logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Tras la muerte de esposo, viuda consigue trabajo como criada en la casa de anciana rica y lo ve allí - Historia del día

Mayra Pérez
17 nov 2021
09:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una joven se encuentra con su esposo, quien supuestamente había fallecido meses atrás, después de conseguir un trabajo como empleada doméstica en el hogar de una anciana rica.

Publicidad

“Se ha comunicado con el buzón de voz de Carlos Juárez, no estoy junto a mi teléfono en este momento; si vuelve a intentarlo más tarde, podemos solucionar algo”.

Era la quinta vez que Gloria Juárez llamaba a su esposo, quien trabajaba como oficial de transporte para una empresa de logística. Se había ido de casa a toda prisa, tras haber sido convocado para hacer una entrega improvisada esa misma mañana.

Mujer joven expresa gran preocupación. | Foto: Pexels

Mujer joven expresa gran preocupación. | Foto: Pexels

Publicidad

La pareja había regresado de su luna de miel dos meses atrás. Su esposo se había reincorporado al trabajo mientras ella se quedaba a cargo de la casa.

En cierto sentido, todavía eran recién casados; sin embargo, los dos habían sido amigos antes de convertirse en novios, por lo que se conocían lo suficientemente bien como para saber cuando había algún problema.

“Regresaré hoy al mediodía”, le había dicho Carlos esa misma mañana mientras se vestía.

“Tienes que hacerlo, tenemos que reunirnos con el médico hoy para decidir el mejor curso de acción a tomar con respecto a nuestra planificación familiar”, había respondido ella.

Publicidad

Gloria sabía que no debía preocuparse; su marido siempre había cumplido su palabra. Sin embargo, a medida que pasaba la tarde, la serenidad la fue abandonando.

Tres horas después, decidió llamarlo para ver qué lo retenía; sin embargo, la llamada caía directo al buzón de voz. Esperó otra hora para volver a intentarlo, pero una llamada de una línea desconocida la interrumpió antes de que pudiera marcar.

“¿Si, quién es?”, preguntó ella con entusiasmo.

Era un policía con malas noticias; su esposo había fallecido en un accidente automovilístico causado por un conductor ebrio.

Publicidad
Una mujer joven sentada en un sofá con expresión de gran tristeza. | Foto: Getty Images

Una mujer joven sentada en un sofá con expresión de gran tristeza. | Foto: Getty Images

“Murió en el lugar, y fue trasladado a un hospital. Le enviaré la dirección ahora”, le dijo el policía. “Lamento mucho tu pérdida”, dijo, dejando a Gloria sumida en sus pensamientos.

Publicidad

“No puede ser”, se decía una y otra vez mientras se empeñaba en seguir llamando a su línea.

“¡¡No puedes estar muerto!!”, gritaba mientras estallaba en lágrimas.

“Sus restos han sido enviados a un hospital”, recordaba que había dicho el policía, por lo que rápidamente empacó sus cosas y se fue directamente al hospital.

El cuerpo de Carlos fue puesto en un ataúd cerrado durante el funeral. Fue un momento difícil para Gloria; había amado a su marido muy intensamente.

“¡Teníamos tantos planes, Carlos!”, pensaba la viuda, mientras las lágrimas corrían por su rostro. “¿Cómo pudiste dejarme sola? ¿No me prometiste que estaríamos juntos para siempre?” le preguntaba, a sabiendas de que su difunto esposo no podría haber hecho nada para evitar su destino.

Publicidad

La viuda lloró a su esposo por muchos meses, durante los cuales se mantuvo con sus ahorros. Después de un tiempo, se dio cuenta de que necesitaba trabajar si quería sobrevivir.

“No volverás a tener pareja, ¿recuerdas?” se decía a sí misma.

Ataud cerrado y lleno de flores. | Foto: Shutterstock

Ataud cerrado y lleno de flores. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Conseguir un trabajo fue muy difícil para Gloria porque la mayoría de los empleos disponibles eran para hombres. Sin embargo, pudo conseguir uno como sirvienta en la casa de una anciana adinerada llamada Judith.

“Tu trabajo es simple”, le comentó la mujer mayor. “Te pagaré mucho si ayudas a limpiar la casa y de vez en cuando cocinas para mi hijo”.

“Puedo hacerlo, señora, solo necesitaré una lista de sus preferencias”.

“Le encanta el pollo en cualquier forma que se prepare”, se rio la anciana.

“¿En serio? A mi difunto esposo también le encantaba el pollo”, dijo Gloria, sintiendo el ahora soportable golpe de dolor que solía sentir cuando pensaba en Carlos.

Publicidad

Gloria consiguió el trabajo y prometió regresar muy temprano al día siguiente para comenzar. Hablaba muy en serio, y estaba en camino tan pronto como amaneció.

Si no lo hubiera hecho, se habría perdido lo que vio cuando entró en el camino de entrada de la mujer mayor; era Judith paseando por su jardín con un hombre más joven.

“Debe ser su hijo”, pensó Gloria mientras los miraba.

Alguien abre una puerta. | Foto: Pexels

Alguien abre una puerta. | Foto: Pexels

Publicidad

Los siguió en silencio por curiosidad, y se sorprendió cuando Judith condujo al hombre hacia un edificio separado, anteriormente utilizado como unidad de almacenamiento.

Cuando Judith notó que Gloria los estaba mirando, rápidamente apresuró al hombre a entrar al edificio y cerró la puerta; siempre hacía esto cuando notaba que la gente o sus trabajadores los miraban de manera inusual.

Sin embargo, no fue antes de que Gloria vislumbrara al hombre que se parecía muchísimo a su difunto esposo. Se llevó las manos a la boca justo cuando la puerta se cerraba de golpe.

“¿Qué engaño es este?”, susurró mientras su mente se aceleraba. “Debe ser mi imaginación”.

Publicidad

No podía estar segura de que fuera su Carlos, pero lo poco que había visto, su andar, el color de su cabello, era suficiente para hacerla dudar.

Gloria hubiera dado cualquier cosa por averiguarlo, pero por respeto a su empleadora y por temor a que pudiera haber estado alucinando, regresó a la casa principal y se puso a limpiarla, mientras pensaba.

“¿Era una alucinación?… lo extraño mucho”, pensó.

Hizo todo lo posible para evitar escabullirse a la casa trasera donde Judith y el hombre habían desaparecido. Se concentró en reunir el coraje para preguntar por él tan pronto como la anciana regresara.

Publicidad

“¿Ese era tu hijo?”, le preguntó a Judith cuando regresó al edificio principal unos minutos después.

“Sí, ¿lo conoces?”, respondió la mujer a la defensiva.

“Oh, lo dudo. Es solo que se parece tanto a mi difunto esposo, Carlos”, respondió Gloria en un tono sombrío, conteniendo las lágrimas.

Judith pareció triste por su respuesta y luego se alejó sin mirar atrás, esperando que Gloria la siguiera. Caminaron hasta su estudio, que tenía un gran armario y otros efectos de oficina. El primer cajón del armario no contenía nada más que un anillo de bodas que hacía juego con el que Gloria tenía en casa.

Publicidad
Mujer joven se recuesta en su cama con gran tristeza. | Foto: Getty Images

Mujer joven se recuesta en su cama con gran tristeza. | Foto: Getty Images

“Hace dos años, lo encontré cerca de un auto en llamas, apenas respiraba”, dijo Judith. Ella confesó lo sola que se sentía hasta que descubrió a Carlos, quien sufría pérdida de memoria luego del accidente.

Publicidad

“Lo cuidé hasta que recuperó la salud y cuando me preguntó por su identidad, le dije que era mi hijo y le di otro nombre, que es el que usa actualmente”.

“¡Por favor, déjame verlo!”, suplicó Gloria. “¡Podría ser mi esposo!”, añadió y luego se quedó en silencio porque sabía que no podía pronunciar una palabra más sin perder la serenidad y romper a llorar.

“Lo siento, pero no puedo dejar que eso suceda. Porque si resulta ser tu esposo, simplemente lo alejarás de mí y me quedaré sola otra vez. Estás despedida”, dijo Judith y se marchó molesta.

Así, Gloria perdió su nuevo trabajo. Sin embargo, ella había ganado algo a cambio: esperanza. El amor de su vida aún podría estar vivo y no se daría por vencida hasta tener la certeza.

Publicidad

“Lo siento Judith, pero él podría ser mi esposo”, se dijo a sí misma mientras tramaba un plan. Si no puede recordar su pasado, le ayudaré a recuperar esos recuerdos.

Al día siguiente, regresó a la casa de la anciana; sin embargo, ella estuvo durante todo el día, por lo que no pudo llegar al segundo edificio.

Regresó día tras día hasta que una tarde, Judith había salido y Gloria pudo escabullirse hasta el edificio contiguo en el que el hombre había desaparecido.

“¿Quién eres tú?”, le preguntó tan pronto como la vio. “¿Por qué me siento tan feliz de que estés aquí?”, preguntó en voz alta, desconcertado por sus emociones.

Publicidad

Gloria estaba muda y solo podía llorar porque ahora había confirmado que su esposo estaba vivo.

“¡Soy tu esposa!”, dijo finalmente.

Ella le contó a Carlos todo lo que había sucedido y la historia lo sorprendió. Mientras trataba de darle sentido a todo, notó los pendientes que tenía Gloria; era el par que le había regalado en uno de sus aniversarios.

Mujer joven abre la puerta de su hogar. | Foto: Getty Images

Mujer joven abre la puerta de su hogar. | Foto: Getty Images

Publicidad

“Gloria…”, dijo Carlos, recordando de repente su nombre, y esa palabra desencadenó la liberación de sus otros recuerdos.

Lee también: Adolescente arrogante humilla a un mesonero discapacitado - Historia del día

El día del accidente, había recogido a un desconocido. Estaban teniendo una conversación cuando un conductor ebrio se desvió del carril opuesto al suyo, e invadió su lado de la carretera.

Los conductores intentaron evitar el choque, pero fue imposible. El vehículo de Carlos quedó destrozado en el proceso. Después de eso, recordó haber salido arrastrándose del automóvil y haber visto el cuerpo del extraño en el asiento delantero.

Publicidad

Posteriormente se desmayó, y así estaba cuando Judith lo había encontrado. “Deben haber enterrado al extraño en mi lugar”, dijo con tristeza. “Si no lo hubiera recogido, todavía estaría vivo”.

“No es tu culpa cariño”, dijo.

Gloria estaba consolando a Carlos cuando Judith regresó de repente. Antes de que pudiera decir nada, Carlos compartió felizmente la buena noticia: “¡Mamá, encontré a mi esposa!”

Gloria quería decirle a Carlos que Judith no era realmente su madre, pero decidió no decir nada cuando vio lágrimas en los ojos de la mujer, y como su esposo era huérfano, decidió seguirle el juego.

Publicidad
Una pareja joven y muy feliz se abraza mientras se mira a los ojos. | Foto: Pexels

Una pareja joven y muy feliz se abraza mientras se mira a los ojos. | Foto: Pexels

Pasaron varias semanas antes de que Carlos recuperara completamente su memoria y recordara que su verdadera madre había muerto décadas antes. Sin embargo, para entonces, la relación entre él, su esposa y Judith se había solidificado.

Publicidad

Ella y Carlos continuaron visitando y cuidando a la anciana en los años siguientes, y cuando ella falleció, les dejó su mansión.

¿Qué podemos aprender con esta historia?

El dolor no es una excusa. Gloria perdió a su esposo, que solía ser la fuente de ingresos del hogar. Recurrió a sus ahorros, pero eventualmente debió llenarse de valor para conseguir trabajo, a pesar de su tristeza.

No recompenses el mal con el mal. Judith había despedido a Gloria solo para mantener su secreto. Cuando la verdad fue revelada, Gloria podría haber dicho que Judith no era la verdadera madre de Carlos, pero eso habría provocado mucho dolor. Guardó silencio y todos fueron felices.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar también: Mujer no puede conseguir trabajo por su edad - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Hombre se burla de esposa por engordar después de dar a luz: él halla su diario tras ser hospitalizada - Historia del día

03 de marzo de 2022

Esposa ve a su marido millonario visitando a mujer con trillizas y se entera de que ellas heredarán su mansión - Historia del día

25 de abril de 2022

Gemelos envían a papá a un ancianato y se enteran de que dejó su herencia al conserje, que es idéntico a ellos - Historia del día

28 de febrero de 2022

A pobre mamá le impiden abordar avión para llegar a casa con su hijo: "¡Necesito ver a mi bebé!", grita - Historia del día

22 de abril de 2022

Joven viuda de un hombre rico descubre que él dejó herencia de $4,7 millones a desconocida de 81 años llamada Ana - Historia del día

13 de mayo de 2022

Niña ciega le ruega a un hombre que la ayude a buscar a su papá: poco después él se da cuenta de que es su propio padre - Historia del día

15 de mayo de 2022

Hombre sigue a esposa que se escapa todas las noches y la atrapa visitando enorme mansión - Historia del día

21 de marzo de 2022

Anciana viuda viaja a otra ciudad y ve a trillizos que se parecen a su difunto hijo - Historia del día

13 de abril de 2022

Mujer rica ayuda a hombre sin hogar: un día nota que tiene la misma marca de nacimiento que ella - Historia del día

17 de febrero de 2022

Hijo de millonario le ofrece a chica que trabaja limpiando ser su esposa por 1 hora - Historia del día

08 de abril de 2022

Millonario no sabe que su nieta es indigente hasta que la ve en medio de la calle - Historia del día

07 de mayo de 2022

Anciano ve a mujer sin hogar y reconoce a enfermera que años atrás se quedó junto a él durante 27 meses - Historia del día

15 de marzo de 2022

Millonario llega a hotel y se desmaya al ver a su esposa trabajando como mucama allí - Historia del día

13 de marzo de 2022

Tras 56 años de matrimonio, mujer encuentra carta de despedida de su esposo - Historia del día

25 de febrero de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited