logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Madre pobre y joven compra lavadora vieja que apenas podía pagar, luego halla una nota adentro - Historia del día

Mayra Pérez
18 nov 2021
10:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Jessica quería comprar una lavadora de $250, pero no podía pagarla, así que le pidió un descuento al vendedor. Para su sorpresa, él consintió de inmediato. Cuando llegó a casa descubrió algo increíble.

Publicidad

Cuando Jessica y su esposo Eduardo le dieron la bienvenida a su primera hija Kathy, rápidamente comprendieron que la crianza no sería tarea fácil. Los jóvenes padres tenían dificultades económicas y constantemente les faltaba el dinero.

Eduardo era dueño de un negocio textil que no pasaba su mejor momento. Jessica trabajaba como niñera los fines de semana mientras su esposo cuidaba de Kathy. Con una bebé en casa los gastos aumentaron, mientras que los ingresos se mantuvieron iguales o incluso bajaron algunos meses.

Una mujer lleva en brazos a su recien nacida. | Foto: Pexels

Una mujer lleva en brazos a su recien nacida. | Foto: Pexels

Publicidad

“Debe ser un desafío para ellos también. Quizás hasta más difícil”, reflexionó Jessica un fin de semana, mientras miraba a su vecina Sandra y a sus hijos.

Sandra estaba criando a un tercer hijo y su esposo era solo un camionero que no producía grandes ingresos. Ella había estado trabajando en una granja durante varios años para ayudar a mantener económicamente el hogar, y así lograban llegar a fin de mes.

Jessica y Eduardo, al igual que sus vecinos, se las arreglaban lo mejor que podían. Él había dejado de ir a bares con amigos para ahorrar dinero después de la llegada de Kathy, y ella también había renunciado a algunas cosas.

Publicidad

Afortunadamente, la situación comenzó a mejorar económicamente. El negocio de Eduardo crecía en forma lenta pero constante, y Jessica estaba logrando ahorrar algo de dinero.

Justamente cuando parecía que iban a tener un mes menos estresante, otro problema llamó a su puerta: la lavadora se averió. Después de considerar sus opciones, Jessica se dio cuenta de que no tenía sentido repararla.

El costo de mano de obra y reemplazo del motor sería ligeramente menor que el costo de una nueva, y no había garantía de que el equipo reparado duraría. Esta era la cuarta vez que el electrodoméstico debía ser reparado en el mismo año.

Publicidad

Sabiendo que no había otra opción que buscar una nueva lavadora, Jessica se sentó en la computadora buscando una asequible. Una hora de búsqueda la llevó a un hallazgo adecuado, pero costaba 250 dólares.

Desafortunadamente, no podían pagar eso. Decidió ver al vendedor en persona y pedir un descuento en ese mismo momento. Jessica tomó nota de la dirección del propietario.

Imagen de una lavadora de carga vertical. | Foto: Shutterstock

Imagen de una lavadora de carga vertical. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Al llegar, un hombre de la edad de Jessica abrió la puerta. Había calma en sus ojos, aunque los círculos oscuros debajo de ellos revelaban estrés interno y agotamiento.

“¿Cómo puedo ayudarte?”, preguntó el vendedor, con voz profunda pero apesadumbrada.

“Hola, ¿eres James Castro? Soy Jessica Torres. Te envié un mensaje sobre la lavadora. ¿Puedo echarle un vistazo?”

“Oh, Jessica. Sí, claro. Adelante”, dijo James, y ella lo siguió.

La casa estaba en ruinas, y Jessica dedujo que el hombre planeaba mudarse, razón por la cual había puesto la máquina a la venta. Al entrar en la habitación contigua al pasillo, vio la lavadora blanca. Parecía nueva, tal y como la había visto en línea.

Publicidad

“Quería hablar sobre el precio”, dijo Jessica. “No puedo pagar $250, de hecho no puedo pagar más de $150. Acabamos de tener un bebé y las cosas no están tan bien económicamente. ¿Podría darme un descuento?”.

“Seguro. No es problema, $150 sigue siendo un buen negocio”, dijo él distraídamente y luego se dio la vuelta para levantar la máquina.

“¿En serio? ¡Gracias! ¡Muchas gracias!”. Jessica se sentía la persona más feliz del mundo.

Cartera con algunos billetes y tarjetas visibles. | Foto: Pexels

Cartera con algunos billetes y tarjetas visibles. | Foto: Pexels

Publicidad

James sonrió ligeramente y la mujer pudo sentir que sus pensamientos habían vagado más allá de la habitación, pero no se preocupó mucho por eso. Estaba regocijándose con su suerte.

Después de 5 minutos, los dos llevaron la enorme máquina al auto de Jessica sin guantes o cinturones de carga, resoplando y sudando. Ya le había pagado a James y estaba ansiosa por llevar la máquina a casa.

Mientras se preparaba para irse, le dio la mano para despedirse y le pidió que la encontrara en algún lugar en el futuro, pero la respuesta de James fue un rotundo no.

“Me voy de aquí para siempre, y no volveré, así que no creo que nos volvamos a encontrar. De todos modos, espero que la máquina te sea útil”, dijo con una breve y honesta sonrisa. Jessica sonrió ante la extraña respuesta y le dio las gracias una vez más antes de irse.

Publicidad

Cuando llegó a casa, lo primero que hizo fue verificar la funcionalidad del equipo. Sin embargo, cuando la abrió para revisar el filtro de pelusa, se sorprendió al encontrar los $ 150 allí.

También había una hoja de papel doblada en una esquina con un mensaje. “Es un regalo para su bebé recién nacido”, decía. “No pensé que fuera justo pedir dinero a alguien que ya estaba pasando por dificultades económicas”.

“Por eso decidí devolverlo. Alguien muy cercano a mi corazón me dijo una vez que si tengo los recursos, debería ayudar a los menos afortunados”. Jessica se sorprendió: “¿Cuándo metió esto dentro de la máquina?”

Publicidad

De repente, lo entendió. Le había pedido que la ayudara a trasladar la máquina al patio mientras ella sacaba cuerdas del maletero del coche para embalar la máquina correctamente, y es posible que fuera entonces cuando él puso el dinero dentro.

Un sobre sellado sobre una mesa. | Foto: Pexels

Un sobre sellado sobre una mesa. | Foto: Pexels

Publicidad

Jessica quería expresarle su gratitud por su ayuda. Sin embargo, debido a que no proporcionó un número de teléfono en el sitio web y regresar a la casa sería un viaje de dos horas desde su casa, decidió ir al día siguiente.

Desafortunadamente, para entonces era demasiado tarde; el hombre ya había salido de viaje y había un cartel de “se vende” en el patio. Jessica salió del lugar abatida, agradeciéndole una vez más en su corazón.

Lee también: Mujer reconoce el viejo colgante del policía que la salvó de ahogarse - Historia del día

Un año después, Jessica y Eduardo pudieron mudarse finalmente a una casa más grande. Kathy había sido aceptada en una buena escuela y el negocio de Eduardo iba bien.

Publicidad

Ella estaba de pie en el balcón de su antigua casa, inspeccionando el área donde había pasado la mayor parte de sus días. Ese lugar guardaba muchos recuerdos.

Dirigió su mirada a la residencia de Sandra y la escuchó discutir con su esposo sobre la compra de una nueva lavadora. Jessica echó un vistazo a la cuerda cargada de ropa mojada en la terraza de la vecina.

“Esa pobre mujer debe haber lavado toda la ropa ella misma. Debería hacer algo para ayudarla”.

Entonces, antes de irse, tocó el timbre de la casa de Sandra y dejó la lavadora en la puerta de su casa con una nota que decía: “Con el cariño de tu vecina, Jessica”.

Publicidad
Área de la lavandería de un hogar, con equipos deteriorados. | Foto: Shutterstock

Área de la lavandería de un hogar, con equipos deteriorados. | Foto: Shutterstock

Jessica vio lo feliz que estaba Sandra cuando abrió la puerta y encontró la máquina en su porche. “Así se debe haber sentido James cuando me ayudó. Honestamente, se siente increíble”.

Publicidad

“Sin embargo, tengo curiosidad por saber quién lo animó y le pidió que ayudara a las personas necesitadas”, reflexionó mientras su coche se alejaba a toda velocidad hacia su nuevo destino.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca dudes en ayudar a alguien que lo necesite, si tienes los medios para hacerlo. La forma en que Jessica ayudó a Sandra y James ayudó a Jessica son hermosos ejemplos de esto.

Aprende a emular la bondad de tu entorno. Jessica se inspiró en el ejemplo de James y eso la llevó a ayudar a Sandra.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Te puede interesar leer: Niña despierta del coma y dice: "Sé la verdad sobre mi mamá" - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Dueño de tienda echa a un empleado por dar comida a gente sin techo: cambian roles meses después - Historia del día

21 de febrero de 2022

Mujer rica sigue a su hija y descubre que visita un viejo garaje todos los días - Historia del día

23 de febrero de 2022

Vendedora echa a pobre anciana de tienda lujosa: policía la lleva de vuelta más tarde - Historia del día

07 de mayo de 2022

Mujer mayor ayuda a hombres sin hogar en su vecindario: años después ellos llegan a su casa en auto de lujo - Historia del día

15 de febrero de 2022

Mujer pobre paga los víveres de padre de dos hijos y recibe mansión de $2,1 millones a cambio días después - Historia del día

16 de marzo de 2022

Pobre mujer es despojada de su casa: no sabía que había un sótano oculto - Historia del día

08 de marzo de 2022

Dueño de casa de retiro echa a señora de 52 años tras descubrir que está embarazada - Historia del día

23 de marzo de 2022

Señora trabaja limpiando para visitar a sus hijos: halla bolsa sellada con sus nombres en la basura - Historia del día

25 de marzo de 2022

Madre viuda nota que hijo se escapa de casa cada noche: un día, él regresa con bolso lleno de dinero - Historia del día

23 de abril de 2022

Señora pobre compra dos sillones viejos y rotos: encuentra un sobre dentro de uno de ellos - Historia del día

26 de abril de 2022

Niño ayuda a pobre anciana con sus compras: su mamá recibe casa de $265.000 como recompensa días después - Historia del día

16 de mayo de 2022

Chico vende viejo brazalete de su difunta abuela para pagar cirugía de su madre: lo ve en su puerta al otro día - Historia del día

10 de abril de 2022

Mujer sigue a niña que le pide a extraños que le compren su último par de botas cerca de la iglesia - Historia del día

07 de febrero de 2022

En el funeral de su esposa, viudo descubre que ella estuvo casada con otro hombre toda su vida - Historia del día

17 de mayo de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited