logo
youtube.com/CBS Mornings  Getty Images
Fuente: youtube.com/CBS Mornings Getty Images

La Reina y Charles están "irritados" por la negativa de Meghan a reconciliarse con su padre y las excusas de Harry para ella, afirma libro

Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Según un libro de 2022, la familia real intentó intervenir después de que la ruptura de Meghan con su padre, Thomas Markle, se convirtiera en noticia pública. Sin embargo, las excusas de Harry molestaron a Charles.

Publicidad

Se suponía que el padre de la duquesa Meghan, Thomas Markle, la acompañaría al altar en 2018 cuando se casó con el príncipe Harry.

Sin embargo, días antes de su boda, ella emitió un comunicado en el que revelaba que su papá no asistiría a su día especial.

Meghan Markle en la feria benéfica del Día Mundial del SIDA de Terrence Higgins Trust, el 1 de diciembre de 2017 en Nottingham, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Meghan Markle en la feria benéfica del Día Mundial del SIDA de Terrence Higgins Trust, el 1 de diciembre de 2017 en Nottingham, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

SU AUSENCIA LES AFECTÓ

La declaración fue al grano, ya que la duquesa de Sussex señaló que siempre se había preocupado por Thomas y esperaba que los medios le dieran espacio para concentrarse en su salud. Pero, según The Telegraph, en privado, Meghan no estaba manejando bien la decepción.

Lee más: Fans critican a Harry y Meghan por darle foco al drama: la reina "quiere que se marque la línea", afirma experto

Publicaciones afirmaron que su ausencia “hizo llorar tanto a Meghan como a Harry”. Desde que su relación con el duque de Sussex se convirtió en noticia pública, Thomas se ha esforzado por hablar públicamente sobre sus sentimientos hacia su hija.

Publicidad

El hombre dijo que había tenido un ataque al corazón cuando habló con The Sun sobre por qué no había asistido a la boda de su hija. También compartió la preocupación de que a nadie parecía importarle que pudiera fallecer pronto.

Publicidad

El padre de Meghan la acusó de evitarlo y reveló que no habían hablado durante “mucho tiempo”. Uno de los escándalos a los que se enfrentó Thomas en su camino a Londres para asistir a la boda de su hija fue cuando se dejó fotografiar por los paparazzi.

Al hablar con “Good Morning Britain” en marzo de 2021 sobre el incidente, el padre de la duquesa admitió que hizo la sesión de fotos porque un periodista prometió hacerlo “lucir mejor”. Él creía que la estratagema funcionaría a su favor, pero no fue así.

Ese mismo mes y año, cuando Oprah Winfrey entrevistó a Meghan para CBS, compartió su decepción por la participación de su padre en los tabloides. Al hablar con The Sun en 2018, meses después de la boda de su hija, Thomas atacó a la familia real.

Publicidad
Publicidad

Los describió como “similares a un culto”, y los comparó con el sistema de creencias de la Cienciología debido a lo reservados que eran.

El padre de Meghan dijo que cuando la familia real escuchaba a alguien decir algo que no les gustaba, se encerraban y no hablaban.

La ruptura del exdirector de iluminación de televisión con su hija tenía a los royals nerviosos. Las tensiones llevaron a intentos de intervención por parte de la reina y su hijo, el príncipe Charles.

Meghan Markle, el príncipe Harry y la reina Elizabeth II en la ceremonia de entrega de premios a los jóvenes líderes de la reina, el 26 de junio de 2018 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Meghan Markle, el príncipe Harry y la reina Elizabeth II en la ceremonia de entrega de premios a los jóvenes líderes de la reina, el 26 de junio de 2018 en Londres, Inglaterra. | Foto: Getty Images

Publicidad

LA INSTARON A QUE HICIERA LAS PACES CON SU PADRE

El drama entre la duquesa de Sussex y su padre generó una biografía de 2022 de Tom Bower titulada “Revenge: Meghan, Harry and the War Between the Windsors” (“Venganza: Meghan, Harry y la guerra entre los Windsor”).

Lee también: El fallecimiento de la reina puede significar una separación para Meghan y Harry o la obligación de un "acuerdo de cercanías", según experta

En el texto, el autor afirmó que los duques de Sussex habían convivido con el príncipe Charles y la duquesa Camilla durante una semana en julio de 2018.

Publicidad

Los recién casados ​​se quedaron en la antigua casa de la Reina Madre en Caithness en el Castillo de Mey. El libro dice que la visita se utilizó para informar a los medios sobre cómo Charles, el padre de Harry, se había unido a Meghan.

Publicidad

Supuestamente, a la pareja le gustaban los muebles y la historia. Sin embargo, Charles no expresó su “desconcierto” por los deseos poco claros de Meghan y no la entendía, pero durante su estadía no pudo ocultar su "irritación".

El libro decía que el príncipe de Gales estaba molesto con las continuas apariciones en televisión del padre de Meghan y sus críticas a la familia real.

Eventualmente explotó y “reprendió” a Harry diciendo: “¿No puede simplemente ir a verlo y hacer que esto se detenga?”.

Publicidad

Sin embargo, debido a que su hijo sabía sobre la “furia” de Thomas por haber sido excluido por su hija, el duque de Sussex trató de explicarle a su padre por qué su esposa no podía reparar su relación.

En cambio, le dijo a Charles que Meghan no llamaría a Thomas por un problema con el teléfono. Según habría dicho Harry, su esposa pensaba que su padre no tenía su teléfono con él.

También pensaba que su correo electrónico estaba “comprometido”, pero el príncipe de Gales no entendió las explicaciones. Las excusas irritaron a Charles y a la Reina.

Publicidad

Les costaba creer que la duquesa no pudiera resolver sus diferencias con su progenitor. La monarca supuestamente se unió al padre de Harry para una conferencia telefónica con los duques de Sussex.

Los dos instaron a Meghan a que fuera a los Estados Unidos para reconciliarse con Thomas. Para consternación de la reina, la duquesa rechazó la sugerencia.

Supuestamente, les dijo que “era completamente irreal pensar que podía volar discretamente a México, y llegar sin previo aviso a su puerta”, pues presuntamente no tenía medios de comunicación segura con su padre.

Publicidad

Ella no quería ir “a un lugar y residencia que nunca había visitado o conocido, en un pequeño pueblo fronterizo”.

Luego agregó: “De alguna manera espero hablar en privado con mi padre sin causar un frenesí de atención e intrusión de los medios que podría traer más vergüenza a la familia real”.

Ninguna de las partes estaba complacida cuando concluyó la conferencia telefónica. Más tarde, la esposa de Harry confesó que, desde que se casó, se había vuelto “especialmente sensible” con miembros de la familia de su esposo y quería complacerlos.

Publicidad

Por otro lado, el duque de Sussex sentía que su esposa necesitaba ser protegida y simpatizaba con su resentimiento por el enfoque de la monarca en la jerarquía. Mientras visitaba el Castillo de Mey, Meghan supuestamente se quejó de que “ellos” no “entendían”.

Las personas de las que se quejaba incluían a Camilla, que no estaba segura del futuro de Harry. No mucho después de eso, en enero de 2020, los Sussex revelaron que se alejarían de los roles reales principales después de reflexionar y discutir internamente durante meses.

Publicidad

FALLARON EN PROTEGER A LOS SUSSEX

Durante su entrevista reveladora con Winfrey, Meghan confesó que tenía mucho que “lamentar”. Ella dijo: “Perdí a mi padre. Perdí un bebé. Casi pierdo mi nombre”. Y agregó: “Está la pérdida de identidad. Pero todavía estoy de pie”.

La duquesa de Sussex compartió sus esperanzas de que los espectadores se dieran cuenta de que había otro lado de la historia de ella y su esposo, además de lo que se decía en los medios.

Aunque su relación con Thomas no mejoraba, el vínculo que trataba de construir con la familia real también sufría.

Publicidad

La duquesa le reveló a Winfrey que no tardó en enterarse de que la monarquía no la protegería después de casarse con Harry.

Sin dar ejemplos, Meghan dijo que la familia de su esposo mentía para proteger a otros miembros, pero decía la verdad cuando se trataba de ella o de Harry.

Publicidad

Aunque había desavenencias entre los Sussex y el resto de la familia real, parecía haber esperanza para su relación con la Reina. En abril de 2022, Harry le contó al programa “Today” sobre su vínculo con su abuela.

Publicidad

Reveló que la había visitado en el Reino Unido desde que se mudó a su nuevo hogar en los Estados Unidos, y que ella estaba bien. Harry y Meghan también se encontraron con Charles durante su breve visita antes de viajar a los Juegos Invictus en los Países Bajos.

Lee más: Meghan tenía "miedo" de hablar sobre su herencia: su madre de color fue confundida con una niñera

El duque de Sussex compartió que él y su abuela tenían una relación sincera, y la reina expuso su “gran sentido del humor”. Harry y su esposa tomaron el té con la monarca, y él se aseguraba de que ella estuviera protegida y rodeada por las “personas adecuadas”.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Fans critican a Harry y Meghan por darle foco al drama: la reina "quiere que se marque la línea", afirma experto

24 de julio de 2022

William "siente la pérdida" de Harry, así que Kate intenta "desesperadamente" reunir a los hermanos de nuevo, afirma fuente

16 de julio de 2022

William y Kate no hicieron "ningún esfuerzo" por presentarles a sus hijos a Lilibet, a quien la reina considera "adorable", afirma experto

03 de julio de 2022

Meghan Markle pide desestimar demanda "sin fundamento" de su hermana: la duquesa afirma que ella no la conoce

08 de julio de 2022