logo
Niño rezando en una iglesia. | Foto: Shutterstock
Niño rezando en una iglesia. | Foto: Shutterstock

Niño huérfano reza en la iglesia para que su madre venga por él: "Vine por ti", oye un día - Historia del día

Vanessa Guzmán
10 oct 2022
04:20

Un niño huérfano lloraba en una iglesia, rogando a Dios que enviara a su mamá para que lo fuera a buscar. Poco después se puso pálido cuando una voz dijo: “Te llevaré”.

Publicidad

Los niños abandonados por sus padres experimentan una cadena de emociones. Alan, de seis años, era uno de esos niños abandonados y anhelaba ver a su madre, pero nunca había tenido esa oportunidad.

Un día, en un encuentro fortuito en la iglesia, el mundo del pequeño cambió. Estaba llorando, rogándole a Dios que le enviara a su mamá. Le decía cuán diferente sería su mundo si ella estuviera con él.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

“Querido Jesús, dicen que escuchas todo. Mis tutores en la casa de acogida me dijeron que te pidiera todo lo que necesitaba. Quiero a mi mami. ¿Puedes enviármela?”.

Alan lloraba mientras miraba el crucifijo. Sus ojos estaban rojos, y sus mejillas rosadas y húmedas. “Mi niñera me dijo que respondes a las oraciones de todos. Entonces, ¿por qué no respondes a las mías?”.

Publicidad

El vestíbulo resonaba con los fuertes gritos de Alan. Estaba desconsolado. No quería volver al refugio, donde los niños a menudo se burlaban de él.

Constantemente se burlaban diciéndole que su madre nunca regresaría y que no tenía más remedio que esperar a que alguien lo adoptara.

“A nadie le interesaría llevarse a un llorón como tú”, era una de las cosas más duras que había escuchado de otros niños en el refugio. Alan lloró con todo su corazón ese día, exigiendo a Dios una respuesta.

“¡Alan, shhh!”, su tutora, Nancy, interrumpió. “Estás en una iglesia. Cállate y no llores. La gente te está mirando. Por favor, cálmate”.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Alan trató de controlar sus lágrimas. Siguió mirando el crucifijo hasta que vio a una mujer con una niña entrar en la iglesia. Ya no pudo contener las lágrimas y comenzó a llorar de nuevo.

“Jesús, no me estás respondiendo. Por favor, quiero estar con mi mami como esa niña. ¿Por qué no contestas? ¿Por qué no me has dicho nada? Sra. Nancy, ¿por qué Jesús no me responde? Usted me dijo que respondía a todas nuestras oraciones, pero ¿por qué no me ha dicho nada?”.

Nancy miró al niño y sonrió ante sus inocentes preguntas.

“Te llevaré”, dijo de repente una voz de mujer detrás de él. "Mi bebé, vine por ti. Por favor, deja de llorar”.

Alan y Nancy se sobresaltaron. Se dieron la vuelta y detrás de ellos estaba la mujer con la niña que el pequeño había visto momentos antes.

“¡Alan, mi niño! He venido por ti. He venido para llevarte a casa”, dijo la mujer.

“¿Quién es usted? ¿Cómo sabe el nombre del niño?”, preguntó Nancy, abrazando al pequeño con fuerza.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

“Mi nombre es Ana. Soy la madre de Alan. Vengo aquí todos los días para verlo y asegurarme de que esté bien”.

“¿Su hijo? ¿Tiene alguna prueba?”.

Ana sacó una foto de ella sosteniendo a un bebé recién nacido en sus brazos. “Lo dejé en la puerta del albergue hace seis años”.

“Esto es increíble. Así se veía Alan cuando lo recogí en el umbral de la puerta en esa noche lluviosa. Escuché los fuertes llantos de un bebé afuera en el patio y lo encontré allí. ¿Por qué abandonó a su bebé? ¿Cómo puede ser una madre tan cruel?”.

Ana comenzó a llorar y contó la historia más triste de su vida.

Hace seis años, tenía 16 y accidentalmente había quedado embarazada. Cuando le reveló eso a su novio, él la dejó y se mudó a otro estado. Incluso bloqueó su contacto. Los padres de Ana le aconsejaron interrumpir el embarazo, pero ella no pudo hacerlo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

“Mis padres me dijeron que abandonara a mi bebé o me olvidara de ellos y del legado que heredaría. Era demasiado ingenua y joven para convertirme en madre, así que dejé a mi bebé recién nacido en el refugio y seguí adelante”.

Ana agregó que había terminado la universidad y se había casado con otro hombre. La niña que estaba con ella, Amy, era su hija de ese matrimonio.

“Hacía lo mejor que podía, pero no podía olvidar a mi hijo. Visito esta iglesia a menudo para verlo desde la distancia. Pero después de escucharlo llorar por su madre hoy, no pude contenerme más. Quiero llevarlo a casa conmigo”.

Poco después, Ana comenzó los trámites legales para recuperar la custodia de Alan. Ella se hizo pruebas de ADN con él, y estas revelaron que eran madre e hijo con una coincidencia del 99 por ciento. Llevó a Alan a casa con éxito y restableció su relación, pero eso tuvo un alto precio.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Los padres de Ana se volvieron contra ella y la aislaron de sus vidas y de su testamento. Peor aún, su esposo se volvió contra ella a pesar de saber la verdad sobre su pasado.

“Me casé contigo porque habías sido honesta sobre tu relación fallida con tu exnovio y habías pensado que nunca volverías a querer a ese niño. Pero ahora, incluso tus padres te han repudiado”.

“Mira, no estoy dispuesto a criar al hijo de otro hombre. Estoy dispuesto a apoyar financieramente a mi hija, pero nuestro matrimonio ha terminado”, dijo su esposo Jason, quien inmediatamente solicitó el divorcio.

Ana y él se divorciaron poco después. La madre obtuvo la custodia de su hija y estaba encantada de tener a Alan de vuelta.

“Nunca más vuelvas a pedirnos dinero”, fueron las últimas palabras que escuchó de sus padres, y Ana estuvo de acuerdo con eso. Sentía que su vida estaba completa, incluso sin la aprobación de sus padres ni su dinero.

Se mudó al extranjero con sus dos maravillosos hijos, consiguió un buen trabajo y espera vivir una vida feliz.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Dios responde nuestras oraciones. Cada vez que Alan iba a la iglesia, lloraba y le pedía a Dios que le enviara a su madre. Un día, sus oraciones fueron respondidas cuando escuchó una voz que se ofrecía a llevárselo, y resultó ser su mamá.
  • No abandones a tus hijos y los castigues por un error que hayas cometido. Cuando Ana quedó embarazada a los 16 años, sus padres le dijeron que abandonara al bebé. Ella les obedeció y siguió adelante, sin saber cómo eso afectaría a su hijo mientras crecía.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

4 historias reales de abuelas que tienen que elegir entre cuidar a sus nietos o tener tiempo para ellas

11 de abril de 2024

Hombre descubre que sus hijos gemelos son en realidad sus hermanos - Historia del día

22 de febrero de 2024

3 historias impactantes de suegras que se pasaron de la raya con sus nietos

21 de marzo de 2024

¿Me equivoco al hacer que mi esposo elija entre su madre y yo tras el nacimiento de nuestro bebé?

08 de febrero de 2024

Gente comparte sus peores historias con su suegra

01 de febrero de 2024

Padre descubre que sus hijos gemelos son en realidad sus hermanos - Historia del día

19 de enero de 2024

¿Estoy actuando mal por arruinar la boda de mi hijo?

15 de enero de 2024

Mi hijo no paraba de llorar después de que mi madre se mudara a casa - Descubrí la sorprendente verdad a pesar de las dudas de mi mujer

29 de abril de 2024

Estudiante grita cuando ve a su maestra por primera vez: "Mi papá tiene una foto tuya" - Historia del día

06 de marzo de 2024

Los padres de un hombre suplican reconciliarse tras rechazar a su nieto, son humillados en el cumpleaños del niño

01 de marzo de 2024

Mi prometido empezó a actuar de forma sospechosa antes de nuestra boda - Su secreto quedó al descubierto al intercambiar nuestros votos

17 de abril de 2024

Pareja adopta a niño de 6 años, al día siguiente lo encuentra alimentando a un bebé desconocido en su habitación - Historia del día

28 de febrero de 2024

Fiesta de revelación de sexo se tuerce cuando esposo declara a esposa embarazada que es estéril - Historia del día

22 de enero de 2024

3 historias desgarradoras en las que padres solteros se enfrentaron a lo peor

09 de abril de 2024