logo
Getty Images - Youtube.com/Flashback FM
Fuente: Getty Images - Youtube.com/Flashback FM

Un vistazo a la casa de 5 baños de Christopher Reeve y su esposa, donde vivieron con su hijo en los últimos años del actor

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

La estrella de cine ya tenía una carrera próspera cuando conoció a su esposa. La pareja llevaba una vida maravillosa hasta que el actor sufrió un accidente que cambió su vida para siempre.

Publicidad

Christopher Reeve vio por primera vez a su futura esposa, Dana Reeve, en un espectáculo de cabaret nocturno donde ella cantaba.

Él quedó inmediatamente encantado con la artista, cuya amiga creía firmemente que él había quedado “atónito” cuando la vio por primera vez.

Christopher Reeve con su esposa Dana Morosini durante el lanzamiento del restaurante Planet Hollywood en el West End de Londres. | Foto: Getty Images

Publicidad

NO QUERÍA RELACIONARSE CON ÉL

Dicha amiga estaba sentada junto a Christopher y le presentó a Dana después del espectáculo. Sin embargo, la cantante se mostró escéptica acerca de salir con el neoyorquino y pensó que él sería arrogante.

Lee más: Madre de Christopher Reeve suplicó a los médicos retirarle el soporte vital tras él caerse de su caballo

“¡Va a ser una estrella de cine arrogante y engreída, idiota, y no quiero tener nada que ver con él!”, recordó Dana que había pensado en aquel entonces.

Pero después la cantante empezó a sentirse atraída por el actor y comenzaron a salir. Después de cuatro años de relación, ella quería un compromiso del actor de “Superman”.

Publicidad

Dana Reeve y su esposo Christopher Reeve durante la cena de entrega de premios "The Spirit of Liberty" y la celebración del décimo aniversario de People for the American Way en el Hotel Waldorf en Nueva York. | Foto: Getty Images

ÉL NO CREÍA EN EL MATRIMONIO

Solo había un problema, Reeve no creía en el matrimonio. El autor Christopher Anderson hizo una revelación en su libro “Somewhere in Heaven” que narra la historia de amor de la pareja. En este escribió que los padres de Dana habían estado casados ​​durante 45 años.

Publicidad

En contraste, el actor provenía de una familia rota. Sus padres se habían divorciado y se habían vuelto a casar. Tenía hermanos y luego tuvo medios hermanos. De ahí sus motivos para no creer en el matrimonio.

Dana, originaria de Nueva Jersey, quería terminar su relación por eso, pero Christopher la convenció de que se quedara mientras él iba a terapia para solucionar sus problemas. El director finalmente superó su miedo al matrimonio.

Christopher Reeve y Dana Reeve durante el estreno de "Running On Empty" en el Teatro Beekman en Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

La artista quedó embarazada del único hijo de la pareja, Will. Ella y el actor se casaron en abril de 1992. Desafortunadamente, lo que se suponía que sería un nuevo comienzo para que la pareja comenzara su vida juntos terminó en tragedia.

LA LESIÓN QUE SUFRIÓ LA ESTRELLA

En 1995, Christopher sufrió una lesión en la nuca después de caerse de un caballo durante una competencia. En consecuencia, pasó los últimos años de su vida paralizado del cuello para abajo.

Christopher Reeve como Superman en una escena de la película "Superman", en 1978. | Foto: Getty Images

Publicidad

SALVÓ LA VIDA DE SU ESPOSO

El dolor que sentía el actor se volvió insoportable y su viaje hacia la recuperación parecía un largo camino. Incluso quiso renunciar a su vida.

En una aparición en el programa de televisión “20/20”, el activista compartió lo que había pensado cuando recuperó la conciencia.

“Cuando estaba saliendo por primera vez, ya sabes, de la inconsciencia, tenía el pensamiento: ‘Tal vez no vale la pena ser una molestia para todos’”, dijo.

El director y activista Christopher Reeve acostado en un sofá en 1986. | Foto: Getty Images

Publicidad

Christopher reveló que, durante ese momento difícil, le dijo a su esposa: “Tal vez deberíamos dejarme ir”. Pero la esposa de la estrella de cine se mantuvo firme con la esperanza de que su amado mejoraría.

Dana hizo todo lo que pudo para que ella y su esposo superaran la angustiosa experiencia. La cantante le dijo a su amado: “Todavía te amo”, e hizo un pacto con él. Ella animó a Christopher a seguir luchando un poco más.

“Espera dos años. Si todavía te sientes así dentro de dos años, consideraremos las cosas”, le dijo.

Christopher Reeve posa sentado en una escalera con su perro. | Foto: Getty Images

Publicidad

Sin embargo, esa era su forma de ganar tiempo porque ella tenía un propósito superior para ellos como pareja, dijo el autor Anderson. Las palabras de Dana a Christopher le hicieron ver una razón para seguir viviendo.

Ella le aseguró apoyo en cualquier cosa que decidiera hacer porque, en última instancia, dependía de él tomar una decisión consciente sobre su destino.

Dana le aseguró a su esposo que estaría a su lado sin importar nada y pronunció las palabras que le devolvieron las ganas de vivir: “Sigues siendo tú, y te amo”.

Christopher Reeve en la oficina de su casa, el 18 de octubre de 2002 en Bedford, Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA CASA DE CHRISTOPHER Y DANA

El actor decidió seguir luchando por su recuperación. Él, su hermosa esposa y su hijo, Will, se hospedaron en una mansión de 16 habitaciones con tres niveles.

Lee también: Un vistazo a la casa de $3,5 millones que Jason Momoa y Lisa Bonet compartieron antes de terminar su romance de 19 años

La estrella de “Rear Window” compró la morada estilo tejas en Great Hills Farm Road, en Pound Ridge, después de su construcción en 1992.

La propiedad constaba de siete recámaras, cinco baños y medio, cocina campestre gourmet, dos oficinas, sala de juegos, gimnasio, sala de cine y dependencia de servicio.

Publicidad

Christopher Reeve en el salón de su casa en el norte del estado de Nueva York. | Foto: Getty Images

Los terrenos incluían un césped bien cuidado con solo ejemplares de árboles y vistas al agua. No tenía piscina ni cancha de tenis.

Publicidad

Cuando la casa de Westchester salió al mercado en junio de 2006 con un precio inicial de 2,95 millones de dólares, un vecino le reveló al New York Post: “Dana decoró la casa maravillosamente. Era brillante, alegre y elegante”.

Después de que su esposo quedara paralizado, la vivienda se reconfiguró con puertas y rampas más anchas, incluido un dormitorio principal y una sala de ejercicios en el primer piso.

Christopher Reeve y su perro Chamois en la entrada principal de su casa en White Plains, el 5 de septiembre de 2002 en Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

Una de las oficinas en el hogar incluía una alfombra gris con una mesa de madera contra la pared. La habitación pintada de azul tenía ventanas francesas que aportaban luz natural al espacio. Colgados en la pared había retratos familiares y un reloj.

El área del salón presentaba pisos de madera con una alfombra y sillones. Había una chimenea y lámparas a cada lado del marco de la ventana.

En la entrada principal de la casa había grandes árboles y macetas colocadas en la terraza, donde se podía ver a Christopher con el perro de la familia afuera.

Barbara Walters con Christopher Reeve en su casa en el norte del estado de Nueva York, el 7 de septiembre de 2002. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA MUERTE DEL ACTOR

Lamentablemente, el activista que luchó por la investigación para encontrar una cura para la parálisis murió de insuficiencia cardíaca en octubre de 2004 a los 52 años.

Tres años después del accidente de equitación, The Wall Street Journal entrevistó a Christopher. Él habló sobre tener una mentalidad positiva cuando se pasan por adversidades en la vida.

“Es fundamental tener un equilibrio entre la aceptación y la negación. Por un lado, tengo que aceptar que estoy en una silla de ruedas. De lo contrario, estaría deprimido todo el día”, dijo.

Publicidad

Christopher Reeve con su esposa, Dana Reeve, y su hijo, Will, después de ser honrado con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, el 15 de abril de 1997 en Los Ángeles, California. | Foto: Getty Images

Por otro lado, se preguntó qué haría falta para salir de la silla de ruedas porque consideraba que era una situación “inaceptable”. Christopher y su familia encontraron consuelo en las 400.000 cartas que recibieron después del accidente.

Publicidad

Estas personas habían pasado por tragedias y las habían superado siendo positivas. Él y Dana también escucharon de personas que habían conocido en su infancia, “incluso personas con las que no había hablado desde tercer grado”, dijo la estrella de “The Aviator”.

Christopher estaba tan animado por las cartas que le pidió a su esposa que le leyera más, y agregó que quería morir con esos recuerdos.

Christopher Reeve con su esposa, Dana Reeve, y su hijo, Will, después de ser honrado con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, el 15 de abril de 1997 en Los Ángeles, California. | Foto: Getty Images

Publicidad

Dana había cuidado a su esposo durante nueve años antes de que falleciera. Ella también perdió a su madre durante ese período.

LA ENFERMEDAD DE DANA

Además, la activista también se enteró que padecía cáncer de pulmón y tuvo que enfrentarse a la dura realidad de que su hijo Will, que entonces tenía 13 años, quedaría huérfano.

La madre de uno describió su condición como un gran desafío, pero también como una ventana. Después de cuidar a su esposo durante tanto tiempo, no había entendido del todo cómo había sido para él hasta ella experimentó su batalla contra el cáncer.

Publicidad

Christopher Reeve con Dana Reeve y su hijo Will en SuperSkate 2001, un juego de hockey sobre hielo de caridad de celebridades en el Madison Square Garden. | Foto: Getty Images

Dana notó que, aunque la enfermedad era diferente a la parálisis, tenía los mismos efectos que afectarían gravemente la dinámica de una familia.

Publicidad

La estrella de “Steel Magnolias” le dijo a ABC News en 2004 que le había prometido a Christopher cuando se casaron que lo amaría y que estaría con él en la salud y en la enfermedad, lo cual hizo.

“Pero hay otro voto que necesito enmendar hoy. Prometí amarlo, honrarlo y apreciarlo hasta que la muerte nos separara, bueno, no puedo hacer eso. Porque lo amaré, honraré y apreciaré para siempre”, explicó.

Christopher Reeve, su hijo Will y Dana Reeve en el estreno de "House of D" del 3er Festival Anual de Cine de Tribeca en el Tribeca Performing Arts Center. | Foto: Getty Images

Publicidad

Dos años después de la muerte de su esposo, Dana falleció debido al cáncer a los 44 años. Will, el hijo de la pareja, recordó a su padre más de quince años después de su fallecimiento.

Mientras asistía a la gala “A Magical Evening” de la Fundación Christopher y Dana Reeve en Nueva York en noviembre de 2019, el reportero de noticias compartió con People cómo recordaba a sus padres.

Will Reeve hablando en la gala "Magical Evening" de la Fundación Christopher & Dana Reeve, el 15 de noviembre de 2018 en Nueva York. | Foto: Getty Images

Publicidad

Él tenía solo tres años cuando su padre quedó paralizado y tenía 11 años cuando falleció. “Creo que su legado nunca desaparecerá y creo que es una responsabilidad que siento, continuar con el legado de él y de mi madre por el resto de mi vida y, con suerte, más allá de eso”, dijo.

Lee más: Christopher Reeve tuvo tres hijos de dos mujeres diferentes: conoce a todos sus hijos y nietos

Agregó que la fundación era la única forma tangible de que el legado de sus padres siguiera vivo. Dijo que Christopher había impactado la vida de millones de personas a las que conmovió.

Publicidad
info

La información contenida en este artículo en AmoMama.es no se desea ni sugiere que sea un sustituto de consejos, diagnósticos o tratamientos médicos profesionales. Todo el contenido, incluyendo texto, e imágenes contenidas en, o disponibles a través de este AmoMama.es es para propósitos de información general exclusivamente. AmoMama.es no asume la responsabilidad de ninguna acción que sea tomada como resultado de leer este artículo. Antes de proceder con cualquier tipo de tratamiento, por favor consulte a su proveedor de salud.

info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.