Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Viajera nota casa de 1 habitación junto al mar y que el hombre que vive allí sale todas las noches - Historia del día

Vanessa Guzmán
03 abr 2022
04:00
Compartir
FacebookTwitterLinkedInEmail

Lucy era una joven viuda que amaba viajar. Un día, vio a un hombre misterioso que vivía en una pequeña casa de una habitación que fue construida junto al mar. Poco después, su vida se transformó cuando decidió seguir al habitante de aquel lugar.  

Publicidad

Lucy era una viuda de 32 años y escritora de viajes. Viajó por el mundo durante más de 10 años junto a su difunto esposo, quien era fotógrafo. Había muerto tres años atrás y después de su despedida, Lucy se tomó un largo descanso de sus giras.

Recientemente, decidió volver a perseguir su pasión y comenzó en un pequeño y hermoso pueblo de Canadá. Lo eligió por la poca cantidad de habitantes y la ausencia de turistas.

Pequeña casa en una costa. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Disfrutaba de estos pequeños pueblos porque podía conocer bien a la comunidad sin el caos causado por los turistas. Dos días después de su viaje a la locación canadiense, se estaba tomando su té de la mañana en un café local.

Notó una pequeña casa cerca de la orilla de una playa. Parecía que solo era de un dormitorio y eso era algo extraño. La mayoría de las viviendas de la costa eran mucho más grandes. Ante su curiosidad, llamó a una mesera y le preguntó: "¿Sabes quién construyó esa casita?".

"Un hombre se mudó aquí hace unos tres meses y la construyó. Lo he visto varias veces, pero todo lo que sé de él es que es latino y no habla mucho inglés", dijo la camarera.

Publicidad

Mientras conversaban sobre el hombre extraño, lo vieron salir de su casa, bebiendo una taza de café. Simplemente, se sentó allí y miró el océano durante mucho tiempo antes de entrar de nuevo a su vivienda.

"También escuché que él sale de su casa todas las noches y solo regresa temprano en la mañana", agregó la camarera.

"¿Sabes a dónde va?", preguntó Lucy.

"Ni idea. La gente no sabe mucho de él porque no interactúa con los pobladores". La mesera se encogió de hombros y luego continuó atendiendo a otros clientes.

Lee también: Esperaba a mi novio en plena nevada cuando un hombre extraño se me acercó y dijo algo que cambió mi vida - Historia del día

Publicidad

Lucy estaba interesada en saber más sobre el hombre misterioso, por lo que decidió seguirlo más tarde esa noche. Tenía la intención de mantener la distancia para no asustarlo. Pero el hombre la vio antes de que llegaran lejos. "¿Por qué me estás siguiendo?", preguntó tan pronto como la vio.

Hombre alumbrando con una linterna hacia el cielo de la noche. | Foto: Shutterstock

Publicidad

Lucy trató de explicarse en inglés, pero recordó que la camarera le había dicho que era de Latino. "¿Hablas español? Lo hablo con fluidez para que podamos charlar", dijo. El hombre accedió y la invitó a caminar con él.

Durante la conversación, Lucy descubrió que su nombre era Andrés y que estaba en una noble misión.

"Hace 30 años, mis padres estaban en un crucero de luna de miel y naufragaron en la costa canadiense. Antes de que mi padre se ahogara, le dio a mi madre un collar de oro. Las mujeres de nuestra familia lo pasan de generación en generación". Explicó el hombre.

"Pero, lamentablemente, el collar se le cayó del cuello mientras estaba en la orilla y nunca más lo volvió a ver".

Publicidad

Su historia conmovió a Lucy. "¿Pero crees que lo encontrarás? Ha pasado tanto tiempo desde que lo perdió", preguntó.

"No lo sé. Pero prometí que lo haría", dijo.

"¿Pero por qué sales de noche?", lo interrogó la escritora de viajes.

"La marea está baja por la noche para que pueda adentrarme más en el mar. Uso un detector de metales para ayudarme a buscar y, con suerte, lo encontraré algún día", precisó Andrés.

Lucy se ofreció a ayudarlo. Explicó que no tenía prisa por regresar a casa y que con mucho gusto pasaría los próximos días ayudándolo a buscar.

Publicidad

Hombre y mujer caminando al aire libre. | Foto: Shutterstock

Pero un par de días se convirtieron en cuatro meses en los que Lucy y Andrés trabajaron juntos para encontrar el collar. Se hicieron increíblemente cercanos durante ese tiempo.

Publicidad

Una noche, Lucy y Andrés encontraron un collar de oro y corrieron a la casa para confirmarlo con la foto que le dio su madre. La cadena era exactamente igual a la de la imagen y estaban encantados. "No puedo esperar para mostrarle esto a mi madre", lloró Andrés.

Unos días después, viajaron juntos a Colombia para visitar a la madre de Andrés. Dinora lloró cuando vio el collar, "Nunca pensé que volvería a verlo", dijo. Señaló una fecha grabada en la prenda. "Mira, este es nuestro aniversario de bodas. Tu padre era tan romántico".

Lucy y Andrés pasaron horas escuchando a Dinora recordar su relación con su difunto esposo. Y mientras Lucy preparaba el té en la cocina, Andrés le confesó a su mamá que estaba enamorada de la escritora.

Publicidad

Collar con dije de corazón. | Foto: Pixabay

Dinora sonrió y dijo: "Lo supe en el momento en que los vi juntos. Estoy muy feliz por los dos", dijo.

Publicidad

Andrés le propuso matrimonio a Lucy seis meses después. Había decidido pasar un par de meses en Colombia antes de volver a viajar, pero no estaba segura de comenzar una relación mientras retomaba su carrera.

Él prometió apoyarla e incluso viajar con ella si así lo deseaba. Lucy aceptó y juntos le anunciaron su compromiso a Dinora.

"Entonces significa que este collar te pertenece ahora", dijo la madre de Andrés, mientras le entregaba la joya a Lucy. "Le prometí a mi esposo que se lo pasaría a las mujeres de las próximas generaciones de nuestra familia".

Lucy se sintió honrada por el regalo y prometió cuidar el collar mientras estuviera bajo su custodia. Poco después de la boda, la pareja viajó al país elegido por Lucy.

Publicidad

Lee también: Mujer abre vieja cartera heredada de su abuela y un anillo cae desde dentro - Historia del día

Eran compañeros de viaje perfectos y escribieron varios libros juntos. Lucy pronto quedó embarazada de su primer hijo y estaban emocionados de ser una pequeña familia viajera.

Hombre haciendo propuesta de matrimonio a una mujer. | Foto: Pixabay

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

El amor aparece en lugares inesperados: Andrés y Lucy nunca imaginaron enamorarse cuando se conocieron y comenzaron a buscar el collar juntos.

La lealtad familiar puede abarcar muchas generaciones: Andrés se mantuvo leal a su madre y buscó durante meses hasta encontrar su collar.

Por favor comparte esta historia con tus amigos; podría inspirar a las personas a compartir sus propias historias o ayudar a alguien más.

Este relato está inspirado en la historia de un lector y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad