logo
Mujer amamantando a un bebé. | Foto: Flickr/boetter (CC BY 2.0)
Fuente: Mujer amamantando a un bebé. | Foto: Flickr/boetter (CC BY 2.0)

Pobre madre de 4 hijos amamanta al bebé hambriento de una extraña: la invitan a vivir en una mansión como recompensa - Historia del día

Vanessa Guzmán
06 ene 2023
20:15

Una madre pobre de cuatro hijos que tiene un recién nacido atiende al bebé hambriento de un extraño amamantándolo. Semanas más tarde, su vida da un giro y su amabilidad vuelve a ella de una forma inesperada.

Publicidad

La vida de Carla giraba en torno al trabajo. La pobre madre soltera de cuatro hijos trabajaba en un hospital, haciendo turnos largos y extra para mantener a flote a su familia y apenas tomando tiempo libre para ella.

Sus vecinos describían su trabajo como 'duro'. Pero eso no es lo que realmente pensaban. En realidad, la gente consideraba repugnante el trabajo de Carla porque limpiaba los desechos de los pacientes. Se ocupaba de los fluidos corporales del paciente y limpiaba las sábanas y los pisos sucios del hospital.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Su uniforme azul del hospital se había convertido en su identidad, y ya no la llamaban Carla. Se había convertido en 'la enfermera Carla'.

Pero lo que la mayoría de la gente no sabía era que la enfermera Carla también tenía una familia. Una grande e infeliz. Infeliz porque su esposo había muerto, dejándola sola con sus cuatro hijos, y su anciana madre, que vivía con ella y cuidaba de sus hijos, se debilitaba y adelgazaba cada día.

"Mamá", le dijo Carla un día. "Creo que todo esto te está afectando... cuidando a los niños. Te mereces algo mejor, así que he decidido dejar de hacer turnos extra. Quiero estar en casa y ayudarte".

Publicidad

"Cariño", dijo su madre. "No es mi papel de abuela lo que me está agobiando. ¡Odio ver a mi hija con el uniforme todo el tiempo! ¡Odio ver esas bolsas oscuras debajo de tus ojos! Cariño, debes dejar de preocuparte. Tienes que dejar de trabajar todo el tiempo y pensar en tu vida. Todavía eres joven".

Lee también: Oficial de policía amamanta a bebé abandonado, luego es llamada por su jefe

Cuando Carla se miró al espejo ese día, se dio cuenta de que su madre tenía razón. Su rostro, una vez sonriente, estaba arrugado, triste y cansado. Se había dejado ir después de la muerte de su marido.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Pero Carla tenía responsabilidades sobre sus hombros. Su casa necesitaba reparaciones extensas y había cuentas por pagar. Eso importaba más que las arrugas que arruinaban su bonito rostro. Se dijo a sí misma que no le importaba usar su uniforme todo el tiempo mientras su familia no se fuera a la cama con hambre.

Así que Carla se fue a trabajar al día siguiente, descartando lo que había dicho su madre. El día resultó más o menos igual, pero cuando se iba después de su turno, vio una camilla irrumpir en el hospital, llevando a una mujer que estaba inconsciente y gravemente herida.

Lo que rompió el corazón de Carla fue que la joven no estaba sola. Un bebé, probablemente de unos meses, fue llevado de urgencia al hospital con ella.

Publicidad

Resultó que la mujer y su bebé habían tenido un terrible accidente automovilístico, y debido a que el teléfono de la mujer quedó completamente destrozado en el accidente, las autoridades no pudieron comunicarse con sus familiares. Los policías estaban tratando de localizar a su familia, pero no habían tenido éxito.

Carla decidió quedarse atrás para ver cómo estaba la joven madre y su bebé. Afortunadamente, el niño estaba a salvo, pero estaba llorando. Llorando amargamente por el hambre.

Ese gemido desgarrador conmovió a Carla. El bebito lucía débil y frágil. No podía soportar verlo así.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Enfermera Janet", dijo, con la mirada fija en la pobre alma. "Se está muriendo de hambre. Creo que deberíamos darle de comer".

"Oh, es un recién nacido, cariño, y será mejor si lo amamanta", explicó la enfermera de 60 años. "Eso es lo que dijo el doctor. Necesitamos…".

"¡LO HARÉ!". Carla se ofreció de inmediato. "Yo también tengo un bebé. Mi hija... solo tiene cuatro meses. La amamanto y puedo hacer eso por él".

"¿Tienes un hijo? ¡No lo sabía!".

"Cuatro", dijo Carla con una sonrisa amable. "Tengo CUATRO hijos. ¡Los he amamantado a todos!".

Publicidad

Así que Carla habló con el médico y le permitieron amamantar al niño. Al principio, le resultó difícil porque el bebé no se prendía rápidamente, pero todo salió bien. Gracias a ella, el pequeño se adormeció poco después y durmió plácidamente esa noche.

La pequeña alma no tenía idea de que su madre estaba en una condición terrible. La mujer no recuperó el conocimiento durante semanas, por lo que Carla siguió amamantando al niño.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Unsplash

Publicidad

Para decirlo suavemente, eventualmente se estaba cansando. Con el trabajo, el cuidado de sus propios hijos y el cuidado del bebé, que se quedaba temporalmente en su casa porque necesitaba estar cerca de él para amamantarlo, todo era muy estresante.

Pero Carla lo rodeó de amor. Los dulces llantos del niño llenaron su hogar de risas y alegría nueva. Lo llevaba al hospital con ella cuando iba a trabajar y luego regresaban juntos a casa. Atendió al bebé como si fuera suyo, olvidándose de sus propios problemas, hasta que su madre recuperó la conciencia.

Durante tres semanas, Carla amamantó al niño y su madre se lo agradeció.

Publicidad

"Muchas gracias, enfermera", le dijo a Carla cuando la conoció. "Lo que has hecho por mi hijo... Nunca podré devolverte el favor. Mi esposo y yo estamos divorciados y no tengo familia aquí. Gracias por lo que hiciste... Escuché que te ofreciste a cuidar de mi bebé".

"Está bien, señora", dijo Carla. "Yo también soy madre y puedo entender lo difícil que es ver a su hijo llorar de hambre".

Carla no sabía que esta amabilidad volvería a ella de una manera inesperada. Pronto recibiría una invitación, una extraña, que cambiaría su vida.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Unos días después, un domingo por la mañana, un auto lujoso se detuvo justo afuera de la casa de Carla. Sus hijos, tres niños pequeños, estaban jugando en el patio y se detuvieron cuando vieron el auto GRANDE y brillante.

"¡Mami!", gritó su hijo menor, corriendo adentro. "¡Alguien ha venido a nuestra casa en un auto caro!".

Carla salió, limpiándose las manos con una toalla para ver a la mujer cuyo bebé había amamantado semanas atrás. Su nombre era Ana.

"¿Ana?", ella lloró. "¡Qué agradable sorpresa! ¿Cómo está el bebé, Carlos?".

"Está muy bien. Lo dejé durmiendo en casa una vecina", dijo Ana con una sonrisa. "¿Puedo entrar?".

Publicidad

"Oh, sí, sí, por favor", respondió Carla, invitándola a entrar. Estaba un poco avergonzada por sus condiciones de vida, pero a Ana no parecía importarle en absoluto.

"Sé que esto puede parecer muy repentino, pero me preguntaba si te gustaría trabajar para mí", dijo Ana mientras se acomodaba en el sofá de la sala. "Necesito que estés allí para nosotros, enfermera Carla".

Carla estaba atónita. "¡Yo… yo no entiendo!".

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

"Necesito a alguien de confianza para cuidar a mi hijo, y estoy dispuesta a pagarte diez veces más de lo que paga el hospital", dijo Ana.

"Pero no es exactamente por eso que estoy aquí. Tenemos mucho dinero, pero Carlos y yo hemos estado solos, y nos encantaría tener una gran familia con nosotros. Tenemos una casa grande con mucho espacio, créeme. Entonces, ¿qué piensas? ¿Tú y tu familia estarían felices de mudarse con nosotros?”.

Ana tenía razón. Tenía mucho espacio no solo en su casa sino también en su corazón. Quería a Carla como cuidadora de Carlos, pero más que eso, como familia. Y Carla apreció eso.

"¡Sí, eso sería maravilloso!", dijo entre lágrimas.

Publicidad

Así que Carla vendió su antigua casa y se mudó con Ana.

Lee también: Mamá amamanta a su hija de 7 años antes y después de la escuela: dice que es completamente natural

Desde entonces, las dos mujeres se han convertido en las mejores amigas y se tratan como familia. Los llantos, las peleas y las oleadas de risas de sus hijos llenan ahora la gran mansión de Ana. Y el pequeño Carlos está rodeado de una gran familia. Una feliz y amorosa.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La amabilidad a veces se recompensa de las maneras más sorprendentes: Carla cuidó al bebé de Ana sin esperar nada a cambio, pero su amabilidad volvió a ella en forma de una nueva amistad y un hogar lleno de amor.

  • El amor de una madre no tiene límites: Carla ya tenía demasiadas responsabilidades sobre sus hombros, pero saltó para ayudar a Ana y amamantó a su bebé durante tres semanas. Todo porque no soportaba ver a un bebé llorando de hambre y a otra madre angustiada.

Esta pieza está inspirada en historias de la vida cotidiana de nuestros lectores y escrita por un escritor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes son solo para fines ilustrativos. Comparte tu historia con nosotros; tal vez cambie la vida de alguien. Si desea compartir su historia, envíela a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Feligreses ignoran a hombre sucio e inconsciente afuera de la iglesia hasta que aparece una niña a su lado - Historia del día

08 de octubre de 2022

Mamá ahorra $120 mil para la educación de su hijo: tras su muerte, el chico descubre que el dinero no está - Historia del día

10 de agosto de 2022

Huérfano rico visita a su familia adoptiva 10 años después de mudarse: halla casa en ruinas allí - Historia del día

05 de diciembre de 2022

Anciana comienza a trabajar en hogar comunitario tras enterarse de que los 3 hijos de su vecina fueron llevados allí - Historia del día

16 de agosto de 2022

Anciana no puede pagar los víveres para la cena: halla bolsas llenas de comida al regresar a casa - Historia del día

21 de agosto de 2022

Pasé mi cumpleaños 75 solo en un hogar de ancianos: 2 hijos y 4 nietos de los que no sabía nada me visitaron - Historia del día

25 de octubre de 2022

Anciano organiza fiesta de cumpleaños para el hijo de madre militar, un bus lleno de soldados llega a su finca después - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Hermanos pobres ayudan a anciano discapacitado con su finca por años: hallan accidentalmente fajos de dinero en el granero - Historia del Día

22 de agosto de 2022

Adolescente pobre deja la universidad de sus sueños para cuidar a su abuela: luego se convierte en dueño de hotel 5 estrellas - Historia del día

10 de octubre de 2022

Después de un viaje laboral de su marido, esposa descubre una nota con las palabras "Te extraño, papi" - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Chofer de bus nota que un niño no se bajó en la última parada: "¿Puedo pasar la noche aquí?", pregunta el chico - Historia del día

21 de agosto de 2022

Adolescente es la única que cuida a su abuelo anciano: él la echa cuando cumple 18 - Historia del día

05 de septiembre de 2022

Niño muere intentando alimentar a su mamá enferma y 3 hermanos: amable desconocida adopta a la familia poco después - Historia del día

06 de octubre de 2022

Viudo lucha por criar a sus hijos y cuidar de su suegra: luego se entera de herencia de $300.000 - Historia del día

06 de diciembre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited