Celebridades

23 de noviembre de 2021

Así es la mansión de 1.800 m² que Lynda Carter heredó de su esposo multimillonario

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Lynda Carter fue la protagonista de la serie de los 70, 'La Mujer Maravilla'. Junto a su difunto esposo, Robert A. Altman, crió a sus hijos en una hermosa mansión con "muchos baños".

En octubre de 2013, Lynda Carter invitó a HGTV en su humilde morada, para mostrarle al mundo las cosas que realmente ama sobre su espacio.

"MI esposo y yo construimos este hogar en 1987", reveló Carter.

Lynda Carter y Robert Altman en 2008 en Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

Explicó que el edificio fue erigido poco antes de que recibieran a su primogénito en 1988. La propiedad fue diseñada pensando en familia y amigos, pues la pareja solía ofrecer espectaculares fiestas.

"Esta es la habitación en la cual recibimos invitados, porque los sofás son muy cómodos", dijo Carter sobre su sala de estar durante una gira de su hogar.

Para la fecha, la prensa reportó que la pareja había celebrado su 30° aniversario en la mansión de más de 1672 metros cuadrados, la cual cuenta con un muro de la fama en su interior.

La actriz de 70 años reveló los motivos de la pareja para construir semejante residencia. Dijo que Altman nació en Washington D.C., así que siempre quiso tener un gran terreno y privacidad.

Publicidad

"Tiene muchos baños, tiene muchos televisores, tiene muchos teléfonos, y tiene muchos metros cuadrados", dijo Carter sobre su mansión.

Carter ofreció un vistazo a Closer Weekly de su hogar en Potomac, Maryland, en noviembre de 2013. Ella y Altman vivieron en la casa por más de 20 años.

La actriz mencionó que la residencia tienen mucha energía positiva. Además, la casa fue decorada siguiendo el gusto de Carter, a quien le gusta combinar el estilo inglés y francés.

Publicidad

Agregó que en su hogar hay de todo, desde antigüedades danesas y chinas hasta arte más moderno. La propiedad está situada sobre un terreno de casi 3 hectáreas, la cual incluye una cancha de tenis, piscina, jacuzzi, y hasta una cascada.

Mansión de Lynda Carter y Robert Altman en Potomac, Maryland en 1991. | Foto: Getty Images

Publicidad

Carter dijo que su hogar es muy activo, pues siempre hay algún evento o actividad en el lugar. Dijo que los chicos siempre están en la planta baja, donde hay un gran televisor, una mesa para jugar cartas y una mesa de billar.

La actriz saltó a la fama con su icónico papel como Diana Prince, la protagonista de la serie 'Wonder Woman', emitida entre 1976 y 1979. En entrevista con The San Diego-Union Tribune, Carter explicó:

"La gente olvida que yo pasé la mayor parte de mi tiempo en televisión interpretando a un alter ego. Así es como le permitía a la gente realmente entenderla".

Carter comenzó su carrera en el mundo del entretenimiento como cantante y modelo. Estudió artes escénicas, y en su adolescencia, lideró bandas musicales como vocalista.

Publicidad

Optó por la vida de gira, presentándose en escenarios a lo largo y ancho de los Estados Unidos. Sin embargo, eso cambió cuando se dio cuenta de que no era un estilo de vida sostenible a largo plazo, por lo que volvió a su hogar.

Al poco tiempo, Carter comenzó a modelar y participó en concursos de belleza que le valieron títulos como el de Miss Arizona y Miss Mundo EEUU. Aun así, fue una breve travesía, pues no era un mundo que le llamase la atención.

En ese punto volvió a su primera pasión, el canto. Pero sus títulos como reina de belleza le abrieron puertas en el mundo de la actuación, y en 1975, fue seleccionada para estelarizar 'Wonder Woman'.

Publicidad

El papel protagónico en el programa le trajo fama a nivel mundial. Durante las tres temporadas que duró la serie conoció y se casó con el productor de Hollywood Ron Samuels en 1977. Sin embargo, se divorciaron poco después, en 1982.

Publicidad

La actriz se refirió a esa época de su vida como un "capítulo desafortunado". Ese mismo año conoció a su futuro esposo, Robert Altman, en una cena en la cual ella fue oradora.

La relación de Carter y Altman se hizo más seria a medida que la actriz alcanzaba la cima de su carrera. Se casaron en 1984. Para la fecha, vivían en estados diferentes, así que decidieron mudarse a un punto intermedio.

Carter le dijo a la revista People que fue un momento duro, pues pasaba más tiempo en platós de grabación que viviendo su propia vida. Se sentía agradecida por las oportunidades, pero decidió dejar atrás su carrera en Hollywood.

Publicidad

Ella y su pareja se mudaron hacia el este del país para comenzar una nueva vida juntos. Tuvieron a dos hijos: James, de 33 años, y Jessica, de 31.

Carter se dedicó en pleno a ser madre, recaudadora de fondos para caridad, y activista para causas importantes. Mientras sus hijos crecían se alejó de la actuación, aunque tuvo breves y ocasionales papeles en cine y televisión.

Cambió su vida de Los Ángeles por una tranquila existencia en Maryland, y siempre ha sentido que fue una gran decisión. Entretanto, su esposo, Robert Altman, era un exitoso abogado en Washington.

Los hijos de Lynda y Robert siguieron los pases de su padre, graduándose de Derecho y consiguiendo empleo en reconocidos despachos.

Publicidad

Altman fue además ejecutivo en la industria de videojuegos. Fue cofundador de ZeniMax Media, la empresa matriz de Bethesda Softworks.

Lynda Carter y Robert A. Altman en 2016 en Beverly Hills, California | Foto: Getty Images

Publicidad

Tristemente, Altman falleció en febrero de 2021 a los 73 años de edad. Su familia no reveló la causa de su muerte al público.

Su compañía, Bethesda Softworks, compartió una declaración en la cual manifestaron que Altman era un visionario, un amigo, y alguien que creía en el espíritu de la gente y lo que pueden lograr trabajando juntos.

"Era un líder extraordinario e incluso mejor ser humano. Estamos orgullosos de seguir los valores y principios que Robert nos enseñó", dijo el comunicado.

Satya Nadella, director ejecutivo de Microsoft, también rindió tributo a Altman tras enterarse de su muerte. En Twitter, el ejecutivo escribió:

Publicidad

"Un triste momento para la industria de los juegos. Robert Altman hizo de ZeniMax lo que es hoy en día. Mis condolencias y buenos deseos para su familia, seres queridos y colegas".

Entretanto, la viuda de Altman dijo que nada la podría haber preparado a ella o su familia para la muerte de su esposo. Un amigo le dijo a la revista Closer Weekly que la muerte de Altman fue una sorpresa, pues gozaba de buena salud.

La fuente reveló que el magnate de videojuegos se habría sometido a una operación, cuyas complicaciones eventualmente llevaron a su muerte. Agregó que Altman adoraba a su esposa, y que el sentimiento era mutuo.

Publicidad

Su largo matrimonio atravesó numerosos obstáculos, pero el amor del uno por el otro jamás fue uno de ellos. Carter apoyó a su esposo cuando fue acusado y absuelto de cargos de fraude en los 90.

Publicidad

Altman, a su vez, apoyó a su esposa cuando ella fue a rehabilitación por alcoholismo en 1997. La fuente dijo que siempre tuvieron un vínculo muy especial, por lo que su pérdida ha sido difícil de procesar para Carter.

Meses antes de la muerte de Altman, el hombre vendió su compañía a Microsoft por más de 7.500 millones de dólares, y tenía grandes planes para el futuro con su esposa e hijos.

La fuente reveló que Carter rinde tributo a Altman a diario en sus oraciones, a través de su música, y pasando tiempo de calidad con sus hijos.

En febrero, cuando murió Roberto, la actriz publicó sentidos mensajes en Instagram recordando a su difunto esposo. Junto a la foto, Carter escribió que Altman fue el amor de su vida, y siempre lo será.

Publicidad

Poco después, publicó una foto de ella y Altman luciendo muy sonrientes en una escalera. Escribió que lo extraña todos los días, pero que siente su presencia en su corazón.

Luego, el 24 de julio, le rindió un sentido homenaje el día de su cumpleaños. Compartió una foto del recuerdo de ellos juntos en la cual ella le está dando un beso en la mejilla y él sonríe de oreja a oreja.

Carter escribió que nunca se imaginó que llegaría el día en que enfrentaría una nueva década sin Altman. Dijo que ha reflexionado sobre las pérdidas que enfrentaron juntos, y lo fuertes que eran como equipo.

Publicidad