logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer huérfana cree que los padres de su novio están muertos hasta que los conoce accidentalmente - Historia del día

Mayra Pérez
11 mar 2022
16:20
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Catherine amaba a su novio, Kevin, y entre ambos había una fuerte conexión. Pero cuando descubrió la impactante verdad que él le había estado escondiendo, no pudo lidiar con eso.

Publicidad

“¿Puedes poner mi celular y billetera en tu bolso? No quiero que se caigan en la rueda de la fortuna o algo así”, le pidió Kevin a su novia, Catherine.

Ella metió todo en el bolso, y lo cerró con cuidado. Se tomaron de la mano mientras caminaban; estaban disfrutando de una cita muy romántica.

Una mujer joven toca la puerta de una casa. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Catherine amaba mucho a Kevin. Tenían toneladas de cosas en común y podían hablar de todo. Pero algo que los unía en forma especial era que ambos habían perdido a sus padres. Ella nunca conoció a los suyos y jamás había sido adoptada.

Kevin por su parte sí había conocido a los suyos, pero los había perdido en un terrible accidente automovilístico cuando era un adolescente.

Ese dolor los había acercado mucho, y Catherine sentía que nadie en el mundo entendía su dolor como Kevin. Aunque la situación de él era diferente, ya que él los había conocido, era lo suficientemente similar para unirlos.

Durante su noche de cita en la feria, se habían divertido mucho y Kevin la había acompañado a su casa. Unas horas más tarde, cuando se estaba preparando para ir a la cama, ella se dio cuenta de que él había dejado sus pertenencias en su bolso.

Publicidad

Le preocupaba que pudiera necesitarlas y decidió llevárselas. Sin embargo, no sabía su dirección. Llamó a su buen amigo, Carlos, quien le dio su dirección. Estaba a varias cuadras de distancia, por lo que llamó a un taxi. El sector estaba lleno de grandes casas, y a Catherine le sorprendió que viviera en un lugar así. Era perfecto para criar una familia.

Al llegar, llamó a la puerta. Un hombre respondió con amabilidad: “¿Sí?”. Medía poco más de un metro de altura, pero su rostro maduro delataba su edad. Catherine se sorprendió al ver a un hombre mayor en lo que se suponía que era la dirección de Kevin.

“Buenas noches. Debo tener la dirección equivocada... ¿Kevin vive aquí?”, preguntó Catherine con algo de torpeza. Pensó que tal vez su amigo le había dado mal la dirección.

Publicidad

“¿Mi hijo? Claro, está aquí”, respondió el hombre. Luego se dio la vuelta y llamó a Kevin.

Hombre joven con una mano tras su espalda. | Foto: Unsplash

“¿Qué pasa, papá?”, preguntó Kevin mientras se acercaba a la puerta. Vio a Catherine y sus ojos no pudieron ocultar la sorpresa.

Publicidad

“¿Hijo?”, preguntó Catherine lo suficientemente fuerte como para que Kevin la oyera.

“Espera, Cat. Déjame explicarte”, suplicó Kevin, pero Catherine se dio la vuelta y salió corriendo. No sabía a dónde ir, pero no quería estar allí. Casi enseguida él la alcanzó.

“¡Por favor, detente! Esto es solo un malentendido”, continuó, tomándola del brazo con fuerza.

“¿Malentendido? ¿Cómo? ¡Kevin, mentiste sobre tus padres! ¿Por qué? ¡No entiendo!”, exclamó en voz muy alta.

“Por favor, es solo que… no soy… simplemente no sé cómo explicarle a la gente nuestra dinámica familiar”, se evadió Kevin, pero Catherine frunció el ceño intentando entender el trasfondo de la conversación.

Publicidad

“¿Quieres decir que te avergüenzas de tu padre? ¿Por qué es una persona pequeña? ¡Eso es una locura! ¡Al menos lo tuviste en tu vida! ¿Tu mamá también es de baja estatura?”.

“Sí, pero no lo entiendes”, comenzó Kevin, y Catherine lo interrumpió.

“¡POR SUPUESTO QUE NO ENTIENDO! Sabes lo que hubiera dado por conocer a mis padres aunque no me quisieran y tú me ocultaste el hecho de que tenías a los tuyos. ¡Padres que te aman y te cuidan! ¡No puedo creerlo!”, gritó en el patio delantero de los padres de Kevin.

Una mujer joven que parece estar abrumada. | Foto: Pexels

Publicidad

“Kevin, ¿qué está pasando?”. La madre de Kevin salió al patio y Catherine miró a la mujer de ojos amables y rostro preocupado. Una vez más, no tenía idea de cómo Kevin podía avergonzarse de ellos.

“Lamento esto, señora Sosa. No debería estar gritando aquí, pero Kevin me mintió”, trató de explicar Catherine, avergonzada de haber causado una escena en el vecindario frente a personas adultas. Pero lo peor era que claramente la habían escuchado.

“Te escuché, cariño. Sospechaba que Kevin tenía novia desde hace un tiempo y no quería que la conociéramos. Voy a tener una conversación seria con él pronto. Mientras tanto, ¿por qué no entras un rato?”, preguntó la amable mujer.

Publicidad

“No puedo. Me tengo que ir”, respondió ella.

"Espera, ¿eres la hija de Melissa Cortez?”, preguntó el padre de Kevin.

“¿Quién?”, preguntó Catherine, sin tener idea de qué estaba hablando este hombre. “Lo siento señor. Nunca conocí a mis padres. Estuve en un orfanato hasta que cumplí los 18”.

“Ya veo. Es solo que te ves exactamente como una novia que tuve en la escuela secundaria”, continuó el Sr. Sosa.

“¿Qué?”. Kevin preguntó indignado. “¡Papá! ¡Ella es mi novia! Ese comentario me parece fuera de lugar”.

Publicidad

“Ya no soy tu novia”, murmuró Catherine, mirando fijamente a Kevin.

Un álbum de fotografías. | Foto: Pexels

“Kevin, hablaré contigo más tarde”, dijo su padre. “Realmente te pareces mucho a Melissa. ¿Por qué no vienes mañana cuando nos hayamos calmado y podamos hablar?”.

Publicidad

“Está bien. Eso suena bien”, Catherine estuvo de acuerdo. No podía decir que no a esas personas tan amables.

Kevin no estaba en la casa al día siguiente, y los Sosa invitaron a Catherine a entrar. El padre de Kevin sacó una copia vieja de su anuario y le mostró una foto de Melissa. Él estaba en lo correcto. Se veía exactamente como ella.

“Podría ser una coincidencia”, dijo ella con precaución.

“Tal vez, pero creo que todavía tengo su número de teléfono. Puedo presentarlas y ver si eres pariente”, dijo, y Catherine asintió, emocionada ante la perspectiva de conocer a alguien que pudiera tener respuestas sobre su familia.

Publicidad

Lee también: Hombre regresa a casa abandonada de padres fallecidos y ve platos lavados recientemente - Historia del día

Cuando el Sr. Sosa llamó a su exnovia y le contó sobre Catherine, recibió información inesperada. Melissa le confesó que había tenido una hija durante sus años en la universidad, después de una aventura de una noche.

Él sospechaba que Catherine era la hija que ella había abandonado. Tras el impacto inicial, Melissa accedió a conocerla. Al verse, se sintieron conectadas de inmediato y, poco después, una prueba de ADN confirmó las sospechas del Sr. Sosa.

Catherine se dio cuenta de que estaba destinada a conocer a Kevin porque él la llevó a su madre. Eventualmente, él se disculpó sinceramente con sus padres por su actitud y lo perdonaron. En cuanto a Catherine, no quiso volver a saber de él nunca más.

Publicidad

Una mujer sonrie de felicidad. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Nunca te avergüences de tus padres. Si tienes excelentes padres que te cuidan, aman y apoyan, no tienes nada de lo que avergonzarte, pase lo que pase.

Publicidad

A veces estamos destinados a conocer a algunas personas. Catherine se dio cuenta de que estaba destinada a conocer a Kevin porque su familia la llevaría a su madre. Pero él no estaba destinado a ser parte de su vida para siempre.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Te puede interesar: Pobre hombre se escapa el día de su boda: 50 años después novia descubre que su papá lo planeó - Historia del día

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad