logo
Mujer guardando cosas en una caja | Foto: Getty Images
Mujer guardando cosas en una caja | Foto: Getty Images

Señora renuncia a su trabajo de años tras pelear con su jefe: pronto regresa a la oficina para botarlo - Historia del día

Mayra Pérez
30 dic 2022
15:00

María trabajó en la misma empresa toda su vida, y renunció tras una gran discusión con su jefe. Unas semanas más tarde, un giro del destino la hizo regresar con un ascenso y la capacidad de despedir a su antiguo supervisor.

Publicidad

Inmediatamente después de graduarse de la universidad, María fue contratada como aprendiz en una gran corporación, con excelentes posibilidades de ascenso. Sería capacitada por los mejores en el negocio.

A través de los años, se ganó el aprecio y respeto de los directivos. Ella trajo grandes resultados para la empresa y fue responsable de las campañas más exitosas.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Muchos años después, fue contratado un nuevo gerente en Recursos Humanos. Su función era crear diferentes programas que promovieran el equilibrio entre la vida laboral y personal de los empleados y crear incentivos para inspirarlos a la excelencia laboral.

Durante las primeras semanas, organizó entrevistas individuales con el personal, para conocerlos. Cuando fue el turno de María, entró a la oficina del nuevo gerente con una sonrisa en su rostro.

Publicidad

"Buenos días", dijo ella, extendiendo una mano para que él la estrechara. "Soy María, soy la gerente sénior de experiencia del cliente".

"Buenos días", dijo Daniel, sin levantar la vista ni moverse de su asiento. "Saltemos las formalidades. Por favor, siéntate", dijo, señalando el asiento frente a su mesa.

"Qué mal educado", pensó María. Supuso que el nuevo gerente estaba cansado por todas las personas a las que había tenido que entrevistar antes, así que lo dejó pasar.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

"Entonces, ¿Cuáles son tus aportes a la empresa? Me gustaría saber un poco más sobre ti y tu trabajo", preguntó Daniel.

"Llevo 35 años trabajando en esta empresa. Me encargo de la experiencia del cliente", comenzó a explicar.

Publicidad

Antes de que pudiera decir algo más, la distrajo la expresión de asombro en el rostro del nuevo gerente cuando mencionó que había estado en la empresa durante 35 años.

"Eso es mucho tiempo… ¡Es casi mi edad!", exclamó. "¿Cuántos años tienes?".

"Acabo de cumplir sesenta años", respondió María. "El equipo que manejo aquí en la oficina me mantiene joven y activa", señaló con una sonrisa en el rostro.

En lugar de sonreír, Daniel tenía una expresión desconcertada en su rostro. "¿60? ¿No deberías estar jubilada?", preguntó con franqueza.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

María estaba bastante incómoda con la agresividad pasiva del hombre, así que decidió confrontarlo. "No me agrada el tono de tu voz ni tu lenguaje corporal", admitió María. "¿Tienes un problema conmigo?".

Publicidad

"No", respondió el gerente. "Tengo un problema con la forma en que lideras el equipo de experiencia del cliente a tu edad. ¿Qué sabes sobre nuestro mercado objetivo? ¿No debería ocupar tu puesto alguien de la misma generación que nuestros consumidores?", preguntó.

"Bueno, eso es bastante grosero", dijo María, sintiendo sus mejillas arder de ira. "Nuestros jefes no me mantendrían en este cargo si no pensaran que soy capaz. Cuando conozcas más de la empresa, entenderás por qué he estado aquí durante 35 años".

Daniel se encogió de hombros. "¿O tal vez es hora de que aceptes el hecho de que el puesto es mejor para alguien más joven? A tu edad, deberías estar con tu familia, disfrutando el tiempo que te queda", sugirió una vez más.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

María negó con la cabeza. No estaba dispuesta a darle a ese hombre la satisfacción de verla partir. Salió de su oficina y continuó trabajando en un programa que el director ejecutivo de la compañía llamó "una obra de arte".

Después de lanzar su campaña más reciente, María se encontró nuevamente con el señor Daniel, quien le preguntó: "¿Cuántas campañas más tienes bajo la manga?".

"Las que sean necesarias", respondió María.

"O tal vez puedas darle oportunidades al resto de tu equipo", sugirió Daniel. "Tendrían ideas nuevas y frescas si les permitieras tomar el control".

En este punto, María había tenido suficiente. No podía entender cuál era el problema del gerente con ella, pero no seguiría discutiendo. "¿Sabes qué? Bien", respondió ella. "Renuncio", dijo, caminando directamente a la oficina para buscar sus cosas.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"¿A dónde vas, María?", preguntaron algunos de sus compañeros de oficina.

"¡Ve y pregúntale al señor Daniel!", dijo antes de entrar al ascensor sin mirar atrás.

María pasó el siguiente par de semanas en casa con sus nietos. Si bien se dio cuenta de que pasar tiempo con su familia durante un período prolongado de tiempo era agradable, aún extrañaba trabajar en la oficina.

Un día, mientras ella y sus nietos estaban en una feria, recibió una llamada del director general de la empresa. "Me acabo de enterar de la verdadera razón por la que decidiste renunciar", le dijo. "¿Por qué no me dijiste que el nuevo empleado te estaba molestando?".

"No me sentía cómoda causando conflictos. Ya no quería discutir con él, así que le di lo que quería", admitió María honestamente.

"Bueno, María, para ser sincero, preferiría que se fuera él antes que tú. Los resultados de nuestras campañas de experiencia del cliente ya no son tan buenos como cuando las manejabas. Te necesito de vuelta, por favor", suplicó.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

"No puedo estar en la misma área que Daniel", le dijo María al director. "¡Va a seguir molestándome por mi edad!", dijo, recordando todas las veces que se sintió deprimida por sus ataques.

"Bueno, serás promovida a socio gerente. Él ya no podrá hablarte de esa manera. Y en este momento, estamos dudando sobre la necesidad de su cargo. Una vez que regreses, debes verificarlo. No creo que esté aportando mucho a la empresa", le dijo el director.

María aceptó regresar con el ascenso. Descubrió que estaban operando con gastos excesivos porque habían contratado personal redundante. Una posición que se consideró innecesaria fue la del señor Daniel, por lo que fue despedido.

A partir de ese momento, el departamento de Recursos Humanos puso mayor énfasis en la calidad del trabajo de cada empleado, independientemente de su edad. María pudo poner su experiencia y capacidad al servicio de la empresa por muchos años más.

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Imagen con fines ilustrativos | Foto: Unsplash

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • La edad no define las capacidades de una persona: El señor Daniel pensó que María era demasiado mayor para trabajar para la empresa y no dejaba de acosarla para que se jubilara, hasta lograr que renunciara.
  • Respeta a tus compañeros de trabajo y trátalos como quieres que te traten a ti: María se sintió agredida por el señor Daniel, y prefirió renunciar a seguir tolerando sus insinuaciones. Su ausencia perjudicó a la empresa, y la directiva le suplicó que regresara.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

Tras años de búsqueda, una mujer encuentra a su padre en la residencia donde trabaja - Historia del día

27 de octubre de 2023

Papá promete a su hija cumplir cualquier deseo, ella lo viste para ir a trabajar al día siguiente - Historia del día

16 de noviembre de 2023

"Pide lo que quieras": Millonario encuentra a la mujer que lo salvó al caer a las vías del tren 31 años atrás - Historia del día

11 de noviembre de 2023

40 historias de empleados que fueron despedidos en su primer día de trabajo

17 de octubre de 2023

Adolescente deja la universidad y trabaja para ayudar a su mamá enferma, desconocido le da todo el dinero para su tratamiento - Historia del día

11 de septiembre de 2023

Hombre lleva a mujer a casa, su marido y hermanos acuden a él pocos días después - Historia del día

31 de octubre de 2023

Gerente de tienda echa a mamá de 3 hijos por llevarse comida caducada, se disculpa después de que su jefe interviene - Historia del día

22 de septiembre de 2023

Conserje solitario da hamburguesa a huérfano que tenía 2 días sin comer; 1 año después, el niño lo llama "papá" - Historia del día

14 de octubre de 2023

Abuelo solitario se ve obligado a pasar hambre tras el aumento del precio de los medicamentos de su nieta - Historia del día

27 de septiembre de 2023

Mujer descubre a esposo quitándose anillo de boda cuando sale de casa, lo sigue una vez - Historia del día

29 de septiembre de 2023

Gerente de restaurante insulta a visitante latino sin saber que viene a comprar el local - Historia del día

07 de noviembre de 2023

Cuidé de mi marido discapacitado durante 9 años, un día llegué temprano a casa y lo vi de pie - Historia del día

25 de octubre de 2023

Mujer rica insulta a anciana pobre en salón de la ópera hasta que de repente aparece en escena - Historia del día

12 de octubre de 2023

Joven pareja se conoció junto a una rocola, 60 años después volvieron allí para un último baile - Historia del día

06 de noviembre de 2023