Viral

25 de noviembre de 2021

Hombre que era adicto, indigente y pasó la mitad de su vida sin saber leer se gradúa de la universidad a los 65 años

Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Publicidad

Un hombre que abandonó la escuela en tercer grado para robar comida y poder alimentar a su familia consiguió dar un giro a su vida. Tras vivir en la calle, ahora es un orgulloso graduado universitario. 

Cuando alguien le preguntó a Freddie Sherrill qué sabía hacer, respondió con sinceridad. Contó que solo sabía engañar, robar y pasar tiempo en la cárcel. Sin embargo, cuando alguien le dio una oportunidad, su vida dio un vuelco.

Publicidad

La historia del indigente que luchaba por sobrevivir fue compartida en 2018. En ella se detallaba cómo Sherrill entraba y salía de la cárcel e incluso se encarcelaba por voluntad propia para poder estar caliente y conseguir algo de comida.

Cuando un juez puso en libertad a Freddie porque consideraba que no debía estar en la cárcel, quedó destrozado. No tenía dónde ir e intentó acabar con su vida. Tras fracasar en el intento, hizo lo único que se le ocurrió: rezar. 

La vida de Sherrill empezó a cambiar cuando se puso sobrio y entró en un centro de reinserción social. El hombre emprendió un largo viaje hacia un futuro mejor e incluso estudió, se casó y tuvo hijos. No fue fácil y hubo muchos desafíos, pero estaba decidido.

Publicidad

Aunque a Freddie le costó entrar en la universidad, abandonar su meta no era una opción. También decidió obtener un título en servicios humanos. El enfoque del mismo estaba cerca de su corazón: el asesoramiento sobre el abuso de sustancias.

Se animó a obtener el título en 2009 después de que su hijo mirara diferentes universidades. Aunque suspendió algunas clases, necesitó un semestre libre y tardó en obtenerlo, la perseverancia de Sherrill brilló. 

Publicidad

Un pastor llamado Steve Eason desempeñó un papel fundamental para ayudar a Freddie a recuperar su vida. Se arriesgó con él, le mostró su amor y le ofreció un trabajo en el First Presbyterian de Morganton, en Estados Unidos. 

Eason, que es más joven que Sherrill, se convirtió en un padre para él. El pastor solo tenía cosas buenas que decir sobre su nuevo amigo. Manifestó que Freddie nunca juzga a las personas porque ha estado en el otro lado y elige ver lo mejor de ellas.

Publicidad

Para Sherrill, el viaje fue posible gracias a un simple principio. Se negó a abandonar y dijo que la historia de su vida era no rendirse. El encomiable hombre cruzó el escenario para obtener su título a los 65 años. 

Su paso fue recibido con una gran ovación, y su historia sigue inspirando a otros. Freddie es un ejemplo de que, independientemente de las circunstancias, ya sea sin hogar o con problemas de adicción, todo es posible si se persevera.

Suscríbete a AmoMama para leer las mejores historias sobre el espectáculo y el mundo en un solo lugar.

En México el Sistema Nacional de Apoyo, Consejo Psicológico e Intervención en Crisis por Teléfono ofrece atención a través del 0155 5259-8121. En Estados Unidos, puede llamar a la Red Nacional de Prevención del Suicidio al 1-888-628-9454. En España, llame al Teléfono contra el Suicidio a través del 911 385 385. Otras líneas internacionales de ayuda al suicida pueden encontrarse en befrienders.org. 

Publicidad

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.