logo
El interior de un autobús | Foto: Shutterstock
El interior de un autobús | Foto: Shutterstock

Pasajeros furiosos porque el chofer del bus cambió la ruta para llevar a un anciano al hospital - Historia del día

Vanessa Guzmán
22 nov 2021
21:30

A pesar de las quejas de sus pasajeros, un conductor de autobús desvió su ruta para llevar hasta el hospital a un anciano que sufrió un derrame cerebral dentro de la unidad de transporte. Al final, recibió un premio inesperado por su valentía.

Publicidad

Era un día normal cuando Eduardo Tovar conducía por las principales avenidas de la ciudad. El clima era agradable y frío, y una brisa suave rozaba entre ratos su rostro a través de la ventana.

Eduardo tenía muchas cosas en la cabeza mientras conducía como lo hacía todos los días, pero la situación dentro del autobús le dificultaba concentrarse en algo.

Los niños estaban conversando y los mayores estaban absortos en sus periódicos matutinos, discutiendo en voz alta lo que estaba sucediendo en la ciudad.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Cuando Eduardo llegó a la primera parada del día, algunos de los parlanchines se bajaron y otros más subieron a bordo. Entre los nuevos pasajeros, Eduardo vio a un hombre que subió con la ayuda de un joven, quien luego bajó cuando el hombre estaba dentro de la unidad.

Publicidad

Al ver su condición, Eduardo esperaba no estuviera viajando solo. Tenía más de noventa años, caminaba con un bastón y parecía frágil. El chófer le indicó al pasajero del asiento delantero que cambiara de puesto y le diera el suyo al anciano.

"¡Buenos días, señor! ¿Está cómodo en este asiento?", le preguntó Eduardo al saludarlo. El hombre, sin embargo, no respondió; en cambio, miró al chófer por unos momentos y luego desvió la mirada fuera de la ventana.

Pensando que el hombre prefería quedarse callado, Eduardo no le preguntó nada más. Regresó a su asiento, echó un vistazo rápido al itinerario del autobús y continuó su camino.

Debido al anciano, mantuvo una velocidad más lenta de lo habitual ese día, lo que los otros pasajeros observaron rápidamente y expresaron su disgusto.

"¡Hola! ¿Podría conducir más rápido? ¡Llegaré tarde a mi reunión!", gritó una mujer en el asiento trasero.

"Lo siento, señora", respondió Eduardo. "Tenemos un hombre mayor con nosotros. Necesito tener un poco de cuidado. No se preocupe, llegará a tiempo".

Publicidad

"¿Y el resto de nosotros?", gritó otro hombre. "¡También pagamos nuestros pasajes, y merecemos llegar a nuestros destinos a tiempo! ¿A quién le importa ese anciano?".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

"Señor, ¿podría amablemente bajar la voz?", le pidió Eduardo, ocultando su enojo hacia sus groseros pasajeros. "Si sigue interrumpiéndome así, no podré conducir correctamente".

"Bueno, yo no soy la distracción", replicó el hombre. "¡Todo es por ese viejo! ¡Dígale que se baje ahora mismo! ¡No lo queremos aquí!".

"Pero señor..." Antes de que Eduardo pudiera decir algo, casi todos los pasajeros comenzaron a protestar contra el anciano. "¡Sí! ¡Sáquenlo de aquí! De lo contrario, ¡escribiremos una queja a su gerencia!".

Publicidad

Mientras tanto, Eduardo echó un vistazo al anciano a través del espejo y notó que levantaba la mano como si tratara de transmitir algo.

Su rostro parecía pálido y agitado. Eduardo les gritó a todos en el autobús que se callaran para poder escucharlo. Sin embargo, cuando el vehículo se quedó en silencio, el anciano se desvaneció en el suelo.

Eduardo detuvo el autobús y corrió hacia el hombre. Trató de despertarlo, pero las manos y los pies del anciano estaban tan fríos como el hielo. Los pasajeros se pusieron aún más furiosos en ese momento. "¡Le pedimos que lo echaras del autobús! ¡Ahora, mire lo que pasó!".

"¡No deberían permitir que las personas mayores viajen solas en los transportes públicos!", gritó otro. "¡Ahora, todos llegaremos tarde!".

"¡Lo menos que pueden hacer es ayudarlo ahora mismo!", expresó Eduardo antes de fulminar a los pasajeros con la mirada. "¡Al menos alguien venga y ayúdeme a levantarlo!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"¿Qué? ¿Lo dice en serio?", se quejó una mujer. "¿No estaba conduciendo el autobús lentamente para que este viejo se sintiera cómodo? Ahora cuídelo por su cuenta; ¡no nos importa!".

Cansado de escuchar sus quejas, Eduardo finalmente levantó al hombre y lo aseguró en el asiento. Luego corrió al suyo y rápidamente buscó una ruta al hospital más cercano. Afortunadamente, estaba a solo 5 minutos.

Eduardo dio un giro en U y condujo hasta el hospital, enfureciendo aún más a los pasajeros. "¿Es en serio? ¡Me aseguraré de que lo despidan!", gritó uno.

"¡Yo también!", agregó otro. "Los conductores de autobús como usted olvidaron cuál es su lugar real. Después de todo, ¡es un asalariado! ¡Encontrarán fácilmente un reemplazo para ti!".

Eduardo se negó a escucharlos. Manejó tan rápido como las ambulancias durante las emergencias y logró llegar al hospital en solo dos minutos. Al llegar, pidió ayuda y de inmediato el anciano fue llevado a la UCI.

Eduardo dejó su número y dejó el dinero que tenía en la recepción del hospital para atender las necesidades del anciano antes de regresar al autobús para dejar a los otros pasajeros.

Esa noche, después de su turno, conducía al hospital para ver cómo estaba el anciano. De pronto recibió una llamada telefónica informándole que el paciente había recuperado el conocimiento.

Publicidad

Cuando Eduardo finalmente lo conoció, el hombre no pudo dejar de agradecerle. "Gracias por ayudarme. Si no me hubiera traído aquí a tiempo, podría haber muerto".

"Está bien, señor", dijo Eduardo. "Me alegro de haber podido ayudarte".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

En este punto, un médico entró en la habitación. "¿Es usted el Sr. Eduardo Tovar, el que trajo al Sr. Carrillo aquí esta mañana?".

"Sí, doctor," respondió Eduardo. "¿Está bien ahora? ¿Y cuándo puede ser dado de alta?".

"Sufrió un derrame cerebral, y si no lo hubiera traído aquí, no sabemos qué hubiera pasado. Pero todo está bien ahora, no se preocupe. Gracias por traerlo a tiempo".

Publicidad

"Tiene razón, doctor", agregó el Sr. Carrillo. "¡Eduardo es un verdadero héroe para mí! Me pregunto cómo podría pagarle la generosidad de este joven".

"Oh, Sr. Carillo, me está avergonzando. ¡Esto era lo menos que podía hacer para ayudarlo! Por favor, cuídese. Me iré ahora porque tengo que levantarme temprano para el trabajo".

Eduardo lo pasó mal en el trabajo al día siguiente porque sus pasajeros enfurecidos habían presentado una queja en su contra. Su supervisor emitió un ultimátum, indicando que, si algo similar volvía a suceder, lo despedirían.

Cuando Eduardo fue a ver al Sr. Carrillo al hospital ese día, el anciano notó que estaba molesto y le ofreció un trabajo después de enterarse del motivo.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"Verás, Eduardo", explicó el hombre, "Yo dirijo una gran tienda de alimentos. Una persona que posee una instalación así nunca deja de necesitar ayuda en el negocio, así que ¿estarías interesado en ayudarme allí? No te estoy presionando, pero hazme saber lo que piensas".

"¡Oh, señor, estaría encantado de hacerlo!", dijo Eduardo. Luego aceptó alegremente la oferta. Y así es exactamente como terminó trabajando en la tienda del Sr. Carrillo, que heredó después de que él murió de un ataque cardíaco el año pasado.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La bondad engendra bondad: Eduardo le salvó la vida al Sr. Carrillo y su amabilidad fue recompensada con un trabajo.
  • No todos los héroes usan capa: La forma en que Eduardo se enfrentó a todos sus pasajeros y salvó la vida del Sr. Carrillo prueba esto.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Papá de 3 que vive en una carpa le da sus últimos $2 a extraño en gasolinera, se despierta siendo dueño de una gran empresa - Historia del día

22 de abril de 2024

Hijo huye de casa a los 16, regresa a los 29 para encontrar sólo una nota en una casa abandonada - Historia del día

07 de mayo de 2024

Madre descarada se mete con un adolescente en el metro - Su madre le defiende

08 de mayo de 2024

Chofer de autobús ignora a niña de 6 años que suplicaba ayuda, la ve en su casa esa misma noche - Historia del día

27 de mayo de 2024

Hombre rico en camioneta todoterreno bloquea ambulancia en el tráfico sin saber que su hijo está dentro - Historia del día

06 de junio de 2024

Mujer deja a su recién nacido en el asiento de primera clase de un avión, decide buscarlo 13 años después - Historia del día

28 de mayo de 2024

Señora de 102 años queda atónita al descubrir que todos sus ahorros para la jubilación se acabaron - Historia del día

09 de abril de 2024

Rico heredero humilla a un mendigo a las puertas de un hotel de lujo y a la mañana siguiente ve vaciada su cuenta bancaria - Historia del Día

26 de marzo de 2024

Mamá engreída exige que yo obedezca los deseos de su hijo adolescente - La azafata les da una buena lección

27 de mayo de 2024

Durante nuestro vuelo, una mujer insultó constantemente al personal del avión y a los pasajeros - Salió corriendo del avión llorando

08 de mayo de 2024

"¡Limpia mis zapatos!": El dueño de una tienda escucha a su hijo burlarse de un niño cuya abuela trabaja de conserje - Historia del día

11 de junio de 2024

Mi hija llevaba una mochila muy pesada al colegio - Entendí el porqué cuando por fin conocí al conductor del autobús

10 de mayo de 2024

3 conmovedoras historias de padres solteros que tuvieron que luchar por sus hijos

16 de abril de 2024

5 historias de personas que se quedaron sin hogar en tiempos difíciles

07 de mayo de 2024