logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Cada día desde la muerte de su hijo de 21 años, madre dolida halla juguetes para bebés en su tumba - Historia del día

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una madre afligida que visita la tumba de su hijo casi todos los días se sobresalta cuando descubre allí juguetes para bebés y se entera de una verdad impactante.

Publicidad

“¿UN MÚSICO? ¿Has perdido la cabeza, Leonardo?”. Kevin quedó impactado cuando su hijo declaró su deseo de seguir una carrera en la música.

El joven tenía 18 años, acababa de terminar la escuela secundaria y estaba ansioso por seguir su pasión. Sin embargo, sus padres querían que se convirtiera en abogado, algo que Leonardo no quería ser.

Un osito de peluche junto a una tumba en un cementerio. | Foto: Shutterstock

Un osito de peluche junto a una tumba en un cementerio. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Se había tomado un año sabático después de la escuela secundaria porque no quería apresurarse a tomar decisiones sobre su futuro. Entonces descubrió que la música era algo a lo que realmente quería dedicarse.

Sin embargo, cuando declaró su deseo de convertirse en músico, sus padres no quedaron contentos.

“Pero, ¿qué hay de malo en convertirse en músico, papá?”, se quejó Leonardo. “Hay muchas personas que siguieron su pasión y ahora tienen mucho éxito. ¡Quiero ser uno de ellos! ¡No quiero hacer un trabajo de escritorio aburrido!”.

Lee más: Mujer pelea con tía en el funeral del abuelo que era como su papá - Historia del día

Publicidad

“Mira, hijo”, continuó su padre. “He dejado mi decisión bastante clara y no quiero repetirme. Vas a convertirte en un abogado exitoso al igual que tu abuelo y yo. ¿Está claro?”.

“¡De ninguna manera, papá!”, respondió el joven. “¡No puedes obligarme a hacer algo que no quiero hacer! ¡Quiero dedicarme a mi pasión, la música, y eso es lo que haré!”.

“Pero cariño”, intervino su madre. “Tu padre no te está presionando. Simplemente no quiere que pierdas tu tiempo en algo que ni siquiera es seguro”.

“Verás, muchas personas tienen grandes sueños, pero solo unos pocos los logran. Él solo está preocupado por ti. No queremos que sufras”, dijo la madre.

Publicidad

“Ah, ¿de verdad, mamá?”, espetó Leonardo. “¡Si realmente se preocupa por mí, debería apoyarme!”.

Un joven tocando un ukulele. | Foto: Pexels

Un joven tocando un ukulele. | Foto: Pexels

“Cálmate, Leonardo. ¡No olvides que estás hablando con tus padres!”, le advirtió su padre. “Si quieres tomar tus propias decisiones, ¿por qué no pagas tu universidad? Si te quedas con nosotros, tienes que escucharnos y obedecernos. ¡De lo contrario, piérdete!”.

Publicidad

“¡Bien, papá!”, dijo Leonardo. “Les demostraré un día lo equivocados que están. No quiero ser su obligación de todos modos. ¡Ganaré dinero y un nombre para mí!”, dijo el joven y luego se fue a su habitación.

La madre del chico, Liliana, le aconsejó que se calmara y hablaran más tarde, pero él estaba furioso. Hizo las maletas esa noche y salió de la casa, prometiendo no volver jamás.

La mujer seguía pidiéndole que no hiciera eso. Incluso trató de convencer a Kevin de que detuviera a su hijo, pero el hombre era tan inflexible en sus decisiones que no cedió en absoluto.

Al mismo tiempo, a Leonardo no le importaba. Estaba empeñado en demostrar que sus padres estaban equivocados, por lo que se fue de la casa esa noche, cortando todos los lazos con ellos.

Publicidad

Pasaron tres años sin ningún contacto entre el joven y sus padres. Liliana estaba frecuentemente preocupada por su hijo, así que trató de llamarlo varias veces, pero todas sus llamadas fueron al correo de voz y Leonardo nunca las devolvió.

Un joven con rostro pensativo. | Foto: Pexels

Un joven con rostro pensativo. | Foto: Pexels

Publicidad

Una mañana, mientras Liliana preparaba el desayuno, sonó su teléfono. Rápidamente se limpió las manos y corrió a contestar, pero lo que escuchó al otro lado de la línea la hizo sentir desorientada.

Era una llamada telefónica informándole que Leonardo, su hijo, había muerto. El joven estuvo involucrado en un accidente de motocicleta y murió antes de llegar al hospital.

Liliana se echó a llorar, incapaz de aceptar la muerte de su amado hijo. “¡No puede ser! ¡Eso no puede estar pasando! ¡Es mentira!”, sollozó lo suficientemente fuerte como para llamar la atención de Kevin que estaba en otra habitación.

Él se sorprendió cuando vio a Liliana en el piso de su sala de estar, agarrando su teléfono y llorando con todo su corazón.

Publicidad

“Cariño, ¿qué pasa?”, preguntó el hombre preocupado. Pero Liliana no pudo responder.

Kevin le quitó el teléfono de las manos en ese momento. “Hola, ¿quién habla?”.

“Le habla el oficial Durán, señor. Lamentamos informarle que su hijo, Leonardo Fernández, murió esta mañana en un accidente de motocicleta”.

“Le agradeceríamos que viniera lo antes posible para confirmar que el cuerpo del joven es el de Leonardo. Encontré su número de teléfono en su teléfono y le llamé”.

Un hombre mayor bajando unas escaleras mientras habla a través de un teléfono celular. | Foto: Pexels

Un hombre mayor bajando unas escaleras mientras habla a través de un teléfono celular. | Foto: Pexels

Publicidad

Kevin no podía creer lo que estaba escuchando. “¿Está seguro, oficial, es nuestro Leonardo? Esto... esto no puede ser...”.

“Mire, señor. Encontramos este contacto en el teléfono de la víctima. Este número figuraba como ‘mamá’. De cualquier manera, debe venir y reconocer el cuerpo. Gracias”, dijo el oficial Durán antes de colgar.

Kevin y Liliana estaban desconsolados. Fueron rápidamente a Ciudad de México, donde había estado viviendo Leonardo. El oficial les había dicho que el cuerpo de su hijo estaba en una morgue ubicada en esa ciudad.

Los padres tenían la esperanza de que todo lo que habían escuchado fuera un error o un mal sueño. Pero cuando llegaron al lugar quedaron impactados al ver que el cuerpo sin vida era el de su Leonardo.

Publicidad

La madre sollozaba en el suelo, y el padre tenía un torrente de lágrimas corriendo por sus mejillas.

Kevin y Liliana organizaron el funeral de su hijo al día siguiente en Ciudad de México. Estaban muy destrozados como para llevar el cuerpo de Leonardo a Hidalgo, su ciudad natal. Entonces se despidieron de él.

Pero la pérdida del joven tensó su relación. El padre se volvió extremadamente callado, bebía mucho y se maldecía en el fondo por haber sido un padre terrible. Liliana, por su lado, continuaba culpándolo por haber hecho que su hijo se fuera de la casa.

Un ataúd rodeado de flores dentro de un salón. | Foto: Pexels

Un ataúd rodeado de flores dentro de un salón. | Foto: Pexels

Publicidad

En los días que siguieron, Kevin nunca se molestó en acompañar a su esposa a visitar la tumba de Leonardo. Se sentía culpable por haberse enfrentado a su hijo y nunca haber reunido el valor suficiente para hablarle después de eso.

Liliana, por otra parte, conducía dos horas todos los días para visitar la tumba de su hijo. Un día, acababa de llegar a la tumba cuando notó un pequeño osito de peluche cerca de ella.

La mujer lo quitó y lo dejó a un lado, pensando que alguien debió haberlo dejado allí por error, y lo reemplazó con el ramo que había traído. Se sentó allí a hablar con su hijo por un rato antes de irse.

Publicidad

Lee también: Mujer aparece en su propio funeral y su esposo queda en shock - Historia del día

Sin embargo, cuando regresó a la tumba al día siguiente, el osito de peluche estaba allí de nuevo, y esta vez había varios juguetes con él.

Ella estaba perpleja. Se preguntaba si los habían dejado allí a propósito. Le preguntó al cuidador si sabía algo, pero él dijo que no. Liliana salió del cementerio ese día, preguntándose quién podría estar llevando juguetes a la tumba de su hijo.

Pero cuando regresó al día siguiente al cementerio vio a una mujer joven parada frente a la lápida de Leonardo, sosteniendo a un bebé en sus brazos. Los ojos de la joven estaban cerrados como si estuviera rezando.

Publicidad
Un peluche de felpa junto a otros juguetes. | Foto: Unsplash

Un peluche de felpa junto a otros juguetes. | Foto: Unsplash

Después de unos minutos, colocó un juguete cerca de la tumba de su hijo y se alejó. Liliana no pudo contener su curiosidad y decidió acercarse a ella.

Publicidad

“Disculpa”, dijo ella. “¿Conoces a mi hijo? Acabo de notar que colocaste un juguete cerca de su tumba. ¿Eres tú quien lo ha estado haciendo durante días?”.

La mujer parecía un poco aturdida. “¿Eres Liliana Fernández? ¿La madre de Leonardo?”.

“¿Me conoces?”. Los ojos de Liliana se agrandaron.

“Por supuesto, señora Fernández”, dijo la mujer, con los ojos llorosos. Liliana sintió un extraño miedo y preocupación en sus lágrimas. “Soy Carolina. Soy la novia de Leonardo. Y este bebé es Héctor, nuestro hijo”.

Liliana no podía creer lo que le había dicho la joven. Además, ¡el bebé era idéntico a su difunto hijo! “Pero Leonardo, él nunca...”.

Publicidad

“Nunca imaginé que nos encontraríamos así, señora Fernández”, dijo Carolina. “Leonardo la extrañaba terriblemente. Esperaba volver a conectarse con usted, pero...”. La joven casi se echó a llorar.

Liliana la consoló, luego las dos caminaron hacia un parque cercano. Mientras Carolina se secaba las lágrimas, le contó toda la historia a la mujer mayor.

Una mujer joven sentada junto a una tumba. | Foto: Pexels

Una mujer joven sentada junto a una tumba. | Foto: Pexels

Publicidad

Resultó que Leonardo la había conocido cuando llegó a su ciudad para perseguir sus sueños. Sin embargo, debido a la falta de fondos, comenzó a trabajar como mesero a tiempo parcial en un restaurante para mantenerse, y fue allí donde la conoció.

Los dos se mudaron juntos y más de un año después, la joven quedó embarazada. ¡Leonardo estaba encantado! Escribió una canción dedicada a su futuro hijo, que no fue un gran éxito, pero recibió mucha atención en algunos estados del país.

Eso lo inspiró a dar el siguiente paso en su carrera y comenzó a tocar las puertas de varias productoras. Algunos incluso accedieron a colaborar con él. Sin embargo, la tragedia golpeó a Carolina y a Leonard cuando el hombre estuvo involucrado en un accidente.

Publicidad

Esa misma mañana, la joven fue llevada de urgencia al hospital debido a los dolores de parto. Un vecino había llamado a la ambulancia para ella y Carolina no tenía idea de que Leonardo había tenido un accidente.

Estuvo inconsciente durante unos días después del parto y, cuando despertó, supo que Leonardo había fallecido. La mujer no podía dejar de llorar y comenzó a visitar su tumba casi a diario.

Los juguetes que había dejado eran los que su pareja había comprado para su hijo. “No sabía qué hacer cuando me enteré de que había muerto”, continuó Carolina.

“La policía... rastrearon mi dirección a través de la licencia de conducir de Leonardo, y así fue como descubrí que ya no estaba vivo”.

Publicidad
Un bebé recostado boca abajo sobre una cama. | Foto: Pexels

Un bebé recostado boca abajo sobre una cama. | Foto: Pexels

“También dijeron que usted y el Sr. Fernández habían planeado el funeral en esta ciudad. Me comuniqué con los cementerios uno por uno y descubrí que Leonardo estaba aquí”.

Publicidad

“Quería conocerla algún día, pero no sabía cómo hacerlo. Leonardo la amaba y prometió que cuando se hiciera famoso la traería a usted y a su padre aquí, y todos viviríamos felices como una familia. Pero, lamentablemente, eso no sucedió”.

Liliana no pudo contener las lágrimas cuando escuchó eso. Ya había perdido a su hijo y no quería perder también a su nieto. Así que invitó a Carolina y a Héctor a vivir con ella, afirmando que eran tan parte de su familia como su hijo.

La joven vaciló al principio, pero finalmente accedió cuando la mujer mayor insistió. Gracias a ese día, las vidas de Liliana y Kevin mejoraron.

El hombre se convirtió en un abuelo amoroso para Héctor y verlo cuidar al niño hizo que Liliana se volviera más paciente y comprensiva con él, lo que mejoró su relación.

Publicidad

Carolina se consideraba afortunada de haber conocido a los padres de su fallecido amado. Ellos eran maravillosos abuelos para su hijo. También la ayudaron a publicar la canción de Leonardo en un sello conocido.

La joven madre dijo que Héctor, que ahora tiene 5 años, estaba increíblemente orgulloso de la carrera de su padre como músico y aspiraba a seguir sus pasos. Liliana y Kevin le brindaron su total apoyo a su nieto.

Un niño junto a una pareja mayor sonriente. | Foto: Pexels

Un niño junto a una pareja mayor sonriente. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La ira y la impaciencia solo complican las cosas. En lugar de dejar la casa de sus padres enojado, Leonardo podría haber intentado otra forma de convencerlos de su pasión. Kevin tampoco debería haber sido tan duro con su hijo. La ira y las discusiones solo tensaron la relación entre ambos hasta el punto de que el joven cortó los lazos con sus padres.

No siempre es fácil, pero tener un gran corazón y aceptación a veces hace que las cosas sean mejores. La relación de Liliana y Kevin había mejorado desde que la mujer recibió a Carolina y a Héctor en su casa y los aceptó como su familia.

Publicidad

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Lee más: Viuda ve a niño sostener el reloj con el que había enterrado a su esposo el día anterior - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Puedes dejar tu mensaje en la sección de comentarios y suscribirte a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

En el funeral de un amigo, millonaria ve una tumba con la foto de una mujer idéntica a ella - Historia del día

25 de abril de 2022

Tras muerte de su prometido, mujer visita su tumba con frecuencia y ve a desconocido arrodillado allí - Historia del día

21 de abril de 2022

Mujer recibe disparo para salvar a hijo de desconocido: el padre va al funeral y ve a 9 niños llorando - Historia del día

08 de abril de 2022

Militar le pide a hijo que deje una bandera en su tumba tras su muerte: él lo hace y halla un sobre allí - Historia del día

01 de mayo de 2022