. Juntos vivieron una infancia amorosa y hermosa al lado de sus padres adoptivos. Michele ha querido compartir su viaje de adopción con todos. 

“Realmente espero que nuestra historia pueda inspirar a alguien, tal vez usted o un ser querido, ¡para adoptar un niño precioso, o más!”, dijo.

Desde entonces, se ha convertido en una experta en el tema de adopciones. Ayuda y orienta a otras personas que buscan embarcarse en este temible territorio, donde encontrarán un amor incondicional que no sabían que existían.

Cargando...
Cargando...

Publicidad