logo
Shutterstock
Fuente: Shutterstock

Chofer de bus ignora a niña de 6 años suplicando ayuda: la ve en su casa esa noche - Historia del día

Vanessa Guzmán
31 may 2022
08:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Jonathan estaba trabajando en su ruta de autobús cuando una niña se subió a la unidad y pidió ayuda desesperadamente. Él no la pudo ayudar porque debía seguir su camino y los demás pasajeros también la ignoraron. La niña se fue, pero esa noche Jonathan presenció algo impactante.

Publicidad

"¡Por favor! ¡Alguien, por favor, ayude a mi madre!", gritó una niña cuando subió al autobús de Jonathan. Había llegado a una parada de autobús en su ruta y nadie más había subido a su vehículo.

Se sobresaltó y frunció el ceño a la chica. "¿Qué?".

Hombre conduciendo un autobús. | Foto: Pexels

Hombre conduciendo un autobús. | Foto: Pexels

Publicidad

"¡Mi mamá necesita ayuda! ¡Por favor ayúdame!", rogó la niña y Jonathan miró alrededor de su autobús. Otros pasajeros la vieron algo preocupados, pero otros la ignoraban por completo.

"Escucha, niña. No tengo tiempo para ayudarte. Llama al 911", dijo el chófer a la niña, quien en ese momento estaba llorando.

"¡Por favor! ¡Mi mamá!", insistió con lágrimas cayendo de sus ojos.

Finalmente, Jonathan se levantó del asiento del conductor y empujó a la niña fuera de su autobús. "¡Lo siento, pero necesito seguir adelante! Puedes llamar al 911. Solo pídele un teléfono a alguien", dijo con más fuerza mientras la bajaba de la unidad.

Publicidad

"No hay nadie alrededor", protestó la niña, y sus grandes ojos húmedos eran desgarradores, pero no fueron suficientes para que Jonathan dejara de trabajar. Quería llegar temprano a casa esa noche y descansar.

"Seguramente encontrarás a alguien", afirmó y cerró la puerta del autobús para continuar conduciendo.

Esa noche, llegó a casa y saludó a su esposa, Carolina, al cruzar la puerta. "Cariño, estoy en casa", gritó.

"¡Oh, cariño! ¡Gracias a Dios que estás aquí! ¡Hemos tenido el día más loco! Quería llamarte, pero no quería interrumpir tu trabajo", le dijo después de besarlo. Pero entonces Jonathan se congeló. La niña de antes estaba sentada en el sofá de su sala y lo miraba con grandes ojos.

Publicidad

Lee también: Chofer de bus echa a niña que no puede pagar el boleto: la vuelve a ver cuando llega a casa - Historia del día

"¿Quién es ella? ¿Qué está haciendo aquí?", exigió a su esposa, pero Carolina no entendió el comportamiento o la conmoción de su marido.

Niña llorando. | Foto: Pexels

Niña llorando. | Foto: Pexels

Publicidad

"Eso es lo que tengo que decirte. Estaba caminando de regreso a casa cuando vi a esta hermosa niña, Susy, pidiendo ayuda a gritos. Tenía que hacer algo”.

“Quería tomar prestado mi teléfono para llamar al 911, luego me llevó con ella unos pasos más allá, ¡y allí estaba su madre al costado de la carretera, completamente inconsciente! ¿Puedes creerlo? Yo misma llamé al 911", explicó Carolina. "¡Susy fue tan valiente al pedir ayuda!".

Jonathan se sintió horrible al darse cuenta de que la niña le había suplicado ayuda para su madre y él la había rechazado tan fácilmente. Todos los demás en el autobús también la ignoraron, y no podía creer lo malo que había sido.

Publicidad

"¿Qué más pasó?", preguntó, tragando saliva y sentándose frente a Susy en el otro sofá. Carolina se sentó junto a la niña y la abrazó con cariño.

"Bueno, tomamos la ambulancia al hospital. Los médicos dijeron que la mamá de Susy sufrió un derrame cerebral y la llevaron a cirugía de inmediato. Aparentemente, fue bastante complicado, y una de las enfermeras me agradeció por actuar tan rápido", dijo su esposa.

"Pero honestamente, la persona más valiente e inteligente aquí es Susy". Carolina miró a la niña con una cálida sonrisa, abrazándola con un brazo con fuerza para transmitir su respaldo. "Lo hiciste asombrosamente, Susy. Salvaste a tu mamá. Ella va a estar bien".

Publicidad

Jonathan todavía se estaba recuperando de la vergüenza de sus acciones anteriores, pero tenía otra pregunta. "¿Y por qué estás aquí? ¿No deberías haberte quedado en el hospital?".

“Nos dijeron que el horario de visitas era estricto, así que me ofrecí a llevar a Susy a su casa, pero no quería que estuviera sola, así que la invité a la nuestra. Por suerte, dijo que sí”, respondió su esposa, todavía sonriendo con orgullo por la niña.

Retrato de una niña. | Foto: Pexels

Retrato de una niña. | Foto: Pexels

Publicidad

Finalmente, Jonathan tuvo que sincerarse con su esposa. "¿Puedo hablar contigo un segundo?".

"Por supuesto", respondió ella, y se fueron a su dormitorio para tener una discusión. Al final, Carolina estaba furiosa. "¿Cómo pudiste? ¡Su madre podría haber muerto!".

"¡Lo sé, lo sé! Estoy tan avergonzado de mí mismo. ¿Qué puedo hacer?", se lamentó, sosteniendo su cabeza.

"Tienes que disculparte con esa niña. Ahora mismo", insistió Carolina, señalando con el dedo la puerta.

Era lo correcto, así que siguió sus demandas. "Susy, ¿te acuerdas de mí?", comenzó, sentándose a un lado de la niña.

Publicidad

Susy lo miró con sus grandes ojos y asintió lentamente.

Jonathan también asintió. "Quiero decirte, Susy, que lamento mucho mis acciones de hoy. Debería haberme bajado del autobús y haberte ayudado de inmediato. ¿Crees que puedas perdonarme?".

Susy sonrió lentamente y volvió a asentir. "Sí", dijo en voz baja.

"Gracias. Muchas gracias", murmuró emocionado, y la hermosa niña lo abrazó. Probablemente, lo había perdonado rápidamente porque su madre estaba bien, gracias a las acciones de Carolina.

Hombre con rostro de preocupación. | Foto: Pexels

Hombre con rostro de preocupación. | Foto: Pexels

Publicidad

Al día siguiente, visitaron a la madre de Susy y lo hicieron todos los días hasta que fue dada de alta del hospital. Las dos familias eventualmente se hicieron buenos amigos.

Lee también: Niñita solitaria le pide al conductor del autobús que la ayude a encontrar a su abuela enferma - Historia del día

Mientras tanto, Jonathan intentaba ayudar a la gente, especialmente a cualquiera que lo pidiera, siempre que podía. Nunca volvería a cometer ese gran error. Solo podía agradecer a Dios que su esposa estuviera allí para ayudar a salvar a la madre de Susy.

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Publicidad

Es mejor escuchar a los niños cuando piden ayuda: Jonathan ignoró las solicitudes de Susy y los resultados podrían haber sido trágicos.

Pide disculpas rápidamente cuando sepas que has cometido un error, especialmente con los niños: Carolina hizo que Jonathan se disculpara con Susy, y él lo hizo lo antes posible porque incluso los niños merecen disculpas de los adultos.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Niño nota luces apagadas en la casa de anciana durante días: se acerca y oye "ayuda" - Historia del día

05 de marzo de 2022

Taxista nota a mujer solitaria en la niebla: "Ayuda, mi hija está en el bosque", gritó - Historia del día

15 de marzo de 2022

Hijo echa a su madre de 80 años a un asilo de ancianos: años después no la encuentra allí - Historia del día

13 de mayo de 2022

Mujer de 67 años queda devastada cuando su jefe la despide: semanas después, él le ruega que vuelva - Historia del día

07 de mayo de 2022