logo
Getty Images
Fuente: Getty Images

Liam Neeson estuvo ausente del funeral de su madre, cuya muerte fue anunciada en una misa

Guadalupe Campos
20 jun 2022
19:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Liam Neeson sufrió una dolorosa pérdida cuando su madre, Katherine "Kitty" Neeson, murió justo un día antes de cumplir 67 años. No haber podido estar en su funeral le sumó todavía más pena.

Publicidad

El actor británico Liam Neeson y su familia sufrieron la pérdida de su matriarca, Katherine "Kitty" Neeson, en junio pasado. Por desgracia, Kitty falleció un día antes del cumpleaños de su hijo.

El anuncio de su muerte fue muy conmovedor; la iglesia de Todos los Santos en Ballymena, Irlanda, compartió la noticia en Facebook. Liam no pudo estar allí debido a las restricciones impuestas a causa de la pandemia de coronavirus. Te contamos cómo lidió el actor con la pérdida.

Liam Neeson en Nueva York, 2018. | Foto: Getty Images

Publicidad

FALLECIMIENTO DE KITTY NEESON

Kitty Neeson, que se casó con Barney Neeson y tuvo cuatro hijos, entre ellos Liam, murió a los 94 años y recibió una apropiada despedida. El párroco, monseñor Paddy Delargy, dirigió la misa en la que se anunció su fallecimiento. Expresó que los detalles relativos a las exequias serían comunicados más tarde.

La difunta Kitty también recibió un homenaje del concejal Peter Johnston, alcalde del distrito de Mid & East Antrim. El funcionario expresó sus sinceros sentimientos y dijo que se aseguraría de establecer un minuto de silencio en honor de la difunta.

El 9 de junio de 2020, la gente de Ballymena se alineó en las calles, rindiendo sus últimos respetos a la ilustre anciana. Debido a la pandemia del coronavirus, se suponía que el servicio se reduciría a familiares. Sin embargo, cerca de un centenar de personas se acercaron a la procesión fúnebre.

Publicidad

El cortejo de Kitty incluía a miembros de su familia e hijos, excepto a Liam, que en ese momento estaba en la ciudad de Nueva York. El actor no pudo llegar debido a las restricciones impuestas a los viajes internacionales en medio de la crisis sanitaria.

EL ACTOR HABLA DE LA MUERTE DE SU MADRE

Mientras que otros miembros de la familia estaban físicamente presentes para honrar la vida de Kitty, su único hijo se quedó en casa en los Estados Unidos y se despidió a través de la pantalla. Liam debió asistir al entierro a través de Internet.

Liam Neeson en el 56° New York Film Festival, octubre de 2018. | Foto: Getty Images

Publicidad

Pese a eso, no pudo sacarse la desazón de no poder asistir físicamente allá. Casi un año después de la muerte de Kitty, Liam compartió:

"Perdí a mi madre el pasado junio, y fue extraño para Micheál y para mí y el hermano de Micheál, Daniel, que los tres estuviéramos aquí mirando el funeral de mi madre a través de una pantalla".

El galardonado actor describió además su situación como "algo surreal". A de la muerte de la matriarca, Liam a menudo viajaba a casa al menos dos veces al año. Sus hijos, Daniel y Micheál, también solían visitar a su abuela.

OTRAS PÉRDIDAS

Publicidad

La muerte de Kitty causó dolor a su hijo, pero esta no fue la primera vez que el actor experimentó la partida de un miembro de la familia. En 2019 se conoció la noticia de la muerte de su sobrino Ronan Sexton.

Sexton, que murió a los 35 años, había sufrido una lesión grave en la cabeza cinco años antes de su muerte. El impacto tuvo un efecto tan devastador que lo afectó hasta el día de su muerte. Miembros de la familia rodearon al joven fallecido en Irlanda en el momento de su muerte.

Lee también: Liam Neeson llevó al altar a su esposa de la tele solo 2 meses después de la muerte de Natasha Richardson

Sexton fue el menor de seis hijos nacidos de la hermana de Liam, Bernadette. Su muerte se produjo casi diez años después de que la esposa de Liam, su compañera de reparto Natasha Richardson, falleciera.

Publicidad

Las circunstancias que rodearon la muerte de Richardson fueron bastante similares a las que ocasionaron la lesión de Ronan. La familia Neeson había ido a esquiar a Quebec, y fue haciendo esta actividad que Natasha se golpeó la cabeza.

Liam Neeson y Natasha Richardson en 2008. | Foto: Getty Images

Publicidad

Su inesperada muerte dejó devastados a su esposo y sus hijos. El amor entre Liam y Richardson sigue vivo. A pesar de la dolorosa partida de su esposa, el actor no ha dejado de elogiar la vida que vivió.

El amor de la pareja comenzó con un romance apasionado que culminó en una boda en 1994. Dieron la bienvenida a sus hijos Micheál y Daniel Neeson en 1995 y 1996.

Fueron una familia feliz hasta 2009, cuando Richardson sufrió una caída fatal. Liam recordó haber hablado con su esposa y escucharla decir: "Me he caído en la nieve".

Lee también: Liam Neeson "se enamoró" de una mujer años después de que la muerte de su esposa salvara la vida de 3 personas

Publicidad

Ella minimizó el hecho en el momento, pero la peligrosa lesión terminó costándole la vida. Antes de que la confirmaran muerta, Richardson estuvo con muerte cerebral durante unos días.

CÓMO LIDIARON LIAM Y SUS HIJOS CON LA PÉRDIDA

Después de su muerte, Liam hizo su duelo, asegurándose de mantenerse ocupado para no ahogarse en el dolor. Sin embargo, esto no hace mella en el cariño con el que él hablaba de ella.

Para mantener viva su memoria, a principios de marzo de este año, Liam y Micheál, su hijo mayor, protagonizaron juntos una película.

Natasha Richardson con sus hijos Micheál y Daniel Neeson en 2008. | Foto: Getty Images

Publicidad

La trama giraba en torno a un padre y un hijo que perdieron a su madre y esposa. Tenía ecos de su situación de la vida real, y de acuerdo con Micheál, les sirvió para transitar el duelo.

La muerte de Richardson fue muy dura para Micheál. El hijo todavía tiene un recuerdo vívido de cómo falleció su madre, y calificó al evento como un accidente extraño.

Describió a la difunta como una madre "fabulosa" que siempre fue de gran ayuda para él cuando necesitaba conversar con adultos.

Lee también: Conoce a los hijos mayores de Liam Neeson y Natasha Richardson: uno se cambió el nombre en honor a su difunta madre

Hace unos años, el actor, que se describió a sí mismo como "un nene de mamá" cambió su apellido de Neeson a Richardson. Lo hizo para homenajearla y mantener una parte de ella con él.

Publicidad