logo
Flickr / Queen of Tarts
Fuente: Flickr / Queen of Tarts

Niña ayuda a su pobre madre con las tareas del hogar: halla la llave del baúl de antigüedades del bisabuelo - Historia del día

Georgimar Coronil
14 sept 2022
03:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Miriam trabajaba horas extra para comprarle a su hija Olivia los útiles escolares, ya que pronto empezaría las clases. A pesar de su corta edad, Olivia entendía el sacrificio que hacía su madre y decidió ayudarla limpiando su casa.

Publicidad

"¡Voy a limpiar la casa como lo hace mi madre en los hoteles!", dijo Olivia a la señora Pereira, la vecina que la cuidaba cuando Miriam tenía turnos extras en el trabajo. La mujer mayor no podía cuidar a la niña todos los días, pero ayudaba a Miriam siempre que podía, pues sabía lo que era criar a un niño sola y sin dinero.

Miriam era camarera en una gran cadena hotelera y a menudo se llevaba a Olivia al trabajo, aunque no estaba permitido. La niña tenía que esconderse en su carrito de camarera y solo salía para ayudar a su madre a limpiar algunas habitaciones.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Ese día, Olivia estaba en casa con la Sra. Pereira de niñera y quiso ayudar a su madre. Se subió a un taburete y lavó los platos lo mejor que pudo con la ayuda de la vecina.

La Sra. Pereira sonreía viendo a la niña hacer lo que podía. También cambiaron las sábanas y trataron de usar la aspiradora, aunque eso era más difícil para las pequeñas manos de la niña.

En algún momento, la señora Pereira se cansó y se sentó un rato, pero Olivia quería seguir. Así que se dirigió a la estantería de su madre y empezó a quitar el polvo. Sacó los libros que podía alcanzar y les quitó la suciedad. Por desgracia, cuando intentó devolver un libro a su lugar en la estantería, otros cayeron al suelo con un fuerte golpe.

Publicidad

"¡Niña! ¿Qué ha pasado? ¿Estás bien?" La Sra. Pereira se había quedado dormida y se despertó sobresaltada con el ruido. Corrió a ayudar a Olivia.

Lee también: Niña vende sus muñecas favoritas para reparar el vehículo averiado de mamá: la familia recibe uno nuevo al día siguiente - Historia del día

"Se han caído algunos libros. Estoy bien", respondió Olivia.

"Está bien, cariño. Pero tienes que tener cuidado. Algunas de estas cosas son demasiado pesadas para ti", dijo la mujer.

"¿Qué es eso?", preguntó Olivia. La señora Pereira miró hacia abajo para ver dónde señalaba la niña. Una llave de aspecto antiguo estaba junto al último libro en el suelo. Al parecer, se había caído de entre sus páginas.

Publicidad

"Es una llave", dijo la señora Pereira, tomando ambos objetos y dándoselos a Olivia.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

"¿Para qué servirá?", preguntó la niña.

Publicidad

"Tienes que preguntarle a tu mamá. Ahora, vamos a preparar algo de cenar". Olivia dejó la llave y el libro sobre la mesita.

Cuando Miriam llegó a casa del trabajo, cenó con Olivia y la señora Pereira, y se despidió de la amable mujer. Después, Olivia y ella limpiaron juntas la cocina y la niña por fin se acordó de la llave.

"¡Mamá, mira lo que he encontrado!", se apresuró a llevar el libro y la llave a la cocina. Sus ojos eran curiosos y brillantes mientras se los mostraba a su madre.

"Oh, Dios mío... esa llave... ¡no la había visto en años! Me había olvidado de ella", respondió Miriam.

Publicidad

"¡Estaba en este libro!", afirmó Olivia.

"Sí, era el libro favorito de mi abuelo, Alicia en el País de las Maravillas", reveló la madre, cogiendo el ejemplar de tapa dura y mirando la portada.

"¿Para qué sirve la llave?", preguntó la niña.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

"Bueno... es la llave de un tesoro", reveló la madre. "Un tesoro que había olvidado por completo".

Miriam le dijo a Olivia que se quedara en la cocina mientras ella iba al ático y recuperaba un cofre antiguo que había pertenecido a su abuelo. Nunca vio el contenido de este cofre, pero su abuelo había afirmado que contenía tesoros. Tal vez fuera cierto.

"¡Vamos a abrirlo!", expresó la niña.

Abrieron el cofre y descubrieron algunas joyas, monedas antiguas, fotografías, una pequeña estatuilla y algunas cartas antiguas. Olivia estaba emocionada viendo y tocando todos los objetos. Pero pronto llegó la hora de acostarse.

Publicidad

Lee también: Solo el nieto más joven ayuda a la abuela a renovar su casa: luego ella invita a los 3 nietos al despacho del abogado - Historia del día

Miriam volvió a mirar el baúl cuando su hija estaba dormida. No estaba segura de si estos objetos serían valiosos, pero podrían solucionar sus actuales problemas de dinero. Necesitaba comprarle a su hija ropa, zapatos y posiblemente otras cosas. No quería que Olivia se sintiera menos que los demás niños en su primer día de colegio.

Al día siguiente, fue a varias tiendas de antigüedades y de empeño, preguntando lo que la gente pagaría por los artículos. Por desgracia, la mayoría de los empleados de las tiendas dijeron que no pagarían más de 450 dólares por las monedas, las joyas y la estatuilla. Era una cantidad decente y, tras visitar la tercera tienda, Miriam pensó en venderla.

Publicidad

Sin embargo, decidió probar suerte en una tienda más, un establecimiento de aspecto antiguo que llevaba más tiempo que ella. El dueño de la tienda, que era un anciano.

"Señora, las otras tiendas tenían razón. Esto no vale más de 450 dólares", afirmó, pero miró fijamente el cofre. "Sin embargo, este cofre... bueno, es una belleza, y está bien conservado. Le daré 2.000 dólares por él más los 450 dólares por los objetos. ¿Qué dice?".

Los ojos de Miriam se abrieron de par en par y asintió rápidamente con la cabeza. El hombre le dio el dinero de inmediato. Su hija recibiría los mejores materiales para su escuela, y ella ahorraría el resto para cualquier otra cosa que Olivia necesitara en el futuro. Su niña era su principal prioridad, y Miriam invertiría todo lo que pudiera en su educación.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

¿Qué podemos aprender de esta historia?

La educación de tu hijo debe ser siempre una prioridad: Miriam sabía lo importante que era para Olivia empezar bien su vida escolar y quería que a su hija no le faltara nada. Se esforzaba por ello y vendería cualquier cosa para asegurarlo.

Publicidad

Educa a sus hijos para que entiendan que hay que trabajar duro para obtener las cosas: Incluso a su corta edad, Olivia sabía lo mucho que trabajaba su madre y decidió ayudar en la casa.

Comparte esta historia con tus amigos. Puede que les alegre el día y les inspire.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Mujer pobre mira de cerca el relicario que un mendigo le dio hace 27 años y se da cuenta de que puede pagar todas sus deudas - Historia del día

07 de junio de 2022

Solo el nieto más joven ayuda a la abuela a renovar su casa: luego ella invita a los 3 nietos al despacho del abogado - Historia del día

01 de septiembre de 2022

Madre en duelo ve a chica idéntica a su difunta hija durmiendo en la calle: se hacen una prueba de ADN - Historia del día

28 de agosto de 2022

Niño resigna un viaje escolar para ayudar a abuelo solitario a plantar árboles: encuentra un archivo de viejas fotos enterrado - Historia del día

10 de septiembre de 2022