logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Hombre se burla de esposa desempleada por no hacer nada: halla una nota cuando la ambulancia se la lleva - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Un hombre arrogante se burla constantemente de su esposa por ser una terrible ama de casa, pero luego se arrepiente de sus comentarios cuando el karma le enseña una lección.

Publicidad

Cuando Shannon Mijares dio la bienvenida a su primera hija, Clara, pensó que podría manejar sin problemas el trabajo y el hogar. Bueno, ella no estaba del todo equivocada.

Se las arregló para realizar todo como una profesional. Sin embargo, las cosas se pusieron más difíciles para ella cuando dio a luz a los mellizos Lucas y Gustavo.

Encimera y fregadero repletos de platos y trastes sucios. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Criar a tres hijos mientras trabajaba era agotador y, como no podía concentrarse adecuadamente en casa, cometía varios errores. A veces se quemaba el desayuno y otras veces dejaba la plancha encendida o terminaba quemando la ropa mientras la planchaba.

Cansado de ver la incompetencia de su esposa en el manejo de la casa y el trabajo, Martín comenzó a impacientarse con ella. Le ordenó a Shannon que dejara su trabajo y cuidara a sus hijos a tiempo completo.

La mujer vaciló y dijo que se encargaría de ambas cosas, pero no lo logró, así que tuvo que renunciar a su trabajo.

Lee más: Marido le prohíbe a su esposa quedar embarazada para que no engorde - Historia del día

Publicidad

Sin embargo, ese no fue el único cambio en su vida tras el nacimiento de sus mellizos. Shannon notó que Martín a menudo se irritaba con ella después de que se convirtió en ama de casa. Él la reprendía por cualquier cosa y por todo lo que hacía.

Si había platos sucios, era culpa de Shannon. Si los juguetes de sus hijos se quedaban en el piso de la sala, era culpa de ella. Si la comida tenía sal extra, nuevamente era culpa de Shannon.

Según Martín, se suponía que su esposa no debía cometer errores. Entonces, cada vez que algo salía mal, él arremetía contra ella, acusándola de ser vaga y diciendo que nunca podría hacer nada correctamente.

Publicidad

Mujer cortando unos vegetales sobre una encimera. | Foto: Pexels

“No puedo creer que seas la misma mujer por la que luché con mi madre para casarme, Shannon”, decía Martín burlándose de ella.

Publicidad

Obviamente, Shannon se sentía mal cuando escuchaba a Martín decir esas cosas, pero miraba a sus hijos y no decía nada porque no quería que su familia se separara. El hombre nunca entendió eso, y un día se sobrepasó.

“¡SHANNON! ¿No puedes oír lo que estoy diciendo? ¡Ven aquí, ahora mismo!”, gritó Martín.

Lucas y Gustavo celebraron su primer cumpleaños ese día y hubo una fiesta en casa. Esa noche, Shannon estaba en la habitación de los gemelos, cantándoles una canción de cuna a sus bebés e intentando que se durmieran.

Pero por culpa de Martín esto fue imposible, pues los bebés comenzaron a llorar cuando lo escucharon.

Publicidad

Shannon corrió a la sala de estar después de colocar a los pequeños en sus cunas.

“Martín, ¡¿qué te pasa?! ¿No puedes mantener la boca cerrada? ¡Clara se quedó dormida y me está costando mucho hacer que Lucas y Gustavo se duerman!”.

“¿Estás teniendo dificultades?”, se rio Martín sarcásticamente. “Nena, supongo que has olvidado que eso es lo que se supone que debes hacer. Después de todo, ¡no es como si ganaras dinero para la casa!”.

Salón con decoración infantil para un cumpleaños. | Foto: Pexels

Publicidad

“¿En serio, Martín? ¡Deja de actuar como si hicieras mucho por nosotros! ¡Yo soy la que hace todo en la casa, desde limpiar, lavar la ropa y los platos!”.

“¡Mira, Shannon! Después de acostar a los niños, asegúrate de lavar los platos. Me voy a la cama porque estoy agotado”, dijo enojado. “No quiero ver una cocina asquerosa y apestosa por la mañana”.

“¡No puedes hablar en serio, Martín! ¿Cómo puedes pedirme que haga todo sola? Tuve que cocinar para todos, ahora estoy ocupada con los bebés. ¿No puedes al menos ayudarme?”.

“¿Ayuda?”, se rio el hombre. “Es tu trabajo. ¡Hazlo correctamente al menos una vez! ¿Está bien?”. Entonces se dispuso a irse al dormitorio.

Publicidad

“Mira, Martín...”. Shannon acababa de empezar a hablar cuando se sintió un poco mareada. Agarró con fuerza los extremos de una mesa y continuó: “Martin, no he tenido tiempo de comer nada desde la mañana. P..puedes...”. Antes de que la mujer pudiera terminar de hablar, se derrumbó en el suelo.

Cuando Shannon cayó, el jarrón sobre la mesa también fue a parar al suelo y se rompió en pedazos, haciendo un fuerte ruido que alertó a Martin.

Cuando se dio la vuelta y vio que Shannon se había desmayado, frunció el ceño. "¡Shannon, levántate! ¿Puedes escucharme? ¡No es gracioso!”.

Pareja discutiendo. | Foto: Pexels

Publicidad

Ella no respondía y el hombre se preocupó. Marcó el número de emergencias y corrió a la cocina a buscar un vaso de agua. Salpicó un poco en la cara de Shannon, pero ella no reaccionó.

Martín llamó a su vecina de al lado, la Sra. Camacho, y le pidió que cuidara a los niños mientras esperaba la ambulancia.

Cada minuto se sentía como una eternidad para el hombre, pero la espera terminó en 10 minutos. Cuando llegaron los paramédicos, Martín corrió hacia la ambulancia con Shannon en brazos.

Lee también: Mi esposo reescribió su testamento a mis espaldas y no puedo perdonarlo - Historia del día

Publicidad

Los médicos le informaron que ella había colapsado debido al agotamiento y estaría bajo observación por un tiempo.

Martín regresó a casa del hospital a altas horas de la noche y fue a la cocina por un vaso de agua cuando pisó los pedazos del jarrón roto.

Se agachó y comenzó a recogerlos cuando su mirada fue atraída por una nota en el suelo. La recogió y empezó a leerla. Era la lista de cosas por hacer de Shannon.

Hoja de una libreta sobre una mesa. | Foto: Pexels

Publicidad

5.00 a.m. - ¡Levántate!

5.30 a.m. - Dúchate y prepara la mochila escolar de Clara.

6:00 am - Preparar leche para los bebés. Además, Clara ya debería estar despierta.

7:00 am - Despierta a Martín (¿Por qué no puede levantarse solo?)

7:30 am - Empezar a preparar el desayuno

8:00 am - Llega el autobús escolar de Clara

8:15 am - Se debe planchar la ropa de Martín y se debe empacar su almuerzo.

Publicidad

9:00 am - Se va Martín (Tiempo libre, jeje)

¡Hasta las 10:00, puedes relajarte, Shannon! Los bebés necesitan ser alimentados, ¡no lo olvides! Y tienes que lavar los platos y limpiar la habitación de Clara.

12:00 - Almuerzo

1:00 pm - Clara regresa

2:00 pm - Clases de Clara

3:00 pm - Recoger a Clara

4:00 pm - Hornear galletas para Clara

5:00 pm - Inicio de los preparativos para la cena.

Publicidad

6:00 pm - Martín regresa. Los bebés ya deberían estar dormidos.

7:00 pm - Cena

8:00 pm - Pasar tiempo con Martín

8:30 pm - Lavar los platos

9:00 pm – Lavar la ropa y preparación para el día siguiente

10:00 pm - Leer un libro (¡Si no estás muerta!)

¡Tú puedes hacerlo, Shannon!

Una mujer acostada sobre una cama de hospital. | Foto: Pexels

Publicidad

Martín no podía creer lo que veía cuando leyó la lista. Shannon prácticamente no tenía tiempo libre durante el día. Siempre estaba ocupada con una cosa u otra. “¡Con razón estaba agotada! ¡Y yo le gritaba constantemente!”. Martin se sintió mal por arremeter contra ella.

Al día siguiente, solicitó un permiso para ausentarse e intentó hacer las tareas del hogar, pero ni siquiera pudo llegar a la mitad de la lista de Shannon.

En primer lugar, se despertó a las 10 a.m. y se dio cuenta de que no había hecho casi la mitad de los elementos de su lista de tareas pendientes.

El resto del día tampoco salió según lo planeado, comenzando con una tostada quemada para el desayuno y terminando con una sopa sin sal para la cena. Martín se dio cuenta en ese momento de que no debería haber sido tan duro con su esposa.

Publicidad

¡Ella se estaba esforzando mucho por ellos! Así que la próxima vez que fue a verla al hospital, pasó por una floristería y le compró sus flores favoritas.

Se las dio a Shannon y se disculpó con ella en el hospital. “Lo siento, cariño. Los médicos dijeron que te desmayaste por el agotamiento. No debí haber sido tan duro contigo”.

Shannon se sorprendió por el gesto de su marido. “¿Estás bien, Martín? Quiero decir...”.

El hombre dio un paso adelante y abrazó a su esposa antes de que pudiera terminar. “Por supuesto que lo estoy. ¿Podríamos permanecer así por un momento?”.

Publicidad

Ramo de flores y rosas blancas. | Foto: Unsplash

“Martín, ¿estás seguro de que estás bien?”.

“Sí, nena. ¡Lo siento, y te amo!”.

Publicidad

“Yo también te amo, cariño”, dijo Shannon, un poco sorprendida por la inesperada preocupación de su esposo por ella, pero estaba contenta de que él estuviera allí acompañándola.

Martín se había convertido en una persona completamente diferente desde entonces. Contrató a una niñera para que ayudara a Shannon en casa.

Los fines de semana, cuando la niñera no estaba, ayudaba a su esposa con las tareas del hogar. El hombre finalmente se dio cuenta, aunque tarde, de que ser ama de casa no es un trabajo fácil.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

No entenderás la situación de alguien hasta que te pongas en su lugar. Martín intentó cumplir la lista de Shannon por un día y fracasó terriblemente.

Publicidad

Respeta la profesión de todos. No importa qué trabajo sea, se necesita mucho trabajo duro y esfuerzo para realizar la tarea. Martín aprendió esto de la manera más difícil cuando estuvo en el lugar de Shannon por un día.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Marido incendia la casa de su esposa para intentar recuperarla - Historia del día

Si eres víctima de maltrato y necesitas ayuda, o conoces a alguien que sufre violencia de género y requiere asistencia, llama a la línea de atención especializada que corresponda a tu país. Consulta aquí el número que debes marcar.

Publicidad

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.