logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Mujer encuentra vieja chapa del ejército en la playa y se apresura a buscar al dueño - Historia del día

Vanessa Guzmán
25 may 2022
05:35
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Adriana se estaba relajando cuando su perro, Milo, descubrió algo en la arena de la playa. Era un collar con placa de identificación que pertenecía a un oficial del ejército llamado Tom Hammer. Como profesora de historia, se interesó, comenzó a buscarlo y encontró algo sorprendente.

Publicidad

"¡Milo, ven aquí, muchacho!". Adriana llamó a su perro, que corría por la playa. Era un hermoso día soleado y no podía imaginar pasarlo en otro lugar. Por eso aceptó el trabajo en la Universidad de la Costa del Golfo de Florida. Estaba cerca del océano, y podía ir a la playa las veces que quisiera.

Le encantaba traer a su perro porque se portaba bien la mayor parte del tiempo, aunque a veces le gustaba cavar en la arena y armar un gran desastre. Eso es lo que estaba haciendo cuando lo llamó. "Vamos", le gritó de nuevo y silbó para tener su atención.

Perro cavando en la arena. | Foto: Pexels

Publicidad

Por lo general, acudía rápidamente a ella cada vez que llamaba, pero algo lo estaba distrayendo. "Oh, genial. Tiene algo en la boca", murmuró, levantándose de su silla de playa y corriendo antes de que el perro se tragara el objeto extraño.

Por suerte, Milo no quería comer lo que había descubierto. No llegó muy lejos antes de que él comenzara a correr hacia ella y el perro le pusiera el objeto en la mano. Era una placa de identificación del ejército. Fue extraño encontrar algo así en la playa, y este se veía un poco oxidado.

Pertenecía a Tom Hammer y mostraba su fecha de nacimiento, tipo de sangre y número de contacto. Adriana pensó en llamar al número, pero el Sr. Hammer podría haber fallecido hace mucho tiempo según su fecha de nacimiento.

Publicidad

Lo más probable era que hubiera pertenecido al grupo de soldados que lucharon en la Segunda Guerra Mundial, su especialidad como profesora.

Sintió mucha curiosidad y decidió llevárselo a casa. Como era de esperar, el número de teléfono estaba desconectado, pero buscó al Sr. Hammer. Había miles de hombres con el mismo nombre en línea y no sabía a quién contactar. Parecía un callejón sin salida.

Pero tenía acceso a una base de datos aún mejor en la biblioteca de la universidad, así que empezó a buscar allí. Después de mucho buscar en varios archivos, descubrió que el Sr. Hammer había muerto durante su despliegue en la guerra, y sintió pena por él.

Publicidad

Lee también: Anciano que ha estado solo toda su vida ve en su puerta a un niño que le dice: "Abuelo, llegamos" - Historia del día

"Es una locura cuántas vidas se perdieron. Por eso nunca debemos olvidar nuestra historia", se dijo a sí misma, sosteniendo la placa con más fuerza en la mano. “Conocer nuestra historia es la única manera de que no se repita, y tenemos que honrar todos los sacrificios que hicimos ese día”.

Cadena militar. | Foto: Pexels

Publicidad

Sorprendentemente, Tom Hammer había sido residente de la misma ciudad donde ella vivía. Había sido enterrado en el cementerio de Fort Myers, en Florida. Como no pudo encontrar nada sobre su pariente más cercano, visitó su tumba para dejar el collar allí.

“Gracias por su servicio, Sr. Hammer", le dijo a su lápida y colocó la placa encima. Hubiera querido saber su rango militar para referirse a él apropiadamente, pero llamarlo señor ya era respetuoso.

Por alguna razón, no podía dejar de pensar en el Sr. Hammer, y comenzó a visitar su tumba una vez a la semana. Pero un día, la placa del ejército desapareció y ella se enojó mucho por eso.

Publicidad

Quería quejarse, pero esto era un área pública. Cualquiera podría entrar. Cualquiera podría haberlo tomado. Pero un pensamiento cruzó su mente. “¿Qué pasaría si un familiar hubiera visitado y tomado la placa?”. Realmente esperaba que eso fuera lo que había sucedido y no un robo ordinario.

La siguiente vez que visitó al Sr. Hammer, un hombre estaba de pie junto a su lápida y Adriana vio la insignia del ejército alrededor de su cuello. Se acercó lentamente, no queriendo molestar a esa persona.

"¿Hola?", dijo suavemente.

El hombre se volvió hacia ella. No podía tener mucha más edad que Adriana. Él la miró con expresión curiosa, alzando las cejas.

Publicidad

"¿Es usted pariente del Sr. Hammer?", preguntó, y él asintió. "Oh, ¿así que tomaste su placa del ejército?".

Cementerio. | Foto: Pexels

Publicidad

"Oh, sí. Apareció aquí un día. Vengo a visitar al abuelo de vez en cuando", afirmó, mirando la lápida. Pero se contuvo y volvió a mirarla. "Espera un minuto. ¿Por qué lo preguntas?".

"En realidad, encontré el collar en la playa. Bueno, fue mi perro quien lo encontró. Estaba enterrado en la arena. Se lo traje aquí a tu abuelo. Soy profesora de historia en la universidad y la Segunda Guerra Mundial, es mi especialidad", explicó Adriana, encogiéndose de hombros.

"Oh, ya veo. Muchas gracias por traer su placa aquí. Crecí escuchando a mi abuela contar todo sobre mi abuelo y su gran sacrificio. Mi papá era un bebé durante la guerra, también se alistó más tarde en la vida, y yo quería seguir sus pasos. Pero tengo una rodilla mala y no me dejaron entrar al ejército”.

Publicidad

“Tuve que conformarme con visitarlo y honrar su memoria”, agregó el hombre. "Soy Matthew, por cierto", manifestó el hombre frente a la tumba del veterano.

"Es un gusto conocerte. Soy Adriana. También tengo militares en la familia y por eso el tema siempre ha sido importante para mí", dijo, sonriendo levemente.

Lee también: Veterano vende sus medallas para comprar comida: niño lo ve y se le acerca - Historia del día

Matthew le devolvió la sonrisa. Ambos miraron la tumba en silencio. Luego él la invitó a tomar un café… y el resto es historia.

Hombre caminando en un cementerio. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Aprecia la memoria de tus antepasados: Es importante honrar a tus seres queridos del pasado, especialmente a aquellos que sacrificaron tanto por la libertad.

Conocer la historia mundial asegura que no repitamos los errores del pasado: La historia es un tema vital, aunque a algunas personas no les importa.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la historia de nuestro lector y escrito por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad