logo
Gemelos recién nacidos en una cama | Foto: Flickr/goldberg (CC BY 2.0)
Fuente: Gemelos recién nacidos en una cama | Foto: Flickr/goldberg (CC BY 2.0)

Mi suegra de 51 años me rogó que adoptara a sus gemelos recién nacidos tras su muerte - Historia del día

Unos meses después de dar a luz a sus gemelos, mi suegra de 51 años me suplicó entre lágrimas que los adoptara después de su muerte. No pude contener las lágrimas cuando hizo otra revelación desgarradora.

Publicidad

Mi vida estaba en la cima de la dicha. ¿Qué más podría pedir que un hermoso nidito lleno de amor y calidez? Fui bendecida con mi amado esposo, William, y nuestros tres hijos pequeños, quienes hicieron mi vida más feliz y ocupada cada día.

No éramos muy adinerados, pero siempre teníamos razones para celebrar cada pequeña alegría que se nos presentaba, y el vigésimo séptimo cumpleaños de William marcó otro día importante de fiesta, diversión y tiempo en familia.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

Organizamos una fiesta de cumpleaños en nuestra casa e invitamos a mis suegros, familiares y amigos. Todo estaba yendo bien. La risa se extendió por nuestra pequeña casa y la alegría llenó nuestros corazones cuando William hizo un brindis.

Fue entonces cuando mi suegra, Marla, intervino e hizo otro brindis.

“¡¡Por mis dos bebés por nacer!!”, anunció ella, y un grave silencio llenó la habitación. Mi suegra de 50 años estaba embarazada de mellizos por FIV.

Lee más: Viudo lucha por criar a sus hijos y cuidar de su suegra: luego se entera de herencia de $300.000 - Historia del día

Publicidad

William estaba extremadamente avergonzado. Algunos vitorearon y brindaron con mi suegra, mientras que otros comenzaron a susurrar cosas. Mi marido estaba visiblemente furioso. Tomé su mano y le hice un gesto para que mantuviera la calma.

“Podemos hablar de esto más tarde, cariño. La gente está mirando”, susurré.

Sabía que sería difícil para él digerir la noticia porque estábamos planeando tener otro bebé. Mientras soñábamos con volver a ser padres, mi esposo iba a ser hermano.

“Jessica, no lo entiendes. ¿Cómo pudo mamá siquiera hacer esto? Tiene cincuenta y pronto cumplirá cincuenta y uno... ¿Cómo pudo siquiera...?”, dijo William enfurecido. Estaba atrapada entre mi marido y su madre.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Sabía que mi suegra y su esposo habían estado lidiando con una crisis de relación durante mucho tiempo. Tal vez ella pensó que tener bebés podría sanar y arreglar sus diferencias.

Publicidad

No estaba segura, pero sinceramente me compadecí de mi suegra. Sabía que no era una decisión fácil que había tomado de la noche a la mañana. Ella debe haberlo pensado profundamente, y lo hizo usando todos sus ahorros.

Pasaron los meses, y una semana después de que mi suegra cumpliera cincuenta y un años, dio a luz a sus gemelos. Fue un parto complicado, así que me quedé cerca de ella en la sala de maternidad.

Pronto, todo el dolor y los problemas que había soportado se convirtieron en alegría cuando escuchó el llanto de sus dos pequeños bebés.

Ella era la más feliz, me di cuenta al mirar las interminables lágrimas de alegría que fluían de sus ojos mientras sostenía a sus pequeños. También me hizo llorar y me alegré mucho por ella.

Publicidad

Entonces, de repente, sonó mi teléfono. Podía escuchar a William sollozar, y luego tartamudeó:

“Cariño, cariño, papá tuvo un accidente. Murió en el acto”.

“¿¿QUÉ??”, pregunté, dejando caer el teléfono y mirando a mi suegra, que se veía muy feliz abrazando a sus bebés. ¿Cómo le diré que su esposo acaba de morir? Lloré fuera de la sala. Pero la verdad tenía que salir a la luz de una forma u otra.

Pasaron unos días y mi suegra empezó a preocuparse por su marido.

“Cariño”, me llamó. “¿Dónde está David? ¿Por qué no ha venido?”.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pixabay

“Mamá, vayamos a casa primero”, le dijo William. Él se quedó sin palabras después de eso. La verdad era que no sabíamos cómo decirle la verdad a su madre.

Publicidad

Llevamos a mi suegra y sus bebés de regreso a casa y, a medida que nos acercábamos a nuestra vivienda, nuestros corazones comenzaron a latir más rápido.

Mi suegra casi se desmaya después de ver la foto enmarcada de su difunto esposo rodeada de flores, coronas y velas. Ella entendió que él se había ido, para nunca volver.

Pasaron algunas semanas y, mientras el profundo dolor se iba aplacando un poco, mis hijos y yo nos convertimos en los pilares de mi suegra. La ayudamos a cuidar a sus bebés mientras superaba sus problemas posparto.

Cuando pensábamos que las cosas se habían calmado un poco, mi suegra me llamó un día y me dijo que quería compartir un secreto. Cuando me reuní con ella en privado, primero me pidió que le hiciera una promesa.

Publicidad

“Jessica, ¿adoptarías a mis bebés después de mi muerte?”, me suplicó mi suegra entre lágrimas.

“¿Qué? ¿Por qué dices eso?”.

“Porque recientemente me diagnosticaron cáncer terminal. No me queda mucho tiempo”, reveló de repente.

Me rompí en pedazos cuando escuché esto. Pero eso no fue todo. Mi suegra luego reveló un secreto aterrador que ella y su difunto esposo le habían ocultado a William durante toda su vida.

“David y yo pensamos que nuestra relación mejoraría después de adoptar a William. No fue así, pero amamos demasiado a nuestro hijo. Aunque nos seguía molestando que no pudiéramos tener hijos debido a la infertilidad de David”.

Publicidad
Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

“Sabía que era una idea estúpida, pero quería ser madre a pesar de que tenía cincuenta años, y aún no había llegado a la menopausia. Quería tener mis propios hijos, y la FIV me ayudó”.

Publicidad

“Debí haberlo hecho antes, pero el miedo a la sociedad siempre me persiguió. Entonces me di cuenta de que la sociedad no estaba pasando por mi dolor... yo sí... así que me arriesgué”.

Me sobresalté cuando supe que mi esposo era el hijo adoptivo de mi suegra. Lo peor de todo, él no estaba al tanto de esto.

“¿Cómo le diré la verdad? ¿Debería decirle y destruir su paz? ¿O me llevaré este secreto a la tumba?”, reflexioné.

Mi suegra rompió mi silencio rogándome que le prometiera que me haría cargo de sus bebés después de su muerte. Estaba desgarrada.

Lee también: Mujer adopta gemelas discapacitadas que encontró en la calle: 12 años después la hacen increíblemente rica - Historia del día

Publicidad

Ya tenía tres hijos, William acababa de comenzar en su nuevo trabajo y nuestros ingresos apenas eran suficientes para cubrir nuestros gastos.

Acoger a sus hijos significaría duplicar la responsabilidad y los gastos. Era difícil para mí decidir, pero en ese momento, no podía pensar más allá de prestar mis hombros para que ella se apoyara.

“Te lo prometo, mamá. Criaré a tus hijos como si fueran míos. Seré su madre, pase lo que pase”.

Sentía los obstáculos que se avecinaban, pero estaba preparada para enfrentar el desafío. Me crie en un refugio para huérfanos y sabía lo difícil que era vivir sin el apoyo y el amor de los padres. Pasara lo que pasara, no estaba lista para darles a los hijos de mi suegra esa vida oscura.

Publicidad

Unos meses después, mi suegra falleció debido a su enfermedad. Sabía que esto sucedería, pero no estaba preparada para que sucediera demasiado pronto.

Después de que la enterraran junto a su amado esposo, decidí revelarle la verdad a William. Sabía que lo lastimaría, pero tenía que hacerlo.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Pexels

Publicidad

“Cariño, hay algo que quiero decirte”, comencé mientras miraba profundamente los ojos llorosos de William. Era evidente que extrañaba mucho a su madre.

“Le prometí a tu madre que adoptaría a sus bebés. Nos necesitan. Tenemos que criarlos. No podemos abandonarlos, cariño”.

En ese momento, mi esposo me abrazó fuerte y comenzó a llorar en mi hombro. Me dijo que inicialmente había estado celoso de sus hermanos recién nacidos.

Pero después de que perdieron a sus padres en unos pocos meses, se dio cuenta de que esas dos pequeñas vidas inocentes lo necesitaban.

Publicidad

También había decidido acogerlos y criarlos. Mi esposo me dijo que estaba esperando para discutir esto conmigo y pedir mi permiso.

“Querida, me siento muy bendecido por tenerte. Me enseñaste el verdadero significado del amor. Me sentía avergonzado cuando mi madre tuvo a sus bebés. No la entendía. Pero ahora realmente la extraño, y quisiera decirle cuanto la amo...”, me dijo llorando.

Abracé a William y suspiré con alivio. Pero todavía había algo que molestaba mis pensamientos. ¿Debería decirle que es adoptado?

Ese día me prometí a mí misma que sería una buena madre para mis cinco hijos y me llevaría a la tumba el secreto de la adopción de mi esposo.

Publicidad

Eso no haría la diferencia porque el amor surge del corazón, no del ADN. Él amaba a sus difuntos padres, y no quería arruinar eso mientras viviera.

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Imagen con fines ilustrativos. | Foto: Getty Images

Publicidad

¿Qué podemos aprender de esta historia?

  • El amor y la bondad pueden sanar un corazón roto: Cuando Marla supo que pronto moriría debido al cáncer, le pidió a Jessica que adoptara a sus bebés. A pesar de sus luchas, Jessica estuvo de acuerdo porque amaba y simpatizaba con su suegra.

  • El dolor y el amor son como gemelos unidos: No obtienes uno sin el otro. William se sintió avergonzado cuando su madre anunció su embarazo. Incluso estaba celoso de sus hermanos recién nacidos. Pero después de que su mamá falleció, se dio cuenta de cuánto la amaba y la extrañaba.

Comparte esta historia con tus amigos. Podría alegrarles el día e inspirarlos.

Publicidad

Lee más: Madre viuda que lucha por alimentar a sus 5 hijos y a su suegra enferma recibe $5300 de remitente desconocido - Historia del día

Este relato está inspirado en la vida cotidiana de nuestros lectores y ha sido escrito por un redactor profesional. Cualquier parecido con nombres o ubicaciones reales es pura coincidencia. Todas las imágenes mostradas son exclusivamente de carácter ilustrativo. Comparte tu historia con nosotros, podría cambiar la vida de alguien. Si deseas compartir tu historia, envíala a info@amomama.com.

Publicidad
info
¡Por favor, ingresa tu correo electrónico para que podamos compartir contigo nuestras mejores historias!
Al suscribirse, usted acepta nuestra Política de Privacidad
Publicidad
Publicaciones similares

"¡Vete, vieja molesta!": abogado vuelve a su casa temprano de trabajar y escucha a su esposa haciendo llorar a su madre - Historia del día

02 de enero de 2023

Hombre llora al enterarse de que su bebé falleció en el alumbramiento: años más tarde se entera de que le mintieron - Historia del día

19 de octubre de 2022

Mi suegra me acusa de engañar a su hijo: la prueba de ADN dice que ella es la infiel - Historia del día

05 de octubre de 2022

Hombre le da comida a indigente embarazada: la ve en la tumba de su difunta exesposa una semana después - Historia del día

15 de diciembre de 2022

Dos horas después de que su marido se fuera de viaje de negocios, la esposa lo ve en el restaurante con una señora - Historia del día

11 de diciembre de 2022

Mamá cría a su hijo biológico y gemelos adoptivos como trillizos: los chicos se enteran de que no lo son cuando cumplen 18 - Historia del día

11 de noviembre de 2022

Jueza condena a padre soltero de 3 por robo sin imaginar que es el hijo que perdió años atrás - Historia del día

17 de diciembre de 2022

Hombre jura adoptar a los 3 hijos de su mejor amigo moribundo: "¿Niños? ¡De ninguna manera!", protesta su esposa - Historia del día

05 de diciembre de 2022

Cartero de 24 años me llevó a su casa después de que mi propio hijo se olvidara de mí por completo - Historia del día

15 de septiembre de 2022

Pasé casi 400 días en el hospital con mi bebé enfermo y supe que no teníamos hogar cuando nos dieron de alta - Historia del día

20 de noviembre de 2022

Recolector de basura adopta a bebé ciego abandonado en el basurero: 23 años después, el chico es dueño de empresa millonaria - Historia del día

05 de noviembre de 2022

Adopté al hijo de mi difunta esposa tras su muerte: un día vi a un chico idéntico a él lavando autos - Historia del día

23 de septiembre de 2022

Viudo tiene 3 trabajos para sacar a hija de un refugio y llevarla a casa: pronto se entera de que en realidad no es su hija - Historia del día

08 de diciembre de 2022

Madre soltera canta en el metro para alimentar a hijo enfermo: empresario oye su canción y se arrodilla llorando - Historia del día

05 de octubre de 2022

logo

AmoMama crea contenido interesante y útil para mujeres. En Amomama recogemos y contamos historias de gente de todo el mundo.

Creemos firmemente que la historia de cada ser humano es muy importante y ofrece a nuestra comunidad una oportunidad para que ninguna mujer se sienta sola en sus sueños, creencias y sentimientos. Nuestro contenido toca los corazones y no deja indiferente a nadie.

InstagramFacebookYoutube
© 2023 AmoMama Media Limited