logo
youtube.com/Dogtooth Media
Fuente: youtube.com/Dogtooth Media

Mamá instala cámara en el cuarto de su hijo y se asusta al ver que hay movimiento - Historia del día

Susana Nunez
01 ene 2022
14:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una madre instaló una cámara en la habitación de su hijo tras notarlo cansado e inquieto todo el tiempo. Entonces descubrió algo que la hizo sentir escalofríos.

Publicidad

"No te preocupes, cariño. Todo estará bien. Mami está aquí", susurró Alicia mientras sostenía a su hijo Edduin en brazos. El niño se había despertado en medio de la noche y no paraba de llorar.

Al ver que no se calmaba, Alicia se sentó en el sofá con Edduin para cantarle una canción de cuna. Eso no pareció funcionar durante los primeros 10 minutos, pero finalmente lo logró, y la madre suspiró aliviada.

Entonces volvió a colocar a Edduin en la cuna de su habitación, le besó la frente, cerró la puerta con delicadeza para no despertarlo y regresó a trabajar en su computadora.

"¿Cómo voy a manejar todo esto? ¡Ojalá estuvieras aquí, José! ¡Te extraño!", pensó la mujer mientras se dirigía a la cocina para preparar una taza de café.

Publicidad

Hace un año…

Cuando los médicos les dijeron a Alicia Sifontes y a su esposo José Miguel que no podrían tener hijos, decidieron viajar por el mundo. Visitaron Sidney, las tranquilas playas en Honolulu, los casinos de Las Vegas y los majestuosos fiordos en Bergen.

Iban a programar un viaje a las Bahamas cuando Alicia descubrió que estaba embarazada. Ella y José estaban felices y regresaron a su ciudad para celebrar el momento con amigos cercanos y vecinos.

Tanto Alicia como José Miguel eran huérfanos y habían crecido en hogares de acogida. Tras quedar embarazados, decidieron que ella se quedaría en casa y él seguiría trabajando en la empresa de la que era fundador y director.

Publicidad

Tenían todo lo que habían deseado, incluyendo un matrimonio feliz. Su casa era maravillosa y estaba ubicada en una zona preciosa, disfrutaban de la compañía del otro y ahora tendrían el placer de ser padres. Pero, lamentablemente, el mundo perfecto de Alicia se derrumbó una noche fatídica.

"¿Hola? ¿Es Alicia Sifontes?".

"¿Sí? ¿Qué desea?".

Pareja de excursión. | Foto: Pexels

Publicidad

"Soy el oficial Danilo, señora. Lamento informarle que su esposo murió en un terrible accidente automovilístico. Obtuvimos su número de contacto de su celular. Le agradeceríamos que viniera para identificar el cuerpo lo antes posible".

¡Alicia no entendía nada! Esa misma mañana, José se había marchado de la ciudad para una reunión de negocios. Ella no quería que él se fuera y le había dicho que tenía un mal presentimiento. Pero él la había convencido de que todo estaría bien.

La mujer tenía 7 meses de embarazo en ese momento, y cuando escuchó la terrible noticia, fue demasiado para su cuerpo y entró en trabajo de parto.

Publicidad

Afortunadamente, pudo avisarle a su vecina, la Sra. Hilda, quien corrió a su casa y llamó al 911. Alicia fue llevada de inmediato al hospital, donde dio a luz a su bebé. Sin embargo, debido a su nacimiento prematuro, estuvo ingresado en la UCIN por un tiempo.

Cuando Alicia y el bebé fueron dados de alta del hospital, ella se hizo cargo del negocio de José Miguel y trabajó muy duro para mantener a su hijo.

Entender la dinámica de la empresa no le llevó mucho tiempo porque tenía una maestría en administración. Los problemas surgieron porque Edduin era muy pequeño y constantemente exigía la atención de su madre.

La secretaria de José Miguel, Madison, la apoyó en todo momento y sugirió que Alicia trabajara desde casa. La ayudó a configurar un espacio de trabajo para que pudiera cuidar a su bebé.

Publicidad

Mujer embarazada. | Foto: Pexels

Sí, Alicia podría haber contratado a una niñera para que la ayudara con Edduin, pero no quería hacer eso. Quería cuidar sola a su bebé y trabajar simultáneamente.

Publicidad

Así estuvo durante casi un año, sin imaginar que se le acercaba otro problema.

De vuelta al presente…

Mientras Alicia esperaba que se hiciera el café, empezó a organizar todos sus archivos y decidió echar un vistazo a los informes del día. Era alrededor de la 1 a.m. y le tomó media hora terminar todo. Agotada, colapsó en el sofá.

A las 8 de la mañana se despertó con el llanto de Edduin. Se puso de pie de un salto y corrió hacia él.

"¿Qué pasó, cariño? ¿Tienes hambre?", preguntó mientras comenzaba a mecerlo. Esta era la segunda vez en una semana que Alicia había notado que Edduin estaba inquieto y lloraba incontrolablemente.

Publicidad

Lee más: Niña mestiza es humillada en escuela por ser adoptada: luego conoce a mamá biológica - Historia del día

Ella miró dentro de su cuna para ver si había algo que lo estuviera pinchando, pero no pudo encontrar nada.

Afortunadamente, Edduin superó la fase del llanto, pero igual lucía muy cansado. Bostezaba con frecuencia y los juguetes que antes adoraba ya no le parecían interesantes.

Preocupada, se puso en contacto con un médico, pero no fue de gran ayuda: "Estoy angustiada porque aunque está tranquilo, se ve muy cansado por las mañanas. ¿Por qué está así?", preguntó.

Publicidad

Bebé llorando en el cochecito. | Foto: Pexels

"No se preocupe, señora. Los bebés atraviesan muchas fases", le respondió el médico. "Quizás Edduin está pasando por un brote de crecimiento ahora mismo".

Publicidad

"¿Pero cuánto tiempo le tomará estar bien? Estoy realmente preocupada por él".

"No se preocupe mucho, señora. No existe un tiempo determinado, pero todo estará bien. Varía con cada bebé".

Pensando que era solo una fase, Alicia decidió confiar en que Edduin estaría bien pronto. Pero tras una semana, no vio ningún cambio y el niño se veía más cansado cada mañana.

Una tarde, Alicia decidió verificar que todo estuviera bien tras ponerlo a dormir y escuchó un ruido extraño proveniente de su habitación. Era como si el bebé se estuviera riendo y hubiera alguien en su habitación. Ella abrió la puerta de golpe pero no encontró a nadie adentro.

Publicidad

Edduin la miraba desde su cuna y la habitación estaba extrañamente silenciosa. Miró en el baño y dentro del armario, pero no había nadie.

Alicia regresó a la sala, pensando que el estrés laboral la estaba afectando, pero la situación se repitió al día siguiente, y al siguiente.

Pensando que algo estaba mal, Alicia instaló un vigilabebé en la habitación para ver qué hacía Edduin cuando ella no estaba, y se sentó en la sala con el monitor en las manos.

Vigilabebé. | Foto: Pexels

Publicidad

Fijó su mirada en la pantalla y todo parecía ir bien. Sin embargo, después de unos 10 minutos, notó un movimiento repentino y Edduin sonrió.

Temiendo que alguien hubiera entrado sigilosamente en la habitación del niño, Alicia corrió y abrió la puerta de golpe. Le temblaron las manos y se estremeció al darse cuenta de que su bebé no estaba solo.

Sin embargo, la madre suspiró de alivio cuando vio que el visitante no era más que un lindo perrito. Estaba sucio y débil, e intentó esconderse detrás de la cuna de Edduin. El bebé comenzó a reír, y fue entonces cuando Alicia entendió lo que había sucedido.

Lee también: Hombre rico echa a su hija malcriada, un año después encuentra un bebé en la puerta con una nota - Historia del día

Publicidad

Resulta que Alicia y José Miguel habían tenido un perrito llamado Doblo, y tras la muerte del can, se habían olvidado de la puerta en la parte trasera de la habitación que habían hecho para que él pudiera entrar y salir. Esa habitación terminó convirtiéndose en el cuarto del niño.

Alicia se había olvidado por completo de cerrar la puerta del perro. Y así fue como entró el nuevo perrito en la habitación, quien quería jugar todo el tiempo y se negaba a dejar dormir a Edduin.

La madre se enamoró de inmediato del perrito y decidió adoptarlo. Lo llamó Casper y ahora es el mejor amigo del bebé.

Puerta para perro. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Ser madre soltera no es tarea fácil. Alicia estaba determinada a encontrar un buen equilibrio entre su trabajo y la crianza de su bebé, y lo logró.

Los animales son una gran compañía. Alicia adoptó al perro después de ver que estaba en un estado terrible, y rápidamente se convirtió en un miembro importante de su pequeña familia.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Lee también: Niño exige juguetes caros para Navidad: llama "perdedores" a sus padres por no tener el dinero - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad