logo
Facebook.com/vitiny.hemthon - Facebook.com/YahooTWNews
Fuente: Facebook.com/vitiny.hemthon - Facebook.com/YahooTWNews

Papá soltero gay adopta a un niño enfermo y hambriento que 21 años después se convierte en campeón olímpico

Georgimar Coronil
19 feb 2022
01:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Jerry Windle simplemente quería criar a un niño, aunque era un hombre gay soltero. Cuando adoptó a Jordan en Camboya, no tenía ni idea de que su hijo se convertiría en una inspiración mundial.

Publicidad

Hace unas dos décadas, Jerry Windle era un hombre soltero de unos 30 años que estaba pasando por un momento difícil. Su madre había fallecido, así que decidió hacer un cambio de carrera y se mudó desde California a Florida (Estados Unidos).

Llevaba muchos años queriendo ser padre. Había intentado adoptar un niño, pero las posibilidades de lograrlo, especialmente siendo un hombre soltero y gay, eran muy escasas. Ojeó casualmente un artículo de una revista mientras esperaba en la consulta del médico en Florida y lo que vio cambió su vida para siempre.

Jerry Windle con Jordan, de 2 años, en junio de 2000. [Izquierda]; Jerry y Jordan Windle juntos. [Derecha] | Foto: Facebook.com/vitiny.hemthon - Facebook.com/YahooTWNews

Publicidad

A pesar de las dificultades que había experimentado al intentar adoptar, el artículo de la revista, que describía la historia de adopción de otro hombre gay soltero, reavivó su esperanza perdida.

EL VIAJE DE JERRY HACIA LA PATERNIDAD

Rápidamente, se puso en contacto con un orfanato camboyano. Meses después, llegó al país asiático para iniciar su viaje hacia la paternidad. Allí conoció al bebé Jordan y se enamoró inmediatamente. El chiquillo era un niño enfermizo de dos años que pesaba solo 7 kilogramos.

Jerry ni siquiera estaba seguro de cuánto tiempo sobreviviría Jordan: "Le prometí que haría todo lo posible para que no tuviera que sufrir nunca más. Haría todos los sacrificios que pudiera como padre para darle todas las oportunidades", expresó Jerry.

Publicidad

Lee más: Hombre que era adicto, indigente y pasó la mitad de su vida sin saber leer se gradúa de la universidad a los 65 años

LAS INCREÍBLES HABILIDADES DE CLAVADO DE JORDAN

Cuando Jordan cumplió siete años, se aficionó al clavadismo. Jerry le permitió seguir esta nueva pasión y le apuntó a clases en un campamento de verano de actividades acuáticas.

Tan solo dos años más tarde, el chico ganó su primer campeonato nacional junior, una hazaña poco común que cimentó aún más su pasión por el clavadismo.

Jordan trabajó constantemente para perfeccionar sus habilidades. Cuando cumplió 16 años, volvió a visitar su país natal, Camboya, para participar en una exhibición de clavados. Incluso habló con algunos de los niños a los que inspiró con su talento y su historia de vida.

Publicidad

"Poder hablar con ellos, a través de un traductor, y compartir de dónde vengo y cómo pude convertirme en lo que soy hoy gracias a mi padre fue impresionante", dijo Jordan.

Jordan Windle reacciona tras quedar segundo en la final de plataforma de 10 metros masculina y clasificarse para el equipo olímpico de Estados Unidos 2021. | Foto: Getty Images

Publicidad

EL VIAJE AL ESCENARIO OLÍMPICO

Seis años después de la experiencia vital de viajar a Camboya, Jordan representó con orgullo a los Estados Unidos de América en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

También dijo que representaría a Camboya en su corazón. Se había tatuado la bandera de Camboya en el brazo, y no podía esperar a mostrarla.

Jordan ya compitió dos veces en las pruebas olímpicas, pero no logró clasificarse. En su tercer intento, quedó en segundo lugar en el salto de plataforma de 10 metros.

El joven quería aprovechar esta oportunidad para inspirar a la gente. Dijo: "[Habrá] mucha gente, muchos más ojos puestos en mí, pero en todo caso, me emociona poder rendir al máximo y demostrar que todo este duro trabajo puede, con suerte, dar sus frutos".

Publicidad
Publicidad

Lamentablemente, Jerry no pudo ver a su hijo competir debido a las restricciones de Covid-19. Pero eso no desanimó a Jordan. Sus planes de disfrutar de los Juegos Olímpicos seguían intactos. Jordan dijo:

"Me gustaría que estuviera allí, pero eso no cambia realmente lo que voy a hacer: Divertirme, lucirme un poco y dar un espectáculo a todo el mundo. Esa va a ser mi intención y espero hacer que se sienta orgulloso".

Padre e hijo son coautores de un libro titulado "An Orphan No More: The True Story of a Boy". El libro retrata el poder del amor a través de personajes animales, una lectura perfecta para toda la familia.

Publicidad

Lee más: Madre soltera cumple su sueño y se convierte en maestra tras vender pan en la calle por años

Desde el momento en que Jerry hizo la promesa de dar a su hijo todas las oportunidades posibles, cambió la vida de Jordan para siempre. La resistencia y la determinación del chico siguen siendo una inspiración.

Aunque Jerry se sintió triste por no poder asistir a los Juegos Olímpicos, está orgulloso de los logros de su hijo.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

Publicidad