logo
 facebook.com/angels.above.31
facebook.com/angels.above.31

Mamá biológica no puede visitar a hijo enfermo para despedirse: él muere horas después por la crueldad de su madre adoptiva

Vanessa Guzmán
11 ago 2022
03:50

Cada madre biológica comparte una conexión con su hijo; en el caso de Laura Corkill, el sistema no lo reconoció. Lamentablemente, debido a las restricciones que se le impusieron, no pudo ver a su hijo antes de su prematura muerte como resultado de la crueldad de una madre adoptiva.

Publicidad

Laura Corkill de Whitehaven, condado de Cumbria en Inglaterra, se convirtió en madre de su hijo, Leiland-James Michael Corkill, en 2019. Esta no fue su primera vez como madre, pero la llevó a la experiencia más traumática.

Corkill, a quien ya le quitaron dos hijos mayores, luchó como pudo para tener a su tercer hijo bajo su custodia, pero resultó inútil. La seguridad social enajenó con éxito a madre e hijo, pero la consecuencia fue la muerte prematura del bebé.

TRAICIONADA POR EL SISTEMA

Publicidad

Esta es la historia de una madre que se sintió traicionada por el sistema que se suponía debía proteger a su bebé. Laura se sintió abandonada debido a su historia, sobre la que tenía muy poco control.

Lo ocurrido con Laura es una muestra de que las personas nunca deben ser definidas por sus problemas del pasado, especialmente cuando hay evidencia de mejoría.

Corkill no era nueva en la maternidad. Ya tenía dos hijos antes de su tercer embarazo, pero la maternidad no resultó tan favorable como esperaba. Sufrió en manos de una pareja que no la amaba y que abusaba de ella física y emocionalmente.

Laura siempre entraba y salía del hospital después de los efectos del abuso; también sufrió abortos espontáneos. Eventualmente, la inglesa reunió el coraje para buscar ayuda. En medio de todo, sus hijos le fueron arrebatados. Le tomó tiempo aceptar tal realidad; incluso tuvo un colapso mental.

"De lo que no se dieron cuenta es que yo pude haber sido la víctima, pero también era la protectora de mis hijos mayores", dijo.

Pero el mundo de Corkill brilló con esperanza cuando quedó embarazada de su tercer bebé, Leiland-James. Iba a ser un nuevo comienzo, o eso pensaba ella.

Publicidad

PREPARADA PARA RECIBIR A SU HIJO

Quedar embarazada de su tercer bebé llevó a la desconsolada madre a sentirse feliz. Se obsesionó con convertirse en la mejor mamá para su tercer hijo y nunca quiso ser marcada por sus problemas pasados.

"Quería hacer cualquier cosa y todo lo posible, para asegurarme de que los servicios sociales no pusieran sus manos sobre esto. Estaba en las nubes. No escuché nada de los servicios sociales hasta las 22 semanas", reveló.

Publicidad

Los servicios infantiles necesitaban asegurarse de que estaba lista, por lo que enviaron a un trabajador de servicios sociales para hacer un seguimiento de la mejora de Corkill.

Según Laura, la primera trabajadora social quedó impresionada por su progreso; ella revisó meticulosamente la casa y la condición de la futura madre. Estaba segura de que había recorrido un largo camino dentro de la mejoría.

Su conversación con la trabajadora social encendió un fuerte sentido de esperanza, y Corkill se preparó más para recibir a su bebé en casa una vez que naciera. Compró una cuna y diseñó una linda habitación, pero nunca la usó.

Se contrató a un segundo trabajador social para evaluar a la futura madre y se colocó a Corkill en varios cursos de evaluación para padres. Aunque pasó las pruebas, los servicios sociales estaban decididos a retirar a su hijo después de su nacimiento. Según su confirmación, ella no estaba en un buen lugar para brindar todo el apoyo y la atención que su hijo necesitaría.

Publicidad

EL NACIMIENTO Y ADIÓS DE LEILAND

Mientras relataba las primeras horas después de su parto, Corkill confesó que estaba asombrada por el recién nacido. Había nacido después de una cesárea de emergencia y llegó justo a tiempo para las vacaciones de diciembre.

"Recuerdo sus grandes ojos brillantes. Estaba feliz, llena de alegría. Tenía muchas ganas de traer a mi bebé a casa", manifestó.

Desafortunadamente, su alegría duró poco. Se dio cuenta de que los trabajadores sociales se habían llevado al recién nacido cuarenta y ocho horas después de su nacimiento en el Hospital West Cumberland.

El mundo de Corkill se derrumbó. Fue devastador aceptar la derrota; que su hijo no volvería a casa. Sin embargo, luchó para redimir las posibilidades.

Corkill se enfrentó al trabajador social que retiró al bebé de su cuidado, pero se encontró con una conclusión decepcionante; le dijeron que el papeleo había sido enviado a su abogado, pero afirmó que era falso.

Publicidad

Alegaron que se envió el papeleo a la madre biológica de Leiland-James, pero ella lo negó. Corkill sostuvo que sus afirmaciones eran falsas.

Si bien no está claro qué lado dice la verdad, la historia de Corkill parece poseer cierta autenticidad, ya que luchó por recuperar a su hijo y el sistema se opuso con vehemencia.

Según algunos miembros del equipo de Women Out West, una organización que apoyó a Corkill, la partida de Leiland-James fue repentina e inesperada. Confirmaron las acusaciones de Laura de que los trabajadores sociales no se acercaron a ella y agregaron que no fueron escuchados cuando intentaron intervenir.

Publicidad

MADRE E HIJO DESTROZADOS

A pesar de las súplicas y la confrontación, Leiland-James se mantuvo apartado de su madre. En cambio, se mantuvo bajo el cuidado de sus padres adoptivos. Corkill estaba agradecida con la cuidadora de su hijo, pero "todavía esperaba que él volviera a casa".

Programaron una rutina semanal en un centro de contacto administrado por el consejo para ayudar a madre e hijo a conectarse.

En última instancia, esto aumentó la alegría en su corazón, ya que lo abrazaba y jugaba con él durante las visitas. Corkill trató de extender su tiempo, pero su petición fue rechazada.

"El contacto significó mucho para mí. Incluso les pedí que lo extendieran a unas dos horas. Pero no lo hicieron. No confiaba en ellos (los trabajadores sociales), pero estaba dispuesta a cooperar para recuperar a Leiland", precisó Laura.

Publicidad

LA SEPARACIÓN MÁS BRUTAL

El vínculo entre madre e hijo era perfecto. Corkill insistía en pedir que le devolvieran a su hijo. Sin embargo, el Consejo del Condado de Cumbria tenía otros planes; lo dieron en adopción. Laura quedó devastada cuando se enteró. Aunque el Consejo afirmó que le informaron, ella dijo que todo era falso.

A pesar de las desgarradoras noticias, la madre de Leiland-James quería conocer a sus padres adoptivos, Laura y Scott Castle, antes de la adopción formal. Pero explicó que los trabajadores sociales lo hicieron imposible siguiendo con muchas más excusas.

El Consejo confirmó su inocencia, insistiendo en que querían organizar una reunión, pero necesitaban que las partes involucradas estuvieran emocionalmente preparadas. Sin embargo, Corkill no creyó en la explicación. "Pensé que algo andaba muy mal. Automáticamente pensé: 'Está siendo abusado'", dijo.

Publicidad

LA MUERTE

En enero de 2021, Leiland-James, fue puesto en adopción temporal con Laura Castle. Poco después, fue ingresado en un hospital. Su madre adoptiva llamó a los servicios de emergencia y reveló que no reaccionaba.

Castle insistió en que el niño se había golpeado la cabeza después de caerse de un sofá. Aunque se notificó a Corkill que su hijo había sido hospitalizado, no revelaron la ubicación.

No fue hasta veinticuatro horas después que se informó a la madre biológica que su hijo había sido trasladado al Hospital Infantil Alder Hey en Liverpool.

Corkill esperó un taxi supuestamente arreglado enviado por el Consejo, pero nunca llegó. Afortunadamente, sus amigas de Women Out West organizaron el transporte.

Cuando Corkill llegó al hospital, su hijo ya había muerto; aun así, se le negó el contacto con él. Sin embargo, los instintos maternales de Corkill sabían que la muerte del niño no fue un accidente. Según ella: "Dije que quienquiera que lo haya tenido lo había matado. El cirujano me dijo 'teníamos sospechas de esto y se inició una investigación tan pronto como Leiland-James ingresó al hospital'".

Tras las investigaciones, se creía que Castle maltrataba al niño física y emocionalmente. Los mensajes de texto entre ella y su esposo mostraban a la pareja insultando a Leiland-James.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

El Consejo alegó que se había llevado a cabo una revisión de los cuidados brindados al niño y que tenían la intención de rechazar la solicitud de adopción de Castle. Sin embargo, cuando la mujer se enteró, reveló que su familia se había enamorado del adorable niño pequeño y que no renunciarían a él.

En mayo, Castle fue sentenciada a dieciocho años de cárcel, mientras que su esposo fue absuelto de permitir la muerte del niño.

Corkill culpa tanto al asesino como al sistema. Se refirió a Castle como un "monstruo sádico" y agregó: "¿Por qué lo colocaron allí? ¿Por qué les tomó tanto tiempo darse cuenta? Deberían haber cancelado la orden de adopción".

Laura acusó al Consejo de tratar de controlar su vida. Según ella, querían que el bebé fuera cremado. Sin embargo, se mantuvo firme y se negó a ser derrotada.

Publicidad

Leiland-James fue enterrado cerca de la casa de Corkill. Ella expresó: “Intentaron controlarme al 100%, pero no funcionó. Intentaron hacerme olvidar que era madre, pero eso nadie me lo puede quitar”.

Sin duda, el pasado de Laura influyó en su futuro de dos maneras. Estaba decidida a proteger a los suyos tras la ausencia de sus hijos mayores. Pero desafortunadamente, los servicios sociales consideraron que ella era incapaz.

En consecuencia, su conclusión condujo a un final fatal, mucho peor de lo que temían que le hubiera pasado al niño si hubiera estado con su madre biológica.

Esta historia demuestra que ser madre implica paciencia, amor y sensibilidad. Si bien los servicios sociales están diseñados para atender a niños indefensos, deben estar dispuestos a actuar de manera rápida, razonable y empática.

Publicidad
Publicidad
info

AmoMama.es no promueve ni apoya violencia, autolesiones o conducta abusiva de ningún tipo. Creamos consciencia sobre estos problemas para ayudar a víctimas potenciales a buscar consejo profesional y prevenir que alguien más salga herido. AmoMama.es habla en contra de lo anteriormente mencionado y AmoMama.es promueve una sana discusión de las instancias de violencia, abuso, explotación sexual y crueldad animal que beneficie a las víctimas. También alentamos a todos a reportar cualquier incidente criminal del que sean testigos en la brevedad de lo posible.

Publicaciones similares

La traición de mi hijo fue simplemente un cuchillo oxidado en mi espalda

10 de abril de 2024

Madre de una novia provoca acalorado debate sobre su vestido en la boda de su hija: "Impactante"

03 de julio de 2024

Una superestrella adoptó a este niño — Fue la mejor madre hasta el día en que huyó con pocos céntimos en el bolsillo

01 de abril de 2024

Mi esposa nos abandonó a mí y a nuestro hijo cuando era un bebé, llamándolo "carga" – Su reciente mensaje me hizo palidecer

21 de junio de 2024

Tengo miedo de dar a luz por culpa de mi suegra

23 de abril de 2024

Mi cuñada me trata como una niñera gratis para su hija, pero esta vez le he dado el llamado de atención que se merecía

10 de mayo de 2024

Entregué las cartas de mi difunta esposa a nuestras hijas en su graduación, eso puso nuestras vidas patas arriba

03 de julio de 2024

El único hijo vivo de Priscilla Presley se convirtió en padre de familia después de "meterse en líos" por culpa de su famosa madre

07 de junio de 2024

Mi mujer me ofreció como voluntario para ayudar a su familia en la mudanza mientras ella iba a un partido de hockey con su amigo - Le di una lección

27 de mayo de 2024

5 famosos cuyos hermanos se parecen a ellos: Fotos

19 de abril de 2024

Lebron James conoció a Savannah a los 17 años - Se han convertido en la "mejor pareja" del mundo

22 de marzo de 2024

Me alejé de mi suegra por lo que le dijo a mi hija sobre mí cuando llegué al hospital

22 de marzo de 2024

Mi hijo me pidió urgentemente que volviera a casa porque temía por su madre - Mi mundo se derrumbó cuando entré a la casa

10 de mayo de 2024

LeBron James, estrella de la NBA, fue "nómada" hasta los 9 años y una persona le ofreció cobijo

22 de marzo de 2024