logo
Mujer mayor con un gato. | Foto: Shutterstock
Fuente: Mujer mayor con un gato. | Foto: Shutterstock

Señora mayor en hogar de ancianos adopta a una gata callejera sin saber que será recompensada con una nueva familia - Historia del día

Vanessa Guzmán
04 nov 2022
03:30
Compartir
FacebookFacebookTwitterTwitterLinkedInLinkedInEmailEmail

Una mujer mayor en un hogar de ancianos es sorprendida por la aparición de una gata en su habitación. Ella la cuida hasta que encuentran a su dueño, que resulta ser alguien de su pasado.

Publicidad

Miau…

Los maullidos despertaron a Ruth de su siesta vespertina. Ella estaba durmiendo en su habitación en un hogar de ancianos.

El viento que entraba por la ventana la sobresaltó un poco. Había olvidado cerrarla, y parecía que la lluvia iba a venir pronto. Entonces notó una gata sentada en la ventana.

"¡Oh! ¿Qué haces aquí?", dijo dulcemente y se levantó para acercarse a la gata que seguía maullando mientras caminaba de un lado a otro en el alféizar de la ventana.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Ruth se acercó a la gata y la acarició. El felino que parecía ser un vagabundo, debido a la ausencia de un collar, llamó su atención.

La mujer mayor tomó en brazos a la linda gatita y la abrazó contra su pecho. Se sentó en el sillón del rincón para seguir dándole cariño a la minina.

Pronto, alguien entró. "Sra. Ruth, ¿qué es eso? Usted sabe que aquí no se permiten mascotas", dijo la enfermera Francis, fingiendo regañarla.

"Yo no la traje aquí. Trepó por mi ventana y me despertó con un maullido. ¿Pero no es linda?", dijo Ruth, efusivamente mientras besaba a la gata, a la que no parecía importarle ser el centro de atención.

Publicidad

"Por supuesto, es linda", asintió la enfermera y acarició a la gata también. "Hmmm, no tiene collar. ¿Podría ser una gata callejera?".

Lee también: Pareja de ancianos es guiada por un gato hasta una bolsa negra: ven una mano pequeña adentro - Historia del día

"Sí, o tal vez, el collar se le cayó del cuello. O se escapó. Ya sabes... los gatos no son como los perros. Les gusta su independencia", agregó Ruth a la conversación.

"Sí, pero igual podría haber alguien buscándola. No puede quedarse aquí". La enfermera negó con la cabeza.

"¿No pueden hacer una excepción? Ella es la primera criatura que me visita aquí", rogó Ruth, con la voz llena de tristeza.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

La enfermera Francis frunció los labios y miró a la mujer mayor con lástima. "Ok, bueno. ¿Qué tal si la mantenemos en secreto por ahora? Veré qué puedo traer para alimentarla. Ella también necesita agua. Pero si alguien se entera, yo no tenía idea de nada de esto, ¿entendido?”.

Publicidad

"¡Gracias, cariño!", respondió Ruth, su tristeza se convirtió rápidamente en alegría.

Durante los días siguientes, Ruth se sintió mucho mejor. La gata se acurrucaba con ella por la noche y quería que la acariciaran constantemente. Con la ayuda de la enfermera, se lo ocultó a los demás, pero otras enfermeras y el personal pronto descubrieron su secreto. Aun así, nadie dijo nada.

Todos sabían de la soledad de Ruth. No era raro que un residente de un hogar de ancianos no tuviera visitas o familiares cerca, pero siempre era desgarrador. Ruth parecía estar de mejor humor gracias a la gata, lo que era excelente para su salud.

Publicidad

Entonces, la mascota se mantuvo en secreto, y pronto comenzaron a llamarla Enfermera G para mantener las apariencias. Era su pequeño código secreto.

Menos de dos semanas después de que la enfermera G entrara en la habitación de Ruth, la enfermera Francis encontró su collar. "Creo que este collar tiene que ser suyo. Deberíamos llamar. Puede que haya una familia tratando desesperadamente de encontrar a su gata", le dijo a Ruth.

La mujer mayor miró con anhelo a su mascota, sin querer separarse de ella. Pero la enfermera tenía razón, así que la dejó llamar a los dueños. Afortunadamente, la familia de la gata estaba desesperada por encontrarla y no vivía lejos.

Publicidad

"Estarán aquí en unos minutos. La dejo sola para que se despida", dijo la enfermera Francis y salió de la habitación de Ruth, cerrando la puerta suavemente.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Ruth simplemente tomó en brazos a la gata, se sentó en su silla y la acarició, agradeciendo al felino por ser su compañía durante los últimos días. Había sido hermoso tenerla cerca. Tener algo que cuidar, alguien a quien amar y acariciar. La mujer mayor nunca había tenido mascotas en su vida y ahora sabía por qué la gente las adoraba.

Por desgracia, vino el dueño de la gata y, para su sorpresa, era Miguel.

"¡Miguel! ¡Soy yo! ¡Ruth!", le dijo, cuando la enfermera Francis lo acompañó a la habitación.

Al principio, el hombre inclinó la cabeza confundido y entrecerró los ojos hacia la mujer mayor. "¿Señora Ruth?", dijo después de un minuto, sonriendo lentamente.

Publicidad

"¡Sí, soy yo!", dijo la mujer mayor alegremente, y se abrazaron. Ruth había cuidado a Miguel durante mucho tiempo hasta que se convirtió en un adolescente y ya no la necesitaba.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

La gata se dirigió directamente a Miguel, frotando su cuerpo sobre él, lo que confirmó que él era su dueño. Miguel explicó que se había escapado durante una tormenta eléctrica y que su familia había estado muy preocupada tratando de encontrarla.

"Me alegro de que haya venido aquí entonces. Probablemente, estaba buscando un lugar seguro", comentó Ruth y fue a acariciar a la gata por última vez. "Gracias por hacerme compañía. Te amo".

"Mis padres nunca me dijeron que te habías mudado a un hogar de ancianos", dijo Miguel cuando estaba a punto de irse y observó la pequeña habitación. Se paró con la gata en sus brazos, y era como si no quisiera irse todavía.

Publicidad

"Bueno, vinieron a despedirse de mí cuando me mudé. Tus padres siempre fueron muy amables conmigo", recordó Ruth, sin saber qué más decir.

"Escucha, ¿qué tal esto? ¿Puedes visitarnos en algún momento? ¿Está permitido? Puedo recogerte, para que puedas conocer a mis hijos y podamos cenar o algo así", sugirió Miguel. "Piensa en ello como un agradecimiento por cuidar a Luna. Ese es su nombre".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Oh, bueno, por supuesto. ¡Me encantaría!". Ruth aceptó con calma, pero por dentro tenía muchas ganas de salir. No tenía familia cerca, y nunca la visitaban ni la llamaban.

"Ok, genial. ¿Puedes venir conmigo esta noche?", preguntó Miguel, y Ruth estaba ansiosa por contárselo a la enfermera Francis.

Lee también: El gato de mi abuela decidió cuál de sus nietas recibiría su herencia - Historia del día

La visita a la casa de Miguel fue fantástica. Sus hijos estaban muy agradecidos de que ella hubiera encontrado a Luna y les encantaba recibirla. Su cena se convirtió en un acontecimiento semanal.

Publicidad

Pronto, los padres de Miguel comenzaron a visitarla en el hogar de ancianos. Ruth no lo sabía, pero Miguel les había suplicado después de ver lo sola que realmente había estado Ruth.

Y durante el resto de sus días, la anciana siempre tenía algo que esperar cada semana. En muchos sentidos, la gata le había dado una familia y Ruth no podría haber estado más agradecida.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • Para una familia, una mascota es más que un animal que deambula por la casa: Los dueños de mascotas saben cuán importantes pueden llegar a ser estos animales para el hogar. Por eso Miguel estaba buscando a su gata perdida. Ruth descubrió esto después de estar con Luna solo unos días.
  • Algunas cosas suceden por una razón: Aunque la gata se escapó de la casa con miedo, era como si estuviera destinado a aparecer en el alféizar de la ventana de Ruth.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicaciones similares

Enfermera recibe la herencia de paciente anciano 1 día después de encontrar una vieja foto de su madre en su bolso - Historia del día

22 de agosto de 2022

Niño corre a la casa de anciana tras escuchar accidentalmente sus gritos de ayuda en un teléfono público - Historia del día

08 de agosto de 2022

Indigente repara el techo de una anciana abandonada por su hijo: ella le cumple el sueño de su infancia a cambio - Historia del día

04 de octubre de 2022

Niño pobre visita las tumbas de sus antepasados: halla un mapa en la del tatarabuelo de su abuelo - Historia del día

02 de septiembre de 2022

Hombre cuida a su abuela y el resto de la familia la ignora hasta que ella hace público su testamento - Historia del día

23 de septiembre de 2022

Niño promete regar las plantas de la anciana cuando ella se muda a un asilo: halla una nota en la tierra - Historia del día

16 de agosto de 2022

Militar le compra flores a un niño que suplica por ellas: luego encuentra el ramo en la tumba de la mujer que amaba - Historia del día

06 de octubre de 2022

Adolescente pobre deja la universidad de sus sueños para cuidar a su abuela: luego se convierte en dueño de hotel 5 estrellas - Historia del día

10 de octubre de 2022

Joven ayuda a anciana ciega a llegar a casa: ella lo recompensa llevándolo a refugio subterráneo en el bosque - Historia del día

26 de agosto de 2022

Niño finalmente es adoptado después de 5 familias adoptivas en 5 años: la madre biológica lo encuentra 1 día después - Historia del día

17 de agosto de 2022

Repartidor lleva comida gratis a anciana solitaria cada día: ella lo sigue para averiguar quién paga - Historia del día

14 de agosto de 2022

Le escribí a mi hijo a diario desde el ancianato sin recibir respuesta hasta que vino un desconocido para llevarme a casa - Historia del día

31 de agosto de 2022

Enfermera despedida invita a indigente a sentarse con ella en un café: al otro día la busca una limusina - Historia del día

26 de julio de 2022

Mujer se burla de vieja caja de música que su esposo compró en el mercado por su cumpleaños, así que él le pide que la abra - Historia del día

20 de julio de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2022 AmoMama Media Limited