logo
Niños caminando. | Foto: Shutterstock
Fuente: Niños caminando. | Foto: Shutterstock

Hermanos escapan de casa para visitar la tumba de mamá: ven a su madrastra llorando allí luego - Historia del día

Vanessa Guzmán
28 sept 2022
01:00
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Cuando Daniel y Gina se escaparon de la casa para visitar la tumba de su amada madre un día, no esperaban encontrarse con Lucy, la mujer que temían que reemplazaría a su mamá, llorando allí.

Publicidad

Lucy nunca esperó finalmente encontrar a alguien a la edad de 35 años, y mucho menos a alguien tan dulce y sincero como Henry.

Había pasado un año desde que Henry y sus dos hijos se mudaron a la casa al otro lado de la calle. En los primeros días, en el vecindario, Lucy supo que no había ninguna mujer en la casa. Habían pasado dos noches seguidas con la alarma de humo sonando y se percibía el olor a comida quemada desde la residencia de sus nuevos vecinos.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Lucy finalmente decidió ofrecer un pequeño gesto de ayuda: un tazón grande de pastel de pollo, una hogaza de pan casero y pastelillos.

"Por favor, acepte esto. Es un amistoso 'hola' de una vecina preocupada", dijo Lucy.

"¿El olor es tan malo?”, bromeó Henry Fue entonces cuando compartieron una risa por primera vez. Y eso marcó el comienzo de su amistad, y más tarde un amor que se sintió digno de toda la vida.

Seis meses después, Lucy se casó con Henry y se mudó con él, su hijo Daniel de 9 años y su hija Gina de 13 años.

Y aunque Daniel adoraba a Lucy e incluso la llamaba "mamá" a veces, Gina no podía soportar la idea de tenerla a ella cerca.

Publicidad

Hacía berrinches cuando estaba con Lucy, tratando de que se sintiera fuera de lugar y no invitada en su vida. Pero un día, cuando Henry decidió dar un paso audaz, Gina perdió por completo el control de su ira.

Lee también: Niño de 4 años llora cuando su nueva madrastra lee sus votos durante la boda

"¡Niños, mamá ha hecho el desayuno!"

Esta fue la primera vez que Henry usó la palabra "mamá" para Lucy. Daniel saltó hacia la mesa del desayuno como si nada nuevo hubiera pasado. Pero Gina entró gritando.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

"¡Papá! ¿Cómo te atreves a llamarla nuestra mamá? Teníamos una mamá. La amábamos. Tú la amabas, ¿recuerdas? Y luego, sí, ella murió. Puede haber sido hace dos años, pero siempre será la única mamá en todas nuestras vidas. No puedes simplemente quitarnos eso".

Gina señaló con un dedo a Lucy con desdén y escupió: "Crees que eres genial, crees que papá te quiere. Bueno, déjame que te lo aclare: no importa cuántos desayunos hagas, cuántas veces peines o ayudes a Daniel. ¡NUNCA serás nuestra mamá! ¡Nunca!".

Al decir esto, Gina se echó a llorar y salió de la casa a la escuela, y Daniel corrió detrás de ella.

Lucy estaba de pie frente a la encimera de la cocina, temblando por la intensidad de la ira que acababa de recibir. "Lo siento, Lucy, fue mi culpa. No debí soltarle la palabra. Y debí haberla detenido. Hablaré…"

Publicidad

"No, Henry. Sé que tienes buenas intenciones. Pero no, no la convenzas de nada. Gina puede sentir lo que siente por mí", dijo Lucy. "La niña amaba a su madre, y esto es solo una señal de cuánto. Déjala en paz, cariño. Las cosas mejorarán".

Durante las próximas semanas, Lucy siguió estando ahí para los niños, como siempre. No había señales de amargura o enojo de su parte, incluso después de todo lo que Gina le había dicho.

En todo caso, Lucy se mostró más cariñosa y obediente con los hijastros que antes. Se despertaba media hora antes de lo habitual para poder preparar el desayuno. Se aseguró de que las cosas de los niños estuvieran bien arregladas e incluso, se enfrentó a un chico que se burlaba de Gina por su nuevo corte de pelo.

Publicidad

A pesar de todo esto, Gina seguía siendo grosera con Lucy. De hecho, muchas veces la adolescente trató de convencer a su hermano de que su madrastra era mala. A veces, los chicos lograban escabullirse para visitar la tumba de su difunta madre. Lucy se quedaba muy preocupada por ellos, pero Gina simplemente se encogía de hombros.

Era pasada la hora del almuerzo de un domingo por la tarde. Lucy tomó una decisión impulsiva, y su corazón se aceleró.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

Se fijó que Henry y los chicos estuvieran bien y vio que estaban durmiendo la siesta en sus habitaciones. "Aquí está mi oportunidad", pensó Lucy, mientras se cambiaba de ropa, tomaba su bolso y salía lentamente de la casa.

Lo que no sabía era que mientras Harry roncaba, Gina y Daniel solo fingían dormir. Y aunque Lucy se escapó, los niños también tenían su propio plan secreto.

El camino hacia el cementerio estaba embarrado, pero Daniel y Gina desafiaron los charcos y el suelo resbaladizo para llegar allí.

Todo el tiempo, Gina no podía quitarse de encima las preguntas que resonaban en su mente. "¿Adónde se escapó Lucy? ¿Se estaba reuniendo con alguien? Tengo que decírselo a papá cuando lleguemos a casa", decidió.

Publicidad

Gina y Daniel dieron los últimos pasos en el camino vacío antes de que el chico dijera: "¡Mira! ¿No es Lucy? ¡Y está hablando con... mamá!".

Gina se sorprendió y se puso helada. Daniel tenía razón. Lucy estaba arrodillada y llorando frente a la lápida de su amada mamá.

Los hermanos curiosos querían escuchar a escondidas lo que decía su madrastra. Evitando las ramitas que harían ruido al romperse bajo sus zapatos, Gina y Daniel caminaron hasta un árbol justo detrás de Lucy.

"María, son niños increíbles. Quiero decir, Daniel es un rompecorazones. Su rostro y su dulce voz me hacen sonreír. Ahora también le va mucho mejor en la escuela. Así que deja de preocuparte por eso. Pero Gina...".

Publicidad

Gina se sorprendió al escuchar su nombre y se inclinó para escuchar más de cerca.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

"Gina tiene mucho dolor, María. Espero que sepas cuánto te ama. Está enojada y Henry se preocupa un poco por eso. Pero reconozco ese enojo. Es la única forma en que puede expresar su amor y dolor de manera correcta. Ahora sé que tú también te preocuparías por ella si estuvieras aquí. Pensarías: ¿qué va a hacer esta Lucy por mis hijos cuando apenas los conoce desde hace un año?”.

Publicidad

"Quiero que sepas que no tengo todas las respuestas en este momento. Pero no descansaré hasta que tus hijos se sientan amados. No descansaré hasta que se sientan seguros, cómodos y capaces de ser felices sin la culpa. Sé que es tu Henry de quien me enamoré, ¡pero son tus hijos los que me han robado el corazón! Y estaré allí para ellos, siempre”.

Lee también: "Gracias por ser la mamá que necesitaba": Mujer de 21 años le pide a su madrastra que la adopte

“Los amaré con todo mi corazón, tal como tú lo harías. No sé por qué tuve ganas de decirte esto hoy, pero bueno, lo dije. Si no es mucho pedir, envíame una señal... y sabré que todo estará bien".

Publicidad

En ese momento, Gina y Daniel corrieron hacia Lucy y la abrazaron con fuerza. "¡Lo siento mucho!", dijo Daniel, llorando. "Yo también lo siento. Te he molestado mucho sin darme cuenta de lo amable y amorosa que estabas siendo en realidad. Lo siento... ¡Mamá!", expresó Gina, quien se sorprendió de que la palabra le saliera naturalmente.

De regreso a casa, Henry se asombró de verlos regresar por dos razones: una, no se había dado cuenta de que todos se habían ido, y dos, porque se estaban llevando muy bien.

"¡¿Hola?! Yo también soy parte de esta familia, ¿recuerdan?", dijo Henry, interrumpiendo una divertida conversación entre Lucy y los niños, y sintiendo una gran felicidad por su primer abrazo grupal.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

¿Qué podemos aprender de esta historia?

Sé amable con los corazones afligidos, déjalos sanar lentamente: Así como Lucy no quería que Gina se sintiera apurada por superar el dolor de perder a su madre, es importante permitir que las personas lloren a su manera, durante el tiempo que lo necesiten.

Publicidad

Enfréntate a la ira con amabilidad siempre que puedas: Lucy tenía todas las razones para estar enojada con Gina o para reprenderla por ser irrespetuosa. En cambio, eligió mostrar amabilidad y cuidado, lo que ayudó a que la chica cambiara de opinión.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Anciana con pierna fracturada yace inmóvil en cama: una noche ve a su yerno entrar a escondidas en su habitación - Historia del día

01 de junio de 2022

Anciana solitaria teje calcetines para vecino pobre: más tarde, él le pide que sea su abuela - Historia del día

27 de julio de 2022

Hombre rico hospeda a hermana pobre: en la mañana ve que ella se fue y dejó a un niño que él no sabía que existía - Historia del día

02 de agosto de 2022

Pobre anciana encuentra carrito lleno de comida en su puerta cada mañana: se despierta temprano para averiguar por qué - Historia del día

03 de julio de 2022

Mujer que espera una herencia se indigna cuando su abuela rica se casa con un hombre más joven - Historia del día

29 de mayo de 2022

Mujer pobre aborrece a su vecina rica hasta que tiene que vivir con ella en la misma casa - Historia del día

10 de julio de 2022

Esposa se entera de que su marido, que nunca quiso tener hijos, tiene otra mujer y 5 hijos - Historia del día

02 de junio de 2022

Hijo recibe invitación para el funeral de su madre: llega a la tumba y escucha su voz detrás de él - Historia del día

27 de agosto de 2022

Niño se niega a ayudar a su abuela con su celular hasta que él depende de la señora para usarlo - Historia del día

17 de junio de 2022

Hombre en avión recoge foto que dejó caer el pasajero a su lado y reconoce a la esposa que perdió hace 17 años - Historia del día

03 de junio de 2022

Vecinos celebran Halloween en agosto para un niño y asisten días después a su funeral - Historia del día

04 de septiembre de 2022

Conserje escolar le pide a chico huérfano que lo sustituya por 1 día: regresa en un auto de lujo y lo adopta - Historia del día

28 de julio de 2022

Abuela a la que le prohibieron visitar a su nieta ve a la niña subirse a un auto con un extraño - Historia del día

19 de junio de 2022

Hijo invita a su madre divorciada a cita en un café: ve a docenas de hombres en su puerta al día siguiente - Historia del día

22 de septiembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited