logo
Instagram.com/micki.morris
Fuente: Instagram.com/micki.morris

Mujer embarazada de un hombre negro afirma que su papá dijo que ella "arruinó su reputación"

Vanessa Guzmán
19 feb 2022
12:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando una pareja interracial de 17 años se enteró de que esperaban a su primer hijo, se enfrentaron a una reacción de rechazo. Pero a pesar de las críticas, se apoyaron mutuamente y ratificaron su amor al casarse dos años después.

Publicidad

El verdadero amor no conoce fronteras. No discrimina y es paciente, amable y tolerante. Afortunadamente, una pareja joven experimentó este sentimiento después de sobrevivir a numerosas pruebas y tribulaciones.

Micki Morris era la mayor de cinco hermanos. Era hija de un pastor y fue educada en su hogar hasta que entró a la secundaria. Sus padres se divorciaron tras quince años de matrimonio y después de eso comenzó a asistir a diferentes escuelas.

Micki Morris con su esposo el día de su boda [Izquierda]; Morris fotografiada con sus hijos [Derecha]. | Foto: Instagram/micki.morris

Micki Morris con su esposo el día de su boda [Izquierda]; Morris fotografiada con sus hijos [Derecha]. | Foto: Instagram/micki.morris

Publicidad

SE ENAMORÓ

La joven se cruzó con su ahora esposo en su última escuela secundaria. Ambos tenían 16 años, eran nuevos en el plantel y compartían el mismo salón. Morris se había mudado de Alaska a California, mientras que su esposo había recorrido algunas ciudades.

Alrededor de un mes después de su primer encuentro, eran prácticamente inseparables. Los adolescentes provenían de diferentes entornos sociales y casi no tenían nada en común. Aun así, compartieron una química innegable y rápidamente se convirtieron en mejores amigos.

Lee también: Mujer que fue expulsada por su familia tras casarse con un hombre negro sigue felizmente casada con él 7 décadas más tarde

Publicidad

Después de su último año, la pareja planeó asistir a la misma universidad y vivir juntos. Pronto, se convirtieron en mucho más que novios en la escuela secundaria y, a los 17 años, descubrieron que estaban esperando su primer hijo.

Publicidad

EL RECHAZO DE LA FAMILIA

A la pareja de adolescentes aún les quedaban cinco meses de secundaria cuando se dieron cuenta de la magnitud de lo que había sucedido. Morris recibió ofertas de personas que estaban dispuestas a pagar por su adopción. Las miradas de los que la juzgaban la hicieron sentir incómoda.

Los Jacobs han estado casados ​​durante casi siete décadas y, a pesar de la desaprobación de su familia, su amor solo se ha profundizado con el tiempo.

Morris y su ahora esposo fueron criticados y su padre la acusó de empañar su reputación. Con seis meses de embarazo, tomó un avión de California a Alaska y le alquiló una habitación a su abuela.

Publicidad

Micki quedó sorprendida cuando su actual esposo la siguió a Alaska. Los dos tortolitos se casaron en la víspera de Año Nuevo a los 19 años, con su bebé a su lado. Sin embargo, ni siquiera Alaska les ofreció el descanso que necesitaban.

"Comenzaron a llegar odiosos mensajes anónimos en línea y nos hacían paradas de tráfico innecesarias. Nuestro hijo pequeño terminó en el hospital por haber sido mordido y golpeado en su guardería. Entonces me di cuenta de la realidad", recordó.

Morris pronto se dio cuenta de que su familia era negra y que no eran bienvenidos en Alaska. Luego regresó a California en busca de la seguridad de sus seres queridos. Lamentablemente, el juicio, el odio y los chismes continuaron.

Publicidad
Publicidad

SOBREVIVIENDO A LA CRÍTICA

Su esposo fue detenido varias veces por conducir en un vecindario blanco. La pareja fue seguida y acosada por policías, y los susurros y las miradas de la gente solo les causaron incomodidad. A pesar de las dificultades, Morris y su esposo permanecieron juntos.

Micki estudió historia y cultura negra y forjó amistades con mujeres afroamericanas. También dejó su trabajo para cuidar a su hija. Afortunadamente, ahora es una empresaria independiente y una madre que educa en el hogar a tiempo completo.

Morris y su esposo han estado casados ​​durante casi siete años y tienen tres hijos, Essence, Naomi y Jayden. La pareja también se mudó a Seattle en medio de la pandemia de coronavirus para buscar una vida más saludable y plena.

Publicidad
Publicidad

UNA FAMILIA ENCANTADORA

La pareja continúa alzando la voz por la comunidad negra. Morris compartió que ha visto un cambio reciente en la actitud y el comportamiento de las personas hacia los afrodescendientes.

Respecto a su familia expresó: "Soy madre de hermosos niños negros. Soy esposa de un hermoso hombre negro. Soy una defensora del movimiento Black Lives Matter".

Morris también mencionó que su familia simboliza el amor y la unidad. Las críticas que enfrentó solo aumentaron su amor por sus hijos y su esposo.

Publicidad

LOS OBLIGARON A TERMINAR

Al igual que Morris y su esposo, las familias de raza mixta están expuestas continuamente a un trato despectivo. Penny Umbers y Mark Bethel experimentaron algo similar, obligándolos a terminar su relación cuando eran adolescentes.

Umbers y Bethel se enamoraron cuando tenían 16 años. Estaban en un internado y Bethel viajó desde la capital de las Bahamas, Nassau, para inscribirse en Trent College, Nottingham, para estar con Umbers. Pero surgieron problemas cuando fueron a diferentes universidades.

Lee también: Novios deciden separarse debido al racismo: se reúnen 45 años después y finalmente se casan

Publicidad

El padre de Umbers visitó a Bethel en secreto y lo amenazó con que, de no romper con Umbers, su beca sería revocada. Su familia ya estaba presionando a Mark para que saliera con una chica blanca, por lo que tomó la decisión más desafiante de su vida.

Publicidad

Umbers, con el corazón roto, dejó la universidad, se casó y se divorció dos veces. Mientras tanto, Bethel comenzó una carrera en el área de la salud, pero nunca se olvidó de Umbers. Siguió buscándola, pero fracasó porque ella había cambiado su nombre después del matrimonio.

Hacia fines de 2019, la encontró en Facebook, pero no pudieron verse hasta junio de 2021 debido a las restricciones de viaje por la pandemia. Finalmente, Umbers fue a la isla de Nueva Providencia, Bahamas, para reunirse con su gran amor.

Bethel le propuso matrimonio en octubre de 2021. La pareja escribió un libro inspirado en su historia, "Thirty-Nine Years In The Wilderness". También compartieron que a pesar de estar separados por 39 años, estaban emocionados por su nuevo futuro.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

Hermana se ofrece a gestar los hijos de su hermano desconocido con la bendición de su esposo pastor

10 de abril de 2022

Mariska Hargitay y su esposo han estado felizmente casados por 17 años aunque él la hizo llorar en su primera cita

26 de febrero de 2022

"El sacerdote se negó a casarnos": Pareja interracial comparte su historia de 73 años de amor y prejuicios

12 de abril de 2022

Pareja se entera de que hijo adoptivo tiene dos hermanos perdidos y corren a buscarlos - Historia del día

22 de marzo de 2022