Mamá encuentra a su hija perdida tras haber sido obligada a darla en adopción hace 40 años

Diego Rivera Diaz
28 nov 2021
23:30
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

A una joven mujer embarazada en Mississippi, EEUU le robaron a su bebé. Cuarenta años después de su traumática experiencia, pudo reunirse con su hija perdida. 

Publicidad

Este año, una mujer de Georgia, EEUU esperó nerviosamente la llegada de alguien que había estado esperando toda su vida. Nancy David Womac creció en Hattiesburg, Mississippi, donde pasó muchas dificultades.

En Mississippi, vivió en el Bethesda Home for Girls, un centro para jovencitas administrado por pastores bautistas. Womac estaba embarazada en aquel entonces, y se sentía controlada y forzada a hacer labores domésticas todo el día.

Nancy Davis Womac. | Foto: YouTube/NBC News

Publicidad

Womac estaba preocupada porque sabía que le quitarían a su bebé. Quería quedarse con la criatura, pero los dueños del centro no lo permitirían. Eventualmente, se reveló que vendieron a muchos bebés por unos 250 dólares por cabeza.

Los bebés eran enviados a vivir con familias cristianas para ser criados en ambientes religiosos. Womac, de 16 años, solía imaginarse escapando del lugar con su bebé, pero estaba bajo constante vigilancia. 

Womac dijo que lloró todos los días antes del parto. Su bebé nació en 1979, pero nunca tuvo la oportunidad de ver o sostener a la niña. Fue una experiencia traumática, y el dolor no desapareció con el tiempo.

Publicidad

La mujer reveló que cada año, en junio, preparaba una torta de cumpleaños para su hija. Intentó rastrearla en muchas ocasiones, pero sus esfuerzos no rindieron frutos, y pensó que nunca tendría la oportunidad de conocer a su hija.

Por suerte, su primogénita también se preguntaba con frecuencia sobre su madre biológica. Melanie Spencer creció en Sudáfrica, y siempre supo que era adoptada. Pero no sabía toda la historia.

Publicidad

En 2018, luego de someterse a una prueba genética, decidió comenzar el proceso de rastrear a su madre. Spencer logró ponerse en contacto con la hermana de Womac, y al poco tiempo, madre e hija pudieron charlar por primera vez.

En uno de los primeros mensajes que intercambiaron, Womac le dijo a Spencer lo mucho que la había amado. La mujer también le dijo que pensaba en ella todos los días. "Hay tanto que quiero contarte", escribió.

Su primer abrazo fue un momento por el cual ambas esperaron más de cuatro décadas. La experiencia aún pesa sobre Womac, pero cree que conocer a su hija la está ayudando a comenzar a sanar.

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.